Reaniman espacios recreativos en Las Tunas

La Unión de Jóvenes Comunistas en esa provincia transformó el recinto ferial 26 de Julio en un sitio atractivo y provechoso para la juventud

Autor:

Juan Morales Agüero

Foto: Juan Morales Agüero LAS TUNAS.— La recreación es un asunto que suele merodear por el pensamiento de muchas personas en el país. «¿De qué opciones dispongo para emplear mi tiempo libre?», se preguntan muchos cubanos, mientras pasan revista a un manojo de posibilidades a menudo distanciado de sus expectativas.

Se trata de un problema peliagudo, en el que resulta imposible quedar bien con tirios y troyanos.

Una iniciativa interesante relacionada con el tema es la que se desarrolla los domingos en el Parque 26 de Julio, de esta ciudad. Surgió en enero del pasado año, cuando la dirección del Partido en la provincia decidió reanimar el recinto ferial mediante acciones de beneficio público. La UJC tunera figuró entre las organizaciones convocadas para transformarlo en un sitio atractivo y provechoso para los jóvenes.

«Nos asignaron un área donde fomentamos cada domingo la recreación sana, culta y útil —dice Ismael Cruz, el primer secretario de la Juventud Comunista—. Al concebirla, tuvimos en cuenta programas de la Revolución capaces de darle motivación y fuerza. El éxito va siendo importante. Tanto que al culminar el año 2006 habían desfilado por allí más de 340 000 personas».

Según Ismael, el proyecto implica a las organizaciones estudiantiles, que movilizan a sus miembros y sondean sus gustos para tenerlos en cuenta. Los instructores de arte ejercen su rol mediante juegos participativos y la promoción del talento artístico en el área central denominada Pista 26. La historia y la cultura comulgan, pues uno de los objetivos es, precisamente, hacer recreación a partir de la formación de valores.

Fui testigo de cuánta simpatía genera esta modalidad entre los jóvenes. Recorrí la plazoleta y me mezclé entre la multitud, que aplaudía cada oferta o la disfrutaba a su manera. Percibí calidad en la competencia de canto y admiré las evoluciones de varias parejas en el concurso de baile. Y algo que merece un cálido elogio: ¡música cubana en primer plano!

«El video club tiene tremenda demanda —asegura Jorge Escalona Rodríguez, vinculado al programa en el área de la UJC—. Mire usted las dos carpas, ¡no cabe un alfiler! El año pasado tuvimos casi 18 000 visitantes. Queremos exhibir películas que ayuden a dejar huellas instructivas. Y a romper patrones estéticos, pues muchos jóvenes piensan, equivocadamente, que la buena cinematografía es la que promueve violencia y sexo».

Pero hay otras opciones en el área de la UJC del parque 26 de Julio. Una cancha de voleibol, mesas para dominó y un área de tiro auspiciada por los combatientes, por ejemplo. También lugares donde los estudiantes exhiben sus conquistas y los pioneros exploradores desarrollan sus actividades. Hasta exposiciones caninas y demostraciones de artes marciales han pasado por la instalación, que está señalando un camino viable a la distracción joven.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.