Inauguran V Pleno del Consejo Universitario Iberoamericano

Asisten representantes de 14 países, invitados de organismos internacionales y personalidades vinculadas a la educación en el área

Autor:

Margarita Barrios

En el siglo XXI, con el desarrollo vertiginoso de la ciencia y la técnica, se abre cada vez más la brecha entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo. De ahí la importancia que tiene la formación de profesionales y, en ese contexto, el programa cubano de municipalización de la Universidad.

Así expresó Juan Vela Valdés, ministro de Educación Superior, al dejar inaugurado el V Pleno del Consejo Universitario Iberoamericano (CUIB), que comenzó la víspera en el capitalino Hotel Nacional, con la participación de representantes de 14 países, así como invitados de organismos internacionales y personalidades vinculadas a la educación en el área.

El titular cubano explicó a los participantes los pormenores del empeño cubano de formar profesionales en todo el país, (hoy se cuenta con 800 000) y precisó que en estos momentos la Educación Superior en Cuba tiene

685 000 estudiantes. Para el año 2010 se espera alcanzar la cifra de un millón de graduados de nivel superior.

«La evolución de la ciencia y la técnica requiere de recursos humanos cada vez más calificados, y la municipalización es baluarte imprescindible en ese empeño», precisó.

En sus sesiones de trabajo, a puertas cerradas, los especialistas abordarán la contribución del CUIB a la integración regional y a la cooperación en Educación Superior, y de investigación en América Latina y el Caribe.

Además analizarán los avances, en el espacio iberoamericano, del conocimiento en la perspectiva de la XVII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, así como la cooperación de América Latina, el Caribe y la Unión Europea.

El CUIB es una organización no gubernamental que se constituyó en Cartagena de Indias, Colombia, el 21 de noviembre de 2002. Se establece como una red de redes de las universidades iberoamericanas.

Entre sus objetivos de trabajo se encuentran promover la creación y consolidación de un espacio iberoamericano de la Educación Superior y la investigación; impulsar la cooperación entre las universidades del área y con las de otras regiones; defender los principios fundamentales de las instituciones universitarias, y constituir un foro para el debate, información e intercambio de experiencias, que facilite la coordinación y la organización de iniciativas conjuntas.

Igualmente potencia la participación activa de la Universidad en los procesos de integración regional, fomenta la movilidad de profesores y estudiantes, así como la realización de programas de doctorado compartidos, que impulsen la creación y fortalecimiento de redes de investigación.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.