Juventud Rebelde

Frente al espejo

Preguntas de Orlando

«Su trabajo Ómnibus nuevo, vicios viejos (Yailin Orta Rivero, 4 de noviembre) denuncia cosas que hacen daño al buen funcionamiento de la Revolución, que con esfuerzo adquirió los costosos ómnibus Yutong para el servicio del pueblo.

«Aún persisten dificultades como las mencionadas en el reportaje. ¿Cómo es posible que no suceda nada cuando un chofer toma de su dinero para arreglar el video, cosa que es obligación del organismo? ¿Será que después recupera ese dinero y más? ¿Cómo se permite eso? Estamos confiados de que los responsables de velar por esto tomen nota de lo expuesto y, en buen cubano, cojan la sartén por el mango.

Recientemente visité a una hermana en Puerto Padre. Hice mi cola en la terminal de Holguín y cuando llegó el ómnibus pagué por mi boleto 13 pesos. Al regreso, cuando fui a comprar el pasaje en la terminal de Puerto Padre, me exigieron pagar 54 pesos. ¿Por qué, si yo no iba hasta Santiago de Cuba, su destino? Parecida inquietud pudieron haber tenido los viajeros que iban hasta Cauto Cristo, Bayamo, Jiguaní, Baire y Contramaestre. ¿Esto lo tendrá previsto el Ministerio de Transporte? (Orlando Pérez, Holguín)

«Vuestro diario refleja la realidad que nos oculta la prensa servil del resto del mundo neoliberal. Altamente esperanzador y auspicioso fue lo sucedido en Chile (la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno). Los canales de Argentina no sabían cómo dar vuelta a las cosas para mostrar la “irrespetuosidad” de Chávez con la corona hispana y sus instrumentos... Sigan adelante». (José Jiménez)

«Tuve la oportunidad de leer el comentario titulado El río de tu aldea (Julio Martínez Molina, 21 de octubre). Me parece que es entendible la preocupación del periodista por los mensajes que se transmiten en algunos espacios de la TV, pero no creo que Tonita, personaje de Deja que yo te cuente, sea el caso de un ciudadano que gangrene el cuerpo social. Tonita representa una parte de la sociedad cubana y en Deja que... se trata de hacer una crítica a la misma, de satirizar las situaciones en pos de trasmitir un mensaje que va mucho más lejos de lo que a simple vista se ve.

«Creo que fue marcadamente duro a la hora de emitir este criterio: “Ninguno de los del corte de Tonita puede saber eso (‘que la dignidad es un elemento esencial, generado por la libertad de pensar que abre el conocimiento’, decía el comentario), porque jamás tomaron un libro en sus manos, salvo para hacer una tarea escolar». (Yuri Alexander Llanes Arias, profesor de la Universidad de Guantánamo)

«Estoy de acuerdo en lo que usted plantea sobre la manera en que muchos cantan nuestro Himno Nacional (Canto sagrado, José Luis Estrada Betancourt, 20 de octubre), pero busquemos el origen de las consecuencias. Considero que hay que inundar nuestro país con la letra del Himno. Que podamos leerlo en todas partes y que no tengamos el miedo a equivocarnos y ser el hazmerreír de los demás. Nuestro Himno no es tan extenso para que no pueda ser publicado en periódicos, libretas escolares y en todo medio que habitualmente esté al alcance de todo nuestro pueblo. Al combate, cubanos...». (Leandro)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.