Continúa Cuba preparando a jóvenes como auditores para salvaguardar la economía

Muchos jóvenes apoyaron al país en las comprobaciones nacionales del Control Interno. Ahora, otros asumen la responsabilidad de velar por los bienes del Estado. Foto: Ernesto Mastrascusa En el acto de graduación del 3er. Curso de Habilitación del Programa Emergente de Formación de Auditores de la capital cubana se conoció que el país ya cuenta con 3 564 de esos profesionales, resultado de un programa de la Batalla de Ideas en el combate contra la corrupción

Autor:

Juventud Rebelde

El país cuenta en estos momentos con 3 564 auditores, una nueva hornada que, como resultado de la implementación de un programa de la Batalla de Ideas, se inserta en el combate permanente y sin tregua contra las indisciplinas, el despilfarro, las ilegalidades, el lucro y las manifestaciones de corrupción.

Lo anterior se supo durante el acto de graduación del 3er. Curso de Habilitación del Programa Emergente de Formación de Auditores de Ciudad de La Habana, que tuvo lugar este lunes en el Cine 23 y 12, y en el cual fueron 344 jóvenes y 18 trabajadores los egresados como Técnico Medio de Contabilidad.

Al pronunciar las palabras de clausura, Gladis Bejerano Portela, ministra de Auditoría y Control (MAC), recordó que la máxima dirección del país tomó la decisión de abrir el Programa en todas las provincias, para formar la fuerza técnica y profesional que necesita emplear en la tarea de velar día y noche por el orden y el control de los recursos y bienes del Estado y la Revolución, y por el cumplimiento cabal de lo establecido en materia de Contabilidad y Control Interno.

Hoy, agregó, sumando los graduados de los tres cursos de habilitación, son ya 3 564 auditores, en su mayoría jóvenes captados de los politécnicos, desmovilizados del Servicio Militar Activo, de los Cursos de Superación Integral y de los Institutos; a los que se suman trabajadores del Sistema Nacional de Auditoría.

Al referirse al reto que tienen por delante los nuevos egresados –que en el país suman más de 1 700, de ellos unos 120 trabajadores—, la titular del MAC expresó que «es necesario mantener una conducta ética, ser honestos, sinceros, capaces de defender la verdad a cualquier precio y en cualquier circunstancia; ejercer la crítica y la autocrítica constructiva y oportuna; y, asumir en nuestros actos, el concepto de Revolución, magistralmente expresado por nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro».

El destino fundamental de estas graduaciones es cubrir las necesidades de auditores que existen en el Sistema Nacional de Auditoría, entiéndase Unidades Centrales de Auditorías Internas de los Organismos de la Administración Central del Estado (OACE) y de los Consejos de la Administración, unidades de auditorías de los niveles intermedios, y auditores internos de las empresas del país.

«Se trabaja con una demanda estratégica. Es un programa que debe durar hasta el 2009, con la perspectiva de formar a 6 000 auditores», explicó a JR Darma Solá, directora de Atención al Sistema Nacional de Auditoría.

En nombre de los graduados, la joven Maidel Sierra Lorenzo, antes estudiante del Instituto Politécnico José Martí, del municipio de 10 de Octubre, expresó que no defraudarán ni a Fidel ni al Partido ni al pueblo en el cumplimiento del deber. Demostraremos que, aunque somos jóvenes de apenas 18 años, pueden contar con nosotros para construir el mañana.

Resultaron muy certeras las palabras de Sergio Carvajal, del Ministerio del Transporte, y uno de los instructores del Curso, quien los exhortó a que fuesen siempre dignos profesionales de la Revolución, lo cual es posible si luchan todos los días por el orden, la disciplina y el control.

Al igual que en las graduaciones del resto de las provincias, un grupo de los mejores egresados recibió su diploma y certificación de notas y se reconoció el trabajo de los mejores auditores-instructores del curso.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.