Probeta

Autor:

Leonardo Padura Fuentes

Unas moléculas podrían ser responsables de la agresividad que provoca las peleas entre machos de una misma especie, según un estudio publicado en la revista Nature.

Un grupo de científicos del Instituto de Investigación Scripps, en California, EE.UU., identificó al menos dos sustancias químicas expulsadas en la orina de ratones y que asociaron con su conducta agresiva. Estas sustancias, moléculas feromónicas, son detectadas por el olfato de los animales, lo cual estimula el comportamiento agresivo en estos roedores altamente territoriales.

Investigaciones anteriores habían demostrado que los animales castrados no producen esta clase de feromonas, por lo que no pueden estimular ningún tipo de comportamiento agresivo.

Sin embargo, cuando estos científicos frotaron la orina de ratones no castrados en la espalda de ratones castrados, otros roedores mostraron nuevamente un comportamiento hostil.

Lisa Stowers, del Instituto de Investigación Scripps, y su equipo de investigadores, analizaron las respuestas de neuronas sensoriales en vías nasales de los roedores con varios componentes de la proteína de la orina del ratón, y determinaron el comportamiento de los ratones machos.

Los expertos identificaron dos moléculas que provocaban la agresión entre ratones machos, las células y los circuitos donde actúan estas moléculas.

Los ratones machos muestran la agresión territorial de manera natural; sin embargo, la lógica detrás de este comportamiento siempre ha sido difícil de demostrar.

La hipótesis de estos investigadores es que estas proteínas pueden transmitir la información sobre las características de otros ratones, tales como su género, edad o estado, aunque esta teoría sigue sin ser probada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.