Texto de la Convoatoria al XI Congreso de la FEEM

Cómo asumen los estudiantes el reto de continuar la Revolución y engrandecer su obra, será la principal interrogante del Congreso.

Autor:

Juventud Rebelde

«Hay que estudiar y hay que combatir alegremente por la Revolución»Rubén Martínez Villena

El llamado es a enfrentar con alegría y entusiasmo las jornadas del Congreso, proponer iniciativas y abrir un debate profundo. Foto: Roberto Suárez

De nuestro Comandante recibimos en una ocasión la tarea de Cuidar siempre esta Revolución, y en los inicios de la Batalla de Ideas la encomienda fue Luchar mientras exista el imperialismo. Con el reto y la convicción de cumplir estas misiones, en momentos que nuestro pueblo se esfuerza por avanzar en su desarrollo y los jóvenes cubanos seguimos creando y luchando, cuando el imperio en decadencia amenaza gravemente a la humanidad con más terror y miseria, la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media convoca a su XI Congreso.

El llamado es a asumir con alegría y entusiasmo las jornadas que nos esperan, a proponer con iniciativa, abrir el debate profundo y consciente, el análisis crítico y responsable, para discutir, desde la realidad del grupo, sobre nuestras tareas, preocupaciones y compromisos, tanto en el presente como en el futuro que sabemos nuestro.

Este ha de ser un Congreso parecido a nuestros jóvenes, motivado por la gloriosa historia que nos antecede y a la altura de los tiempos que vive la Patria. Ha de ser un Congreso en el que cada estudiante se mire y se encuentre. Un Congreso en el que todos aportemos nuestra idea y acción, sabiendo que lo hacemos, cumpliendo con el deber de aportar a la Revolución. Propongámonos crear, reflexionar, transformar cuanto deba ser cambiado, pues se trata de alcanzar la escuela que requiere la sociedad nueva para formar al hombre del que habló el Che.

En este empeño, en estas discusiones, resultarán útiles el esfuerzo y la palabra de todos nuestros compañeros, por lo que otra frase de orden del Congreso será implicar e integrar a cada miembro de las filas de la FEEM, y sumar también a profesores y padres en las actividades y espacios que protagonicemos.

Cuanto se nos pide hoy a la nueva generación, es ser capaces de preservar las conquistas heredadas, y hacerlas avanzar por caminos cada vez más luminosos para el porvenir de la Patria. Cómo asumimos los estudiantes el reto de continuar la Revolución y engrandecer su obra humanista y justa, será la principal interrogante del Congreso.

Siendo el relevo inmediato de la fuerza técnica y de los puestos en las aulas universitarias, nos corresponde formarnos en el principio martiano del estudio-trabajo, convencidos del papel que tenemos en la actividad productiva y el desarrollo económico del país, que solo será posible si sembramos en la conciencia de nuestros jóvenes la convicción de que junto al estudio, hay que trabajar.

Nuestro deber es mucho y la responsabilidad es alta. Seamos dignos de lo que de nosotros se espera. Preparémonos para tomar la bandera que nos están entregando quienes un día proclamaron Ser libres o mártires, para no dejar morir al Apóstol en el Año de su Centenario y realizar sus sueños de libertad para Cuba. Las lecciones de Martí, los valores del Che, las ideas de Fidel y Raúl, la firme conducción de nuestro Partido, el ejemplo de los héroes y mártires de nuestras luchas, y la lealtad inquebrantable de Ramón, René, Fernando, Gerardo y Antonio, serán nuestra guía más certera.

Estudiante:

Ya está hecha la convocatoria, en lo adelante dependerá de ti. Aprovechemos la etapa que comienza para contribuir a fortalecer la Organización. Crece y empínate, para estar donde te necesita el pueblo: a la vanguardia.

Por el presente y el futuro de la Patria, continuemos HACIENDO REVOLUCIÓN.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.