Detalles de las últimas horas de un soldado ejemplar

Fue elegido para ingresar en la Unión de Jóvenes Comunistas horas antes de ser asesinado en la frontera con la Base Naval de Guantánamo

Autor:

Juventud Rebelde

Ramón López Peña.

La construcción de la Unión de Jóvenes Comunistas en las Fuerzas Armadas Revolucionarias constituyó una consecuencia lógica del proceso partidista.

Un número importante de combatientes resultaron admitidos como militantes o aspirantes de la organización a partir de métodos y estilos juveniles de trabajo; necesidad que se tornó imprescindible con la incorporación de miles de jóvenes a las FAR en virtud del primer llamado al Servicio Militar Obligatorio (SMO), en 1964.

El 15 de julio de ese año se inició en la frontera el proceso de construcción de la UJC en las FAR. Este se diferenciaba del aplicado en la construcción del Partido, entre otras cosas, porque en la elección de los ejemplares las condiciones exigidas eran menos rigurosas sin por ello violar los principios.

Contemplaba los siguientes pasos: reunión con el núcleo del Partido para caracterizar a los jóvenes que se propondrían en la asamblea de la unidad; asamblea de elección de jóvenes militares ejemplares; entrevista individual a los seleccionados como ejemplares; reunión de crítica y autocrítica; análisis para el otorgamiento o no de la militancia; presentación de los nuevos militantes a la masa de combatientes y constitución del comité de base.

EL PRIMER MILITANTE

Las magníficas cualidades de Ramón López Peña determinaron su selección como soldado ejemplar en el proceso de construcción de la UJC en las FAR. Horas antes del vil asesinato de este joven, el 19 de julio de 1964, por disparos de la guardia yanqui en la frontera con la ilegal base naval de Guantánamo, en la compañía destacada en Piedra Blanca habían sostenido con él la entrevista individual.

A continuación se incluyen impresiones de compañeros suyos aquel día.

Ramón Alonso Gómez: Alrededor de la cuatro de la tarde de aquel 19 de julio comenzamos la entrevista al soldado Ramón López Peña. Era la última del día y nos impresionaba mucho aquel joven poseedor de un fuerte carácter; pero sobre el cual se imponía la nobleza del campesino.

Mario Pagés Pérez: En la asamblea de ejemplares no le hicieron ningún señalamiento que le impidiera alcanzar la categoría de militante.

Genaro Rodríguez Cruz: Al final nos invitó a conocer el Frente, si podíamos ir esa misma tarde, pues él entraba de guardia.

Ramón Alonso Gómez: Al día siguiente (de la muerte de López Peña) se nos orientó agilizar el proceso de ingreso de Ramón López Peña a la UJC. Fue el primer militante de la UJC en las FAR; añoraba esa condición porque en la autobiografía que nos había entregado, como solicitud de ingreso, al final escribió: «Quiero ser comunista». (Tomado del libro A escasos metros del enemigo, de Felipa Suárez y Pilar Quesada.)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.