Sexo sentido octubre 2001 - Cuba

Sexo sentido octubre 2001

El amor de Florentino y Fermina no es una excepción (6 de octubre 2001) Secreto de almohada (13 de octubre 2001) La danza del cortejo (20 de octubre 2001) El cuerpo es un misterio de dos (26 de octubre 2001)

Autor:

Juventud Rebelde

El amor de Florentino y Fermina no es una excepción Por Flor de PazAl viejo nunca le ha sido tomada en cuenta su sexualidad y su derecho de mantener contactos íntimos. La necesaria privacidad de la pareja anciana casi siempre obviada por el resto de la familia y son innumerables los casos en que el nieto duerme en la habitación de sus abuelos. Cuando se habla del tema, los viejos son excluidos como inservibles y hasta ellos mismos evitan intervenir o lo toman como historia pasada, solo apropiada para los jóvenes.  En falsas creencias y desconocimiento pudiera encontrarse el origen de estas ideas y conductas. A una concepción unilateral de la sexualidad lo atribuye la psicóloga argentina Graciela Zaresbki, participante en el recién concluido Seminario Internacional de Atención al Anciano, celebrado en La Habana.  Según explica la especialista, la sociedad contempóranea, machista, califica al hombre de acuerdo a su potencia y su desempeño genital. "Siempre es medido por su rendimiento cuantitativo: cuántas veces ’puede’, competencia que se deprime en la vejez. Asimismo sucede con la mujer. La única diferencia es que su sexualidad está puesta en su imagen y en el eje de su atractivo físico, como principales valores que puede ofrecer al hombre".   Sin embargo, son muchos los atributos que pueden mantener la belleza de una mujer o de un hombre durante toda la vida, "pero es desde la juventud que hay que aprender a ver la sexualidad de un modo más diverso y no apoyada en un solo bastón. Las formas de vínculo afectivo con el ser que se tiene al lado pueden ser muy amplias. Por esas razones, el reflejo psicológico de la sexualidad es trascendente en la vejez, cuando ocurren cambios fisiológicos en ambos sexos.   Por ejemplo, hay que prever un buen envejecimiento -dice la especialista- , no sólo queriéndose a uno mismo, sino queriéndose bien. Cuando nunca hemos tenido en cuenta los límites propios, las fallas y hemos sido omnipotentes, nos hemos querido muy mal. Una persona así, vive toda su vida llena de una satisfacción ilusoria, irreal e imposible de soportar, porque nunca se va a poder tener todo. Y de esto hay que comenzar a convencerse desde los 30 ó 40 años, época en que el individuo cobra mayor conciencia de la realidad.  EL LIMITE DE LA ACTIVIDAD SEXUAL NO SIEMPRE ESTÁ EN LA EDADCierto es que la práctica coital decrece en el anciano debido a las modificaciones de la función gonadal masculina y femenina, la disminución de la capacidad respiratoria y cardiovascular, el trofismo muscular, las enfermedades propias o de la pareja y el empleo de medicamentos que afectan mecanismos relacionados con la respuesta sexual.  No obstante, según el Tratado de Gerontología y Geriatría Clínica, del especialista cubano Juan Carlos Rocabruno, investigaciones realizadas en poblaciones mayores de 65 años de numerosos países demuestran que después de esa edad se mantiene la actividad sexual en un porcentaje considerable de los casos.  Según se describe en el capítulo Sexualidad del texto mencionado, un estudio realizado en Cuba en el cual fueron entrevistados todos los mayores de 65 años de un área de salud, arrojó que de 27 participantes, seis mantenían relaciones sexuales satisfactorias. De los que manifestaron no tener contacto sexual, seis conservaron esa práctica hasta después de la edad señalada y del total de ellos, 12 lo sostuvieron más allá de ese período de la vida. Dos viudas, refirieron sentir deseo sexual intenso.  De acuerdo con estos resultados, los autores del capítulo, encabezados por el doctor Oscar Díaz Noriega, todos los datos referidos indican claramente que hablar de sexualidad en la tercera edad no es una utopía, como algunas personas piensan.  "Hay factores influyen en la conducta sexual del anciano como la falta de pareja, el deterioro de la relación matrimonial, la salud, las condiciones domésticas, las falsas concepciones acerca del sexo y la senectud. En cuanto a la presencia de disfunciones sexuales expresa que al contrario de lo que se cree, el origen de una parte considerable de las que se presentan en este período suele hallarse en desconocimientos, falsas expectativas, sentimientos de minusvalía y otros fenómenos que son relativamente fáciles de combatir o prevenir mediante una adecuada divulgación de estos temas e intercambio personal con los afectados", señala el texto.  En el Tratado también se subraya la diferencia que existe entre sexualidad y coito, al conceder una mayor dimensión a la primera por constituir la capacidad de reconocerse como ser humano y de expresar amor, lo cual resulta imprescindible en esta etapa de la vida.  A modo de conclusión, los especialistas apuntan que el entrenamiento del médico, como parte del equipo de salud, y la sociedad en general pueden contribuir a minimizar, y no a maximizar, los cambios que ocurren con el envejecimiento. Entre las acciones terapéuticas que recomiendan está el tratamiento con estrógenos, útil para mejorar la lubricación vaginal, así como la trasmisión de informaciones relacionadas con el tiempo de estímulo que se necesita en estas edades para lograr una adecuada erección del pene.  Por otra parte, tenemos que contribuir a "aliviar el sentimiento de culpa que se origina cuando existe la necesidad de reiniciar la actividad sexual después de la muerte del conyuge, a eliminar la ansiedad que se desencadena cuando se piensa que el compañero enfermo pudiera agravarse con las relaciones sexuales y a brindar la orientación necesaria para preservar la privacidad del anciano".  El amor en los tiempos del cóleraLa literatura, basada siempre en las vivencias del hombre, revela la riqueza incontenible de la vida, oculta muchas veces bajo lo aparente y lo cotidiano. Y mucho se ajusta al tema este fragmento de El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez.  "...la prudencia de Florentino Ariza tuvo una recompensa inesperada: ella extendió la mano en la oscuridad, le acarició el vientre, los flancos, el pubis casi lampiño. Dijo: ’tienes una piel de nené’. Luego dio el paso final: lo buscó donde no estaba, lo volvió a buscar sin ilusiones , y lo encontró inerme.  "Él tomó la mano de ella y se la puso en el pecho: Fermina Daza sintió casi a flor de piel el viejo corazón incansable latiendo con la fuerza, la prisa y el desorden de un adolescente. Él dijo: ’Demasiado amor es tan malo como la falta de amor’. Pero lo dijo sin convicción: estaba avergonzado, furioso consigo mismo, ansiando un motivo para culparla a ella de su fracaso...hasta que no pudo resistir y se fue a su camarote.  "Pero volvió el mismo día...fresco y restaurado, y se desnudó frente a ella con cierta ostentación. Ella se complació en verlo a plena luz tal como lo había imaginado en la oscuridad: un hombre sin edad, de piel oscura, lúcida y tensa como un paraguas abierto, sin más vellos que los muy escasos y lacios de las axilas y el pubis. Ella se dio cuenta que no se dejaba ver por casualidad...  "Era la primera vez que hacía el amor en más de veinte años, y lo había hecho embargada por la curiosidad de sentir cómo podía ser a su edad después de un receso tan prolongado" Pregunte sin penaPor Aracelys Bedevia SantoyoR.M: El médico me diagnosticó un mioma uterino y estoy muy asustada porque nunca había oído hablar de eso. Me dijo que era un tumor y como yo no le pregunté no me explicó nada más. Necesito que me digan si lo que tengo es malo y por qué me salió.  El útero es un órgano formado por fibras de músculo liso y por tejido fibroso. Cuando las características de este tejido cambian debido al influjo de las hormonas, suelen aparecer miomas o fibromas, que inicialmente son pequeños tumores benignos localizados en el espesor o en la superficie del útero.  Estos fibromas, como también se les conoce, pueden llegar a crecer hasta formar grandes masas o mantenerse pequeñitos.  Las molestias que traen consigo dependen mucho de su localización y tamaño, al igual que el tipo de tratamiento médico. Si el tumor es grande la paciente debe tomar medicamentos destinados a reducir su tamaño o someterse a una intervención quirúrgica. Igualmente, aunque se trate de una tumoración pequeña, si aparece acompañada de complicaciones es fundamental someterse a tratamiento médico. Pero si el fibroma es chiquito y no provoca trastornos, ni siquiera requiere de medicamentos, asegura el doctor Rolando León, médico de la familia.  El fibroma no es un tumor maligno y se le reconoce como el más común que se presenta en el útero y la pelvis femenina.  E.R: Soy una joven trabajadora del sector agropecuario. Trabajo como técnica y tengo dos hijos. Me cuido con el método del calendario, porque no quiero volver a salir embarazada, pero he notado que en los días de la ovulación es cuando más quiero tener relaciones con mi esposo. Quisiera saber por qué durante esos días mi necesidad sexual es mayor.  Ese comportamiento tiene que ver con que el ciclo menstrual se inicia por la acción de hormonas presentes en la sangre que estimulan a los ovarios. Estos, sometidos a la influencia del lóbulo anterior de la hipófisis, producen hormonas (sobre todo estrógenos y progesterona)que controlan el desarrollo sexual a la par que los distintos procesos implicados en la reproducción como preparación del útero para la recepción del óvulo fecundado.  Esas son las razones por las cuales durante la ovulación la mujer se vuelve más receptiva sexualmente. Secreto de almohada Por Aracelys Bedevia SantoyoMi colega Pepe Alejandro, el del Acuse de recibo, y yo tenemos algo en común. A ambos, salvando la diferencia de temática (a él le ocupa la social y a mí la sexual), hay cartas que hasta nos quitan el sueño. Una de las que más vueltas dio en mi cartera, y en mi cabeza, por supuesto, fue la de un caso de violación conyugal. La joven pide ayuda desesperada porque, a pesar de que su esposo, según ella, "es muy bueno", la obliga a hacer el sexo a toda hora.  "No le importa que yo no quiera. Siempre tiene deseos. Cuando llega del trabajo tengo que estarle huyendo. A veces yo me he ido de la casa unos días para descansar, pero cuando regreso me hace pagarle el tiempo que no estuvimos juntos.  "Les juro que no puedo más, tengo miedo a enfermar. Sus esposas anteriores han tenido que dejarlo por esta causa. También todas han terminado en el hospital con problemas ginecológicos. Yo le he dicho que ya no siento nada, pero me responde que no le importa, que a él le gusta y con eso basta. Solo habla y piensa en el sexo. Y yo cada día que pasa le tengo más miedo.".  Después de leer esta misiva, de la que solo publico unos fragmentos, porque el resto es demasiado desgarrador como para ser contado en un periódico, no supe qué hacer. ¿Cómo decirle a esta muchacha, que escribió desordenadamente la palabra "ayúdenme", en el borde superior del papel donde cuenta "su secreto", que está siendo violada por su propio esposo?  Es indignante saber que todavía existen sujetos que tratan a sus compañeras como si fueran objetos y las humillan en el plano sexual.  ¿Con qué derecho lo hacen? ¿Quién les ha dicho que la unión entre dos personas incluye la potestad de obligar al otro a hacer lo que no quiere? ¿Acaso confunden el acta de matrimonio con un papel de compra?  Este juego sucio bajo el manto de la legalidad, me recuerda el espectáculo que presencié en París hace unos días. En la conocida calle del sexo, Pigalle, una avenida llena de tiendas y cines dedicados a estos menesteres, algunas mujeres, esperan con su tarjeta de presentación en la mano y venden sus favores por un puñado de francos. Ellas ponen precio a su cuerpo. Y ellos transforman el vínculo en una unión perversa donde la agresividad sirve como elemento de dominio y es la condición necesaria para lograr placer.  HUELLAS QUE PERDURANAl igual que en cualquier otro acto de violación, las secuelas físicas que dejan este tipo de relaciones pueden ser insignificantes o graves, en dependencia de las características del agresor y de la víctima. En cambio, las psicológicas suelen ser extremadamente agudas.  Las mujeres violadas por sus esposos llegan a experimentar un terrible miedo, que les impide romper con su condición de compañera sumisa y dependiente.  También sufren de ansiedad, depresión y desarrollan sentimientos de hostilidad hacia su pareja, así como diferentes disfunciones sexuales (anorgasmia, vaginismo, ausencia de deseo y otras).  No obstante, cargan con la cadena hasta que ésta se rompe por su propio peso, cuando al igual que mi lectora, les comunican su problema a una tercera persona.  APRENDER A QUERERSE¿Cómo salir entonces de esta encrucijada en la que tantas quedan atrapadas? Celebrándose y cantándose a sí misma, como diría Watt Willman; defendiendo el derecho a que se les respete; poniendo a tiempo cada cosa en su lugar.  ¿Sentimiento de culpa? Ninguno. Este tipo de individuos, en la mayoría de los casos, se comporta de esa forma, no porque necesariamente tengan un deseo más intenso que los demás, sino porque disfrutan del poder que experimentan cuando dominan a su víctima.  Pregunte sin penaD.R: Les escribo desde Santiago de Cuba. Soy un joven de 24 años, divorciado pero con una hija. Mi pregunta es esta: ¿Pueden un hombre y una mujer tener múltiples orgasmos?  El hombre no, pero la mujer sí. Después de un primer orgasmo, el hombre atraviesa por una etapa llamada refractaria, en la cual debe esperar un tiempo relativamente prolongado para que un estímulo sexual ponga en funcionamiento su capacidad eréctil y alcance nuevamente otro orgasmo. En la mujer, por el contrario, este período es más corto, por lo que puede lograr varios orgasmos en poco tiempo. No obstante, es infrecuente que ellas obtengan múltiples orgasmos rápidamente, aunque las que lo logran pueden volverlo a tener en cualquier momento si el estímulo sexual es adecuado.  J.A: A mi novio le salieron en la piel de los muslos unos granitos. El médico le dijo que es una enfermedad llamada molusco contagioso. ¿Cómo pudo haberla cogido? ¿Es cierto que puede pegarse hasta por sentarse en una roca en la playa, si anteriormente se sentó un infectado?  Sí. La transmisión depende mucho del estado inmunitario del individuo. Puede ser por contacto con personas u objetos infectados o también por vía sexual.  Luego de un período de incubación muy variable, de 15 días a seis meses, aparecen las lesiones características: pequeñas manchas sobreelevadas o granitos circulares en la piel, de consistencia elástica, no dolorosas. Se localizan en grupos o aisladas en las regiones genitales, pubis, axilas y muslos. En algunos casos, alrededor de estas lesiones aparece un eccema que ocasiona picazón, por lo que la persona se rasca y arrastra muchas de ellas.  La produce un virus denominado Poxvirus. Su distribución es mundial y su incidencia se ha incrementado en los últimos tiempos. Pero afortunadamente la evolución es benigna.  En las personas con VIH-SIDA el cuadro infeccioso se generaliza por todo el organismo y aparece también en la cara y la parte superior del cuerpo. ¿Sabías que..?  Aprueban novedoso anticonceptivo femeninoLa agencia Federal de Alimentos y Medicinas (FDA)aprobó el miércoles el anticonceptivo NuvaRing, un anillo que emite hormonas de estrógeno y progesterona en cantidades similares a las encontradas en las pastillas anticonceptivas. Por tanto, las mujeres podrían usarlo una vez al mes en lugar de tomar diariamente una pastilla.  El anillo, de 5.08 centímetros de diámetro, tiene un tipo de estrógeno y progesterona mezclados en el plástico, y la delgada cubierta exterior libera las hormonas por tiempo prolongado. Estas penetran por los tejidos vaginales hasta el torrente sanguíneo, lo que ofrece niveles de hormonas en sangre comparables a las de las pastillas anticonceptivas, señaló la experta de la FDA, la doctora Dena Hixon. Para ello, la mujer inserta el anillo en cualquier momento durante los primeros cinco días de su período menstrual y se lo deja durante tres semanas. Después, lo retira siete días, y lo reemplaza por uno nuevo.  En los primeros siete días del uso del primer anillo, se debe emplear un anticonceptivo de respaldo, en espera del tiempo necesario para que las hormonas alcancen niveles adecuados de protección, señaló Hixon.  Después de ese período, mientras se inserta adecuadamente un anillo nuevo cada mes, la protección contra el embarazo deberá ser continua.  El por ciento de efectividad es bastante alto. De cada cien mujeres que emplean adecuadamente el NuvaRing, una o dos podrían quedar embarazadas cada año, una cifra similar a otros anticonceptivos de mayor venta, informó la FDA.  Este anticonceptivo se adhiere bien a las paredes de la vagina, pero si se desliza fuera de ella por más de tres horas, debe utilizarse otro tipo de control hasta que sea reinsertado. La danza del cortejo Por  Laura Caldiz  y Diana M.ResnicoffSi bien cada uno de nosotros utiliza diferentes tácticas para cortejar, la forma de seducir muestra inquietantes semejanzas en todas las culturas.  Mujeres de lugares tan diferentes como el Amazonas, Nueva Guinea, París, realizan la misma secuencia de flirteo mientras cortejan: la mirada penetrante, el reconocimiento, la conversación, el roce y la fugaz sincronía armoniosa, táctica que probablemente se encuentra inscripta en nuestro psiquismo evolutivo.  Hombres y mujeres miran fijamente a una posible pareja no más de dos o tres segundos, durante los cuales sus pupilas pueden dilatarse, como señal de extremo interés. En el momento en que eso ocurre, él o ella apartan la vista. Pero, esa mirada "copulatoria" no pasa inadvertida, pues activa nuestra parte cerebral más primitiva, provocando interés o rechazo.  Este esquema universal de flirteo fue descubierto en 1960 por el alemán Eibl-Eibesfeldt, quien utilizando una cámara oculta de vídeo, estudió cómo ocurre el cortejo en diferentes culturas.  También los chimpancés y otros primates utilizan la mirada como vehículo para comunicarse. Miran al enemigo cuando quieren intimidarlo o para reconciliarse después de una batalla. Lo mismo sucede si desean hacer el coito.  Después de este encuentro de las miradas, se inicia la conversación, en la cual no importa qué se diga, sino cómo se dice, sobre todo porque la voz humana es como una segunda firma que muestra no solo las intenciones de su dueño, sino también su entorno cultural, su grado de educación y las características idiosincráticas individuales. Es por eso que su impacto puede llegar a interrumpir el cortejo o facilitar que este continúe.  De proseguir, comienza entonces el contacto, un simple roce iniciado generalmente por la mujer. Pequeño, pero determinante. Porque la piel humana es como una pradera en la que cada hoja de hierba equivale a una terminación nerviosa, sensible al más leve contacto, y capaz de dibujar en la mente humana el recuerdo del instante.  Ante esta insinuación, el hombre suele percibir de inmediato el mensaje. Si vacila, por poco que sea, ella puede no intentar tocarlo nunca más y la seducción termina. En cambio, si se inclina en su dirección y sonríe, o si le retribuye con un contacto deliberado, habrán superado una barrera enorme.  Posteriormente, si la pareja continúa charlando y tocándose, balanceándose, torciéndose, mirando con fijeza, sonriendo, meciéndose, coqueteando, llegará, entre miradas y leves contactos, a la última etapa del ritual del cortejo: la sincronía física total, el componente más misterioso de la seducción.  Estos juegos, imaginativos y creativos, son básicos en la seducción humana, por lo que cada individuo debe tenerlos en cuenta a la hora de conquistar a la persona deseada.  SIMILARES ACTITUDESAlgunas tácticas de cortejo masculinas y femeninas son compartidas con otras especies no humanas. La actitud tímida, el ladeo de la cabeza, el pecho hacia adelante y la mirada penetrante, posiblemente formen parte de un repertorio estándar de gestos humanos que, usado en determinados contextos, evolucionó como un código para atraer a la pareja.  La mujer sonríe y levanta sus cejas mientras abre bien sus ojos para mirar a quien la observa. Luego baja los párpados y la cabeza, mirando hacia otro lado.  El hombre, arqueando su espalda, echa su pecho hacia adelante del mismo modo que las palomas machos, al pavonearse, inflan sus pechos.  Siglo tras siglo representamos una y otra vez el antiguo guión del que tanto habla la antropóloga Helen Fisher: nos pavoneamos, acomodamos las plumas, flirteamos, nos hacemos la corte, nos deslumbramos, nos atrapamos mutuamente. Luego, hacemos nido, nos reproducimos, muchos nos somos infieles, y a veces llegamos a abandonar el redil.  (Tomado del libro Sexo, mujer y fin de siglo, de las autoras.).  ¿Sabías que...? La luna de miel puede prolongarsePor LauraCaldiz y Diana M. Resnicoff En medio de la pasión de una relación nueva, hasta aquellos que habitualmente duermen ocho horas se contentan con dos o tres. Las ansias sexuales son incontenibles y la pasión llena cada momento. Pero toda esa energía puesta en el deseo no es eterna, tarde o temprano las relaciones maduran y comienzan a brindar un grado de comodidad y predictibilidad a los amantes. Comenzamos a pensar de manera más práctica y en lugar de noches con velas, serenatas y descubrimientos, se comienza a examinar con lupa la relación.  Encontramos defectos hasta en el más soñado de los amantes, nos preocupamos por las finanzas conjuntas, vuelven las preocupaciones laborales individuales y la luna de miel se termina.  Es en este punto en el cual algunas parejas encuentran que, independientemente de lo mucho que se aman, la pasión está en un punto bajo. El sexo, aunque no desaparece, disminuye, y el aburrimiento entra en la cama.  La solución en estos casos es concentrarse en los sentimientos placenteros y disfrutarse mutuamente, porque cuando no nos concentramos, quedamos fuera de la escena y aparece el aburrimiento. Además, el sexo requiere poner los cinco sentidos en lo que ocurre y trascender la frontera del sí mismo.  Para ello es fundamental poner una música suave, cerrar los ojos y dejar que la mente se llene de imágenes agradables que ayuden a relajarnos y a disfrutar del placer sexual.  Tampoco debemos olvidar el papel del romance: besos, invitaciones especiales, llamadas telefónicas, noticas que contribuyan a mantener el clima de afecto y la seducción. Pregunte sin penaPor Aracelys Bedevia SantoyoJ.C: He oído hablar de que la mujer durante el sexo atraviesa por varias fases, pero no conozco bien cuáles son ni cómo diferenciarlas.  El ciclo sexual de la mujer se divide en cuatro momentos: excitación, "meseta", orgasmo y resolución. En el primero, las paredes vaginales se congestionan debido a que el estímulo recibido aumenta la presión sanguínea, lo que conduce a la aparición de un flujo lubricante en la vagina y la vulva. La rapidez del comienzo de esta lubricación varía de una mujer a otra, y generalmente ocurre entre 10 y 30 segundos después de iniciarse el estímulo. Su aparición es fundamental para un coito placentero; no obstante, el hecho de alcanzar una adecuada lubricación no es suficiente fundamento para pensar que la mujer está lista para comenzar el coito. Son necesarios otros cambios como la congestión del clítoris, las mamas, los labios vaginales (tanto los internos como los externos). También durante esta etapa la vagina aumenta de volumen, el útero se "extiende" hacia atrás haciendo que se forme el cilindro vaginal que permitirá el ingreso del pene. Aumenta la frecuencia de la respiración y el ritmo cardiaco y a muchas mujeres se les enrojece la piel de la parte alta del abdomen, fenómeno que además puede observarse en todo el cuerpo.  En la fase meseta predominan las contracciones voluntarias e involuntarias de algunos músculos. Pero lo que más la diferencia es la aparición de la llamada "plataforma orgásmica", que se caracteriza por una intensa congestión y humedad de los tejidos alrededor de la entrada de la vagina. Su llegada no necesariamente significa que la mujer está próxima al orgasmo, considerado como el tercer momento importante en el desarrollo de la actividad sexual de las mujeres.  Al llegar a la tercera etapa la mujer siente contracciones rítmicas de los órganos genitales y del esfínter del ano, que se inician en el útero y progresan hacia la vagina, clítoris y labios vaginales. Las frecuencias cardiaca y respiratoria alcanzan su punto más alto, igual sucede con la tensión arterial y el enrojecimiento del abdomen.  Por último, la fase de resolución es el momento en que la frecuencia cardiaca, respiratoria y la tensión arterial disminuyen hasta normalizarse. Los músculos que se habían contraído durante el orgasmo se relajan y los órganos genitales que se habían hinchado regresan a su estado normal. En esta, la mujer, a diferencia del hombre, si es adecuadamente estimulada puede volver a iniciar un nuevo ciclo sexual rápidamente. El cuerpo es un misterio de dos Por  Aracelys Bedevia SantoyoDe la India y sus mitologías nos llega El Tantra, que es una manifestación especial de la espiritualidad y la sexualidad.  El Tantra de la India lleva a las personas a una activa meditación interior. Existen muchas variantes de práctica y creencia, pero solo un hilo es capaz de guiarnos a través del laberinto; todas las manifestaciones de El Tantra se pueden sujetar a ese hilo, que es la idea de que es un culto del éxtasis, concentrado en una visión de sexualidad cósmica.  En esa visión convergen estilos de vida, ritual, magia, mito, filosofía y una tupida red de signos y símbolos emotivos. Los textos básicos por cuyo medio se expresa esto se llaman también Tantras. El Tantra incluye igualmente imágenes e ideas que proceden de las capas más antiguas de la religión india, muchas de ellas del Aiyan Veda y de los Upanishads, y son reinterpretados con frecuencia en términos visuales por medio de diagramas y de personificaciones.  Hoy día conocemos El Tantra por los textos manuscritos llamados Tantras, escritos en sánscrito o en lenguas vernáculas. Solamente unos pocos de los que sobreviven han sido publicados, y menos aún traducidos al castellano. Parecen haber sido compuestos en la India, en distintos períodos y lugares, más o menos a modo de enciclopedias de filosofía y ritual tántrico, y copiados y aumentados muchas veces.  Aunque el tantrismo como un cuerpo filosófico-esotérico sistematizado va conformándose a partir del siglo IV, sus raíces se pierden en la noche de los tiempos y muchos de sus más significativos principios místicos e iniciáticos son prevédicos y cuentan con una antigüedad de más de cinco milenios.  El Tantra no es una creencia o una fe, sino una forma de vivir y de actuar. El tántrico tiene que vivir una vida controlada, porque sabe que solo la repetición, de todo corazón y sin cesar, de actos auténticos, tanto físicos como mentales, puede cambiar su cuerpo y su conciencia. Categorizar correctamente es fundamental para la armonía de la vida. Llevarse bien con uno mismo es la única plataforma desde la cual se puede construir el espíritu, dicen los textos milenarios hindúes.  LO MÁS IMPORTANTE ES LA UNIDADDentro de esta perspectiva, el acto sexual tántrico es vivido de manera muy diferente al ordinario, al profano. En El Tantra, no es el hombre el que "hace" el amor con la mujer, sino que ambos forman dos repúblicas celulares, dos universos que se unen. El hombre y la mujer están conectados entre sí, los intercambios se hacen en todos los planos. En lugar de estar centrado en su placer egoísta, cada uno se abre al universo corporal del otro como al suyo propio. El orgasmo no se rechaza, pero no tiene importancia real, ni para Shakti, ni para Shiva.  El maithuna tántrico ritualizado, sacralizado, crea así una relación muy diferente al contacto profano, gracias a esta actitud contemplativa del otro y del acontecimiento que constituye la unión.  Entre los occidentales, Alan Watts ha captado bien esta actitud alternativa:  "Vivido en total apertura de espíritu y de sentidos, el amor sexual se convierte en una revelación. Mucho tiempo antes de que se produzca el orgasmo masculino, la pulsión sexual se convierte en lo que podría describirse, psicológicamente, como una cálida fusión de la pareja: él y ella parecen fundirse verdaderamente uno dentro de otro. Nada se hace para que las cosas se produzcan. Solo hay un hombre y una mujer que exploran sus sensaciones espontáneas, sin idea preconcebida en cuanto a lo que debería pasar, pues la contemplación no concierne a lo que debería suceder sino a lo que es. Se trata de establecer una corriente de intercambios entre los sentidos y su objeto, sin prisa, sin ningún deseo de posesión. En nuestra cultura, donde falta esta actitud, el contacto es breve, el orgasmo femenino raro o escaso, el hombre demasiado precoz, forzado por movimientos prematuros.".  Aunque esto no sea El Tantra, donde este intercambio contemplativo es un simple preliminar, su mérito esencial es otorgar tiempo a la experiencia, lo que resulta indispensable para la participación total de cada célula. Implicar a cada fibra del cuerpo de cada uno de los miembros de la pareja lleva más de diez o quince minutos.  La meta tántrica es la condición de Unidad. En términos más "actuales", podríamos decir que la meta consiste en lograr la autorrealización o la integración personal, o simplemente la totalidad. La palabra tántrica para el Uno es Shiva-Shakti, que se refiere a la unión de la consciencia cósmica con la energía creativa, la fuerza que mueve la creación, la combinación perfecta de lo masculino y de lo femenino que forman el Uno indiferenciado.  En el cuerpo residen Shiva y Shakti, que penetran y animan todas las cosas. En el cuerpo está Prakriti-Shakti y todos sus productos. El cuerpo es un inmenso depósito de poderes (Sakti). El objetivo del rito tántrico es llevarlos a su plena expresión.  EL CUERPO El cuerpo es la piedra angular de la catedral tántrica. Para El Tantra, el cuerpo es mucho más que un maravilloso instrumento de manifestación, o un admirable mecanismo biológico; es divino. Para captar la clave del Tantra, hay que comprender que:  . Mi cuerpo real es, de hecho, un universo de una complejidad extraordinaria, cuya vida secreta desconozco.  . Mi cuerpo vivido es una simple imagen, un esquema, una construcción mental, y es el único aspecto que conozco. . Mi cuerpo guarda, en sus profundidades ocultas, potencialidades insospechadas, energías extraordinarias, que en su mayoría quedan sin cultivar en el hombre común, pero que la práctica despierta y desarrolla.  (Tomado de Mujeres del Tercer Milenio, Venezuela) ¿Sabías que...? Los varones también padecen de cáncer de mamaAunque en un por ciento mucho menor que la mujer, el hombre puede igualmente sufrir cáncer de mama, e incluso, presentar los mismos síntomas. También sus pronósticos y tratamientos son similares. Sin embargo, el problema está en que muchas veces se detecta un poco más tarde pues, en tales casos no suele pensarse en este diagnóstico.  En hombres y mujeres, la mayoría de los tumores que se producen en la mama son benignos, no cancerosos, y se deben a formaciones fibroquísticas (el quiste es como una bolsa llena de líquido y la fibrosis es un desarrollo anormal del tejido conjuntivo).  Por su parte, la fibrosis no aumenta el riesgo de desarrollar un tumor y no requiere de un tratamiento especial. Los quistes, si son grandes, pueden resultar dolorosos y la eliminación del líquido que contienen mediante una punción hace desaparecer el dolor. La presencia de uno o más quistes tampoco favorece la aparición de tumores malignos.  Los tumores benignos están relacionados, en su gran mayoría, con factores genéticos. Producen dolor e inflamación pero, ni se diseminan al resto del organismo ni son peligrosos.  Dentro de los tumores malignos, existen varios tipos, en dependencia del lugar de la mama donde se produzca el crecimiento anormal de las células y según su estadio.  Estos pueden ser localizados o haberse extendido, a través de los vasos sanguíneos o mediante los vasos linfáticos, y haber dado lugar a metástasis. Existen varios tipos de cáncer de mama. El carcinoma ductal in situ, se origina en las células de las paredes de los conductos mamarios y es un cáncer muy localizado. El ductal infiltrante o invasivo, se inicia en el conducto mamario pero logra atravesarlo, pasa al tejido adiposo de la mama, puede extenderse a otras partes del cuerpo y es el más frecuente de los carcinomas de mama.  También están el carcinoma lobular in situ, que parte de las glándulas mamarias y aunque no es un cáncer verdadero aumenta el riesgo de desarrollarlo en el futuro y el lobular infiltrante o invasivo que comienza en las glándulas mamarias pero se puede extender y destruir otros tejidos del cuerpo.  Un último tipo es el inflamatorio del seno, muy poco común y tan solo se presenta en un uno por ciento del total de los tumores cancerosos de la mama. Es agresivo y de crecimiento rápido. Hace enrojecer la piel del seno y aumentar su temperatura. Pregunte sin penaPor Aracelys Bedevia SantoyoY.M. Vivo en Cienfuegos y tengo 25 años. Hace unas semanas sentí un dolor brusco muy intenso bajo vientre. Fue como si se me fuera la vida. Al llegar al hospital me operaron de urgencia porque tenía un embarazo ectópico derecho. Ahora me encuentro en mi casa recuperándome. Quiero que me digan por qué ocurre el embarazo ectópico y si me puede pasar otra vez. ¿Puedo tener hijos? ¿Sentiré lo mismo cuando vuelva a tener relaciones sexuales con mi esposo?  Este tipo de embarazo sucede debido a que el espermatozoide al unirse con el óvulo, no se implanta en un lugar adecuado, o sea, dentro del útero, sino fuera de él. Por lo general, ocurre en las trompas, pero también puede presentarse en el ovario, la cavidad abdominal, en el cuello uterino, y hasta en un muñón de trompa operada.  Según los especialistas, las causas suelen ser diversas: inflamaciones pélvicas, desarrollo inadecuado de las trompas, operaciones sobre estas, tumores que las compriman, fecundación precoz del óvulo, anomalías cromosómicas. Otro factor que influye son los abortos provocados a repetición, por las consecuencias que traen consigo. También algunos fármacos como la aspirina, los antinflamatorios no esteroideos, y los antivirales, favorecen su aparición.  Lo que te provocó ese dolor tan intenso fue la ruptura o fisura de la trompa donde tenías alojado el embrión. Esto es muy peligroso, porque cuando ocurre sale mucha sangre hacia la cavidad abdominal, a veces en grandes cantidades. Es por eso que hay que operar de forma inmediata.  La posibilidad de que te repita nuevamente es baja, pero puede pasar. Acude a tu médico de familia y plantéale esta preocupación para que te estudie con mayor profundidad y elimine los factores de riesgo que puedas tener. Uno de ellos es las inflamaciones pélvicas crónicas.  Si la operación fue sobre el lado derecho como dices, seguro te extrajeron esa trompa, sobre todo si fue complicado. Pero todavía te queda la otra, lo que significa que en un futuro, si lo deseas, podrás quedar embarazada y tener tu hijo sin dificultades.  En cuanto a las relaciones sexuales con tu esposo no tienes tampoco por qué preocuparte. Este tipo de operaciones no disminuye el deseo sexual. Después que te recuperes verás que nada ha cambiado.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.