El don escondido

Encuentros y desencuentros de un futuro profesor. El curso de superación integral abrió definitivamente la puerta

Autor:

Zenia Regalado

 Osniel nunca escuchó decir en su casa que la de maestro era una buena carrera. Foto: Santiago Calero PINAR DEL RÍO.— Comenzó a estudiar Medicina, más por embullo que por otra cosa, pero donde se siente verdaderamente cómodo es en el Instituto Superior Pedagógico Rafael María de Mendive.

Su padre, que siempre le decía que estudiara una carrera «buena», jamás mencionó la de maestro. Quizá cambie de opinión cuando lea en estas líneas los criterios de su hijo, hoy líder estudiantil en un centro que no tiene nada que ver con salvar vidas, biológicamente hablando; pero sí con enderezar muchos senderos, partiendo de la mirada al suyo propio.

Osniel Rodríguez Lezcano es presidente de la FEU de primer año en el instituto, donde aprende a poner alas a sus aspiraciones. No piensa parar hasta convertirse en doctor en Pedagogía.

Muchos encuentros y desencuentros hubo en su vida, hasta hallar su verdadero camino. Sus vivencias pueden servir para levantar nuevas moralejas.

—Cuéntanos cómo fueron esos avatares.

—Cuando estaba a mitad del duodécimo grado tuve opciones, incluyendo el Pedagógico. Ya le conté lo que ocurría en mi casa con lo de maestro, así es que opté por otra que no fuera el magisterio.

«Estuve allí tres meses; pero no me gustó. Pedí la baja y me pasaron para el Servicio Militar. Dos años ahí, y por buenos resultados ingresé al Pre militar. Luego pedí Medicina, y me la otorgaron en el 2001.

«En esa Facultad estuve un año. Al comienzo todas las notas eran cinco y cinco, pero con Bioquímica llegaron los problemas, y mi primer dos. Aquel día ni merendé ni almorcé. Me fui para mi casa a estudiar, pero no la entendía muy bien de ninguna manera, así que dejé la universidad.

«De ahí inicié el Curso de Superación Integral en la sede radicada en la secundaria Carlos Ulloa, y luego opté por Lenguas Extranjeras, en el Pedagógico, que es lo que ahora estudio: Inglés y Francés.

«Dicen que todos tenemos un don oculto, lo que hay es que encontrarlo. Parece que el mío son la Pedagogía y los idiomas, porque incluso ayudo a los profesores generales integrales a desarrollar sus trabajos independientes.

«Soy un ejemplo de cuántas oportunidades hay en Cuba si uno quiere estudiar… Conmigo en el curso integral había muchachos sin aspiraciones de seguir estudiando: solo estaban allí para culminar su duodécimo grado y volver a la calle. Creo que no siempre sabemos aprovechar lo que nos dan».

—¿Ya te has probado como futuro profesor?

—Aunque este primer año es completo en el Pedagógico, en los 15 días de práctica estuve en la secundaria urbana Carlos Ulloa y la profesora del grupo me permitió dar dos clases. Los alumnos me entendieron muy bien, incluso nos pidieron que fuéramos para allá el curso que viene. Fue una experiencia muy bonita.

Este dirigente de la FEU opina que desde la Pedagogía se puede contribuir a que los alumnos en las escuelas tengan una mayor cultura económica, sepan de dónde sale la energía que consumimos y cuánto invierte la nación para protegernos de los apagones.

Es del criterio de que podrán hacer mucho por una mayor cultura del ahorro desde cada futura aula y también ahora, en las del Instituto, donde se debate el tema y se enfrentan la indolencia y el derroche.

—Los alumnos de primer año de la carrera permanecen becados en el Instituto. ¿Cómo es la vida en allí?

—Además de estudiar y consultar bibliografía en el Centro de Documentación e Información —permanece abierto hasta las diez de la noche, aunque tiene escasez en algunos títulos— la vida universitaria también tiene otros matices.

«Se organizan peñas los domingos, cuando cada quien recita un poema suyo o ajeno, otros cantan acompañados de guitarra… Hay un taller literario los jueves, dirigido por Extensión Universitaria, y todo aquel que desee incorporarse lo puede hacer.

«Hace poco desarrollamos el Festival de Aficionados de la FEU en cada una de nuestras facultades; tenemos un grupo musical llamado Ocasión, que se presenta en las celebraciones, y también está formado un grupo humorístico, manifestación cultural en la que el Instituto tiene una arraigada tradición».

—La educación formal y la ética de un maestro, ¿cómo son abordados por la FEU? ¿Se dan indisciplinas?

—En esos aspectos se trabaja permanentemente. Ética es una asignatura de primer año que nos aporta mucho conocimiento acerca de las normas que debe mantener un educador, la importancia de la cortesía, del buen lenguaje, lo bonito que se ve a un profesor hablando en voz baja… lamentablemente no se ha logrado todo aún: algunos estudiantes siguen empleando un lenguaje inapropiado, que se parece mucho a la jerga callejera.

«De nosotros depende en gran medida el comportamiento de las próximas generaciones, por ello tenemos que dedicarle más tiempo a este tema por parte de la FEU.

«Todos los meses se organiza lo que llamamos una reunión de beca y tratamos estos asuntos. En una oportunidad realizamos un análisis con todos los estudiantes de un piso, porque llegaron quejas de los vecinos acerca del comportamiento de una persona que les gritaba desde el centro. A veces estos hechos se ven como «cosas de estudiantes», pero en el caso nuestro tenemos que pensar que toda la sociedad nos mira y nos exige más a nosotros que a otro sector en cuanto a modales y comportamiento, y es lógico que así sea. En esa batalla estamos y es permanente.

«La organización estudiantil no se duerme ante las debilidades, consciente de que la autocomplacencia no es la mejor manera para cumplir esa aspiración de desarrollar una cultura general integral».

Conversar con este dirigente estudiantil de un centro con tanto impacto en la sociedad aclara los caminos: siempre con malezas, pero quizá por ello más hermosos cuando quedan desbrozados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.