¿Fatalismo geográfico?

A su hipertensión, diabetes mellitus e hipotiroidismo sumó Mirta Febles Febles hace algún tiempo una fortísima gripe. La familia de la mayabequense (calle 10 No. 131, entre 1ra. y 3ra., Bejucal) salió entonces, recetas en mano, a la búsqueda de los medicamentos. Como en varias farmacias de su localidad no los había, llegaron hasta La Habana; pero en la capital no les despacharon las recetas, «porque no se permite comprarlos fuera de la provincia», según les explicaron.

Fatalismo geográfico similar sintió Mirta cuando, tras casi 20 años de atenderse en el Instituto Nacional de Endocrinología, al asistir a la más reciente consulta, la doctora, muy amablemente, le comunicó «que no me puede seguir atendiendo ahí (…); tengo que atenderme en mi área de salud». Y añade la paciente que, ante la inexistencia de servicio de endocrinología en su municipio, debe desplazarse entonces hasta San José o Güines, y el transporte para esos destinos se le torna particularmente crítico; al extremo de tener que pagar máquinas para ello.

Este redactor solo añade que si bien son razonables ciertos procesos de reorganización en aras de la eficiencia de los servicios médicos, siempre estos han de ejecutarse —y controlarse sistemáticamente—, para que los pacientes no resulten afectados, como en el caso de la mayabequense. En cuanto a las farmacias, ¿no pueden hacerse «conduces» de provincia a provincia como se ejecutan intraprovinciales cuando no exista disponibilidad? Esperemos las aclaraciones del Minsap.

Se actuó según reglamento, dice cubaníquel

«Mecánico de refrigeración y clima» era la plaza en convocatoria en la UEB Nicaro, perteneciente a la Empresa de Servicios del Níquel Camilo Cienfuegos Gorriarán (ESUNi), de Mayarí, Holguín, según contaba en su carta Michel López Palmero (calle 9na., No. 7b, Santa Rita, Levisa). De esa misma especialidad, en la misma institución, había quedado disponible el holguinero el 23 de diciembre de 2011, según apuntaba en su misiva, publicada aquí el 24 de diciembre de 2016.

Por ello, al conocer de la vacante se había dirigido el trabajador al Departamento de Recursos Humanos, para indagar si le asistía derecho a esa posición. Allí le respondieron que debía esperar al final de la convocatoria; en caso de que nadie más la solicitara. Y él se preguntaba por qué.

Al respecto contesta Eder Manuel Oliveros Garcell, director general de CubaNíquel. Apunta el directivo: «El Decreto 236 Reglamento del Código de Trabajo, en el artículo 1, segundo párrafo, establece: “a la convocatoria pueden presentarse los trabajadores de la entidad; de no existir aspirantes idóneos para cubrir la plaza vacante puede seleccionarse otro personal. Previo a la formalización de la relación de trabajo se debe conocer la historia laboral de los interesados”, fundamento que avala la respuesta dada al promovente el pasado 30 de diciembre de 2016 por parte del director general y la directora de Capital Humano de la ESUNi, quienes le explicaron además los procedimientos para la selección y empleo de personal en la entidad».

En la actualidad, añade el funcionario, «Antonio Michel López se encuentra en proceso de selección para una plaza de Mecánico B en Mantenimiento Industrial en la misma empresa. Se anexa evidencia de la respuesta ofrecida al promovente, con la que manifestó estar de acuerdo».

Agradezco la respuesta. Es grato saber que ya Antonio Michel está en proceso de reincorporación laboral. Solo apunto que hubiese sido valioso se refiriera también el Director a si las normas no incluyen ningún tratamiento de excepcionalidad para empleados que anteriormente quedaran disponibles de las propias entidades.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica