Cuba defiende un deporte puro

El Laboratorio Antidopaje de La Habana, certificado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), ha permitido consolidar el programa nacional contra el doping Nuevo software podría perfeccionar la técnica de atletas cubanos Tecnologías modernas provocan revolución en atuendos deportivos Computadoras y ajedrez Mujeres deportistas sufren más lesiones durante su ciclo menstrual Encuentran técnica para detectar sustancia ilegal en el deporte

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: Roberto Suárez Unas 2 000 muestras fueron analizadas el pasado año en el Laboratorio Antidopaje de La Habana, lo cual atestigua la contribución de nuestro país a la lucha mundial contra el fraude en el deporte.

Lo anterior fue confirmado por el doctor Mario Granda, director de la institución, quien precisó que los análisis realizados a los deportistas criollos ahorran una importante cantidad de divisas, pues en el mundo el costo de una prueba oscila entre los 150 dólares y 200 dólares, en tanto en Cuba el estimado es de unos 70 dólares.

«Durante el 2006, en el laboratorio cubano se atendieron solicitudes del Comité Olímpico Venezolano, en virtud de los acuerdos de colaboración existentes entre ambos países, así como pedidos hechos por los organizadores del campeonato mundial juvenil de judo celebrado en República Dominicana, por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y por otras naciones del área como México (previo a los Juegos Centroamericanos)», enfatizó el también director del Instituto de Medicina Deportiva.

A ello se adicionan 803 muestras de servicios provenientes del Laboratorio Central de Criminalística, el Instituto de Medicina Legal, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, y el Instituto de Toxicología, entre otras instituciones científicas cubanas.

Granda fue categórico al afirmar que ningún atleta cubano ha sido sancionado recientemente por usar sustancias ilegales, aunque reconoció que se hallaron casos analíticos adversos que requirieron de otros estudios para descartar el doping.

«Todos los organismos humanos producen sustancias como la testosterona y la epitestosterona, que cuando su relación aparece en cifras elevadas es considerado un hallazgo analítico adverso. No siempre esta alteración es producto del uso de esteroides anabólicos o sus precursores, a veces tiene carácter fisiológico», profundizó.

Sobre cómo se lleva a cabo el estudio de los casos que llegan al laboratorio, Granda explicó: «No manejamos los nombres de los atletas procesados, pues recibimos las muestras numeradas, sin otro tipo de identificación. Una vez detectados, los hallazgos se reportan de inmediato a la AMA, a las Federaciones Internacionales y al órgano de muestreo. Estos, con sus comisiones médicas, son quienes definen si constituyen casos positivos o no».

El Laboratorio Antidopaje de Cuba fue inaugurado el 13 de febrero de 2001 y recibió la certificación simultánea del COI y la AMA el 23 de septiembre de 2003.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.