Una foto, una historia

Llega MC-21, la mesa tiene cuatro patas

Por supuesto, la aviación rusa no es neófita en la competencia, y está en disposición de probar que con ella hay que contar. Por eso, estrenó este domingo 28 de mayo su nuevo MC-21 para cortejar con Boeing,  Airbus, y el C-919 chino.

Dentro de poco habrá donde escoger en el catálogo aeroespacial y no es de desdeñar la experiencia rusa que data de la época soviética y tiene el aval de ser una vencedora en el campo de los vuelos espaciales… ahora solo se trata de la atmósfera terrestre.

Los primeros reportes del MC-21llegaron mediante testigos en los medios sociales y luego fue confirmado por el vice primer ministro Dmitry Rogozin en su cuenta en Facebook. «Estamos volando», y la escueta aseveración iba acompañada de varias fotos.

Las informaciones de las agencias de noticias hablaron de una declaración sorpresa del fabricante Irkut Corporation (IRKT.MM) de la estatal la United Aircraft Corporation (UAC) en la que dieron a conocer que el modelo MC-21-300 completó con éxito un vuelo de 30 minutos a una altura de mil metros y viajando a 300 kilómetros por hora.

El piloto Oleg Kononenko, quien condujo el MC-21 con Roman Taskaev como copiloto, dijo a los medios rusos que el vuelo estuvo dentro de los parámetros y reveló que no hay obstáculos para otras pruebas: «Se ha completado la misión de vuelo».

 

Más barato y más ecológico: ¿Qué sabemos del avión MS-21 con el que Rusia reta a Airbus y Boeing? https://t.co/TI8gXZxurT pic.twitter.com/9dWfNqqFQU

— RT en Español (@ActualidadRT) 29 de mayo de 2017

 

Ninguno de los grandes quiere quedarse atrás y, a Moscú, el Occidente le impuso un dogal de sanciones con el tema de la Crimea rusa, por lo que se ha visto compelida a sacudirse esa soga rejuveneciendo su propia producción industrial. Se confirma aquello de que no hay mal  que por bien no venga porque, con esos truenos que llegan desde Occidente, a Rusia le conviene depender lo menos posible de las firmas extranjeras.

Aunque nadie puede negar que la estadounidense Boeing y la europea Airbus llevan una buena ventaja, tampoco es cuestión de cerrar los ojos a lo que hacen los otros y si de los vuelos comerciales se trata, con el principal pasajero que se llama turismo en permanente auge, todo parece indicar que hay, y habrá, comida en todos los platos.

Tampoco están ante un competidor sin experiencia, pues los productores esperan reemplazar con el Irkut MC-21 a la flota aérea de pasajeros de fabricación soviética, la familia  Tupolev, específicamente al Tu-134 y al Tu-154, señaló la agencia TASS, para competir por el mercado global con esta nave que es un jet de dos motores para vuelos cortos y medianos, con capacidad entre 151 y 212 pasajeros, dependiendo del modelo y clase de configuración, y con autonomía de vuelo de 6 400 kilómetros.

Llevan como baza su bajo costo y alta velocidad de crucero, y ya tienen tantos a su haber, pues líneas aéreas domésticas han firmado por 285 Irkut MC-21, incluyendo 185 con pagos ya adelantados, agregaba TASS.

Pero el paso del oso ruso puede ser lento, aunque firme, pues en un inicio deben salir 30 naves anuales de la fábrica Irkut y 70 anuales para 2023.

El primer cliente es Aeroflot, la principal compañía aérea de transportación de pasajeros de Rusia, que planea tener 50 MC 21 en su flota. Su director general, Vitaly Savelyev, dijo en abril pasado que esperan poner a volar los tres primeros aviones en 2019.

El presidente ruso Vladimir Putin, tras ser informado por el viceprimer ministro Dmi try Rogozin, envió una felicitación al presidente de la Corporacion Irkut, jefe del buro Yakovlev, Oleg Demchenko, al personal de la corporación y a todos los del sector, por el acontecimiento dominical, el primer vuelo del MC-21.

En la nueva historia de la aviación rusa, solo un avión regional, el Sukhoi Superjet 100 ha sido fabricado desde cero. La aeronave hizo su primer vuelo en 2008 y entró en operaciones en 2011 para cubrir distancias de 4 578 kilómetros llevando a bordo 108 pasajeros.

Sobre el vuelo inicial del domingo, la agencia TASS dijo que una fuente de la Corporación Irkut le comentó sucintamente: «el avión fue un éxito». Y como ya les dije, testigos presenciales subieron sus impresiones, fotos y videos en las redes sociales, Twitter, Facebook y Youtube, donde algunos mostraban a la audiencia dando la bienvenida con aplausos al nuevo competidor en la carrera por los cielos de la Tierra.

El duopolio trasatlántico todavía se siente firme y fuerte frente a los neonatos de Rusia y de China, que ganó la delantera a Moscú hace tres semanas con el C 919, pero la puja entre Oriente y Occidente promete ser dura, aunque sin dudas es mucho mejor para todo el mundo esta lidia, que ofrece facilidades de transportación y desarrollo humano, y no aquella por la que otros sectores también apuestan y que se dirime en un sangriento y destructor escenario bélico.

El reto es válido y todos los rivales pudieran ganar, aunque Boeing y Airbus tengan —como apuntaba Reuters—, libros de ventas mucho mayores y un know how (como hacer) técnico más avanzado.

Resumía la agencia británica que el nuevo avión ruso puede ganar ventas no solo en su país sino también en países del este europeo y de Asia. Este es un pronóstico basado en el criterio de los analistas de la industria aeronáutica, quienes dicen que los compradores pueden ser atraídos por costos operacionales más bajos, que según Irkut serían un 15 por ciento menores a los actuales.

La ventaja es nada despreciable en una industria que siempre tiene la queja de sus altos gastos, lo que pagan los viajeros con boletos más caros o menores servicios a bordo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica