Fortalecer la eficiencia económica es tarea primordial de la juventud comunista - Cuba

Fortalecer la eficiencia económica es tarea primordial de la juventud comunista

Robustecer la labor en centros productivos y de servicios para enfrentar la indisciplina es el desafío esencial, sostiene Maday Iglesias Pérez, miembro del Buró Nacional de la UJC

Autor:

Margarita Barrios

Los militantes de la UJC quieren entrarle con la manga al codo a la batalla para devolver al trabajo su valor, oponerse a los vicios que laceran la productividad y la calidad en los servicios, y ofrecer todas sus fuerzas al avance económico del país.

Los debates de las asambleas de balance de la organización que comenzaron en la base, pasaron por los municipios y se encuentran ahora a nivel provincial, son un reflejo claro de estos propósitos.

Maday Iglesias Pérez, miembro del Buró Nacional de la UJC, significó que en estos encuentros se puso de manifiesto la necesidad de fortalecer el funcionamiento de los comités de base, núcleo esencial de la organización.

«Un reto planteado es intensificar la exigencia por la disciplina laboral, el rigor, la eficiencia, la calidad y el aprovechamiento de la jornada de trabajo.

«Otro desafío es que aún no se logra la total conciencia del ahorro de portadores energéticos, que permitan contar con planes verdaderamente rigurosos para reducir los gastos».

—Muchas de esas tendencias se dan en colectivos con presencia de militantes y organizaciones de base...

—Hay que hacerles frente a las manifestaciones de indisciplina, de hechos de corrupción y delitos que dañan la moral y el prestigio de la Revolución.

«En este combate debe participar toda nuestra militancia, e implicar a los jóvenes. El comité de base debe evaluar las áreas de riesgo y aprovechar la rendición de cuenta y evaluación de los militantes para estimular la calidad de la participación, y con ella el fortalecimiento de la ejemplaridad de sus miembros.

Hay que seguir apostando al mérito, la modestia, el talento creador al servicio del pueblo, consideró Maday. «No puede permitirse que donde exista un joven comunista sucedan hechos de esta naturaleza y mucho menos que queden impunes. La organización de base tiene que desplegar un combate abierto y sin límites ante cualquiera de estas manifestaciones que causan daños a la economía y laceran en el orden ideológico la moral del colectivo.

«También es importante que los planes de producción se discutan de manera sistemática en el comité de base con la participación del resto de los jóvenes, y se cuente con la presencia activa del secretario general en los consejos de dirección.

«La labor de la UJC en los centros con responsabilidad en la producción de alimentos y en la sustitución de importaciones debe ser más activa. La premisa está en el principio expresado por el General de Ejército Raúl Castro, en su discurso del 26 de Julio último, discutido en nuestras organizaciones de base, de que “para tener más, hay que partir de producir más y con un sentido de racionalidad y eficiencia”».

—¿Qué rol tienen los jóvenes en el empeño por rescatar y superar los niveles de bienestar alcanzados antes del período especial?

—Ciertamente, el país trabaja intensamente por recuperar el valor del trabajo como medio fundamental de vida y se crean condiciones para revertir situaciones de desorden económico, dirigidas a fortalecer la empresa socialista.

«En este esfuerzo la organización ha identificado como prioridad la necesidad de que nuestros militantes y jóvenes trabajadores participen concientemente en el fortalecimiento de la disciplina, el control y ahorro de los recursos materiales y en el cumplimiento de la legalidad, unido al trabajo político ideológico que joven a joven debemos desarrollar, por dignificar lo mejor del ser humano. Esto no solo es un reto, sino un compromiso mayor para asegurar la garantía de la continuidad histórica de la Revolución.

«Hay que seguir apostando al mérito, la modestia, el talento creador al servicio del pueblo, levantar, como decía nuestro Héroe Nacional José Martí, “monumentos eternos a la virtud para no ser arrebatada en la corriente”, y enaltecer los valores que ha creado la Revolución durante más de cuatro décadas.

«Revitalizar las Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ), como herramienta política del trabajo de la UJC fue uno de los aspectos que se ratificó en las asambleas de balance.

«Del compromiso de las BTJ depende en buena medida la posibilidad de elevar la superación cultural y técnica de los jóvenes trabajadores y la búsqueda de soluciones a los problemas técnicos que hay en los centros laborales con la generalización de las inventivas».

—¿Para la UJC siempre ha sido una prioridad el trabajo con el sector campesino?

—En ese sector laboran más de 25 000 jóvenes, de los cuales cerca del 50 por ciento son militantes de la UJC, lo cual constituye una fortaleza.

La organización, junto a la ANAP, ha dado atención política a estos jóvenes. El proceso de discusión en los activos juveniles desde la base hasta el nivel provincial ha ratificado que el deber patriótico número uno del campesinado cubano es producir más para el pueblo.

«A la vez se desarrolla un trabajo conjunto con el MINAZ, donde laboran hoy 39 247 jóvenes menores de 30 años, para fortalecer las estructuras de la UJC y la participación de los jóvenes en el impulso a la actividad productiva.

«Estimular la formación vocacional, de orientación profesional, potenciar el trabajo de los colectivos juveniles de zafra y satisfacer las necesidades de superación de los dirigentes de base y los jóvenes del sector, así como la recreación están en el centro de este trabajo conjunto. Un esfuerzo similar se desarrollará con los ministerios de la Agricultura, la Pesca y la Industria Alimenticia».

—Con motivo de la celebración del aniversario 45 de la UJC se crearon contingentes juveniles de apoyo a las obras de la Batalla de Ideas y otras de carácter social, y a partir de las afectaciones en el oriente del país, por el paso de la tormenta tropical Noel, los jóvenes han vuelto a organizarse de esta manera.

—En el escenario económico actual crecerán las tareas de choque de la juventud. Se han creado brigadas de avanzada para participar en las tareas de la recuperación. Debemos promover experiencias como estas en nuestro desempeño diario en las tareas de la economía, fortaleciendo los movimientos juveniles y desarrollando otras iniciativas que posibiliten un mayor aporte productivo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.