Amplían capacidades de círculos infantiles en la capital

Hoy se trabaja en 294 de las 421 instalaciones de este tipo que hay en Ciudad de La Habana, se conoció en recorrido de Carlos Lage Dávila

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: Calixto N. Llanes UN importante número de círculos infantiles que permanecían cerrados en Ciudad de La Habana, algunos por tres, cinco y hasta diez años, se han venido recuperando en los últimos tiempos mediante un programa que continúa con la reparación de estos centros.

Según se conoció en recorrido de Carlos Lage, secretario del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, por obras sociales de la capital, hoy se trabaja en 294 círculos de los 421 con que cuenta la ciudad, y hay diez próximos a terminar, con lo cual quedarían todos los círculos abiertos, aunque con problemas de mantenimiento en unos 150, en los cuales se seguirá laborando.

El programa, explicó Marta Hernández Romero, directora de esta enseñanza en Ciudad de La Habana, ha permitido rescatar 8 062 capacidades, aunque todavía existen otras 8 000 solicitudes pendientes, lo cual evidencia que deben continuarse habilitando nuevas opciones para las madres trabajadoras.

El recorrido de Lage, quien estuvo acompañado por Pedro Sáez Montejo, miembro del Buró Político y primer secretario del PCC en la capital, también incluyó la visita a otras obras, como el hospital Fructuoso Rodríguez, en reparación, así como un centro de arreglo de equipos electrodomésticos de los que se han entregado como parte de la Revolución Energética, para los cuales se espera instalar un centro o dos en cada municipio, y un punto de reparación en cada consejo popular.

El Secretario del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros también visitó un nuevo emplazamiento de generadores, y explicó que hoy la ciudad llega a 102 megawatts con tres emplazamientos de fuel oil; se están construyendo tres más, y se concluyó totalmente la instalación de los generadores diésel, que actualmente producen unos 80 megawatts.

El dirigente aseguró que en todo el país concluyó la instalación de equipos de generación diésel, que suman unos 1 300 megawatts, «lo cual creó una capacidad adicional que ha permitido que hoy no tengamos problemas en la producción de electricidad».

Lage anunció que se trabaja en la instalación de generadores de fuel oil por unos 1 700 megawatts, de los cuales están funcionando los primeros 140.

Interrogado sobre la situación con las energías alternativas, enfatizó que lo que se está haciendo en la eólica tiene carácter experimental, y recordó que se instaló un parque de este tipo en la Isla de la Juventud, y se van a instalar otros dos en la zona de Gibara, con tecnologías distintas, francesa, española y china.

«Es una generación bajita, pero el objetivo es experimentar con los vientos, ciclones y probar estos sistemas», dijo.

En el caso de la energía obtenida mediante hidroeléctricas explicó que se terminó de reparar la unidad de Hanabanilla, con lo cual entre esta y otras pequeñas se obtienen unos 60 megawatts de electricidad. También en centrales azucareros que aún siguen moliendo se están terminando de instalar turbogeneradores, provenientes de los que están cerrados, para aprovechar esa capacidad en época de zafra.

Actualmente, reflexionó, el problema fundamental en la electricidad está en las redes, y se labora para este año o el próximo concluir su remodelación, para lo cual las brigadas trabajan ya a nivel de consejo popular.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.