Otorgan premios del Concurso Nacional Ala Décima

Fueron premiados Después de las sirenas, de Irelia Pérez; Del otro lado del tiempo, de Ada Isabel Machín, y Óleo para un meditabundo, de Pedro Juan Medina 

Autor:

Jesús Arencibia Lorenzo

Modesto Caballero, subido en un árbol del fondo, intenta atraparlos a todos en la fotografía. No pasan de 40 personas, pero cada uno se multiplica en afectos cuando escucha un poema.

Al centro está Pedro Péglez, líder del grupo Ala Décima, hablando de los ocho años que ya tiene el Concurso nacional del mismo nombre. Lo de «ala» es por Alamar, la periférica localidad capitalina donde se reúnen y trovan y sueñan estos líricos irremediables.

¿Saldrá en la imagen la pared descascarada de la biblioteca? ¿Y el colchón de hojas secas que llena el traspatio? Bueno, qué importa, si aun con sus carencias no hay espacio mejor para tertuliar que esta casa llamada Tina Modotti.

¿Y este silencio? Es que ya van a decir los decimarios premiados... Óleo para un meditabundo, de Pedro Juan Medina, y Del otro lado del tiempo, de Ada Isabel Machín, ganan el tercero y segundo lugares. Impaciencia. Nervios. Y una mujer cienfueguera se lleva la corona.

Después de las sirenas, titula su cuaderno Irelia Pérez Morales. Lo escuchamos: Vas navegando el azar de un tablero / por la alfombra. / Derribas al rey. / ¿Qué sombra de cuchillos trae el mar?

El mar, algo de él tiene esta peña de premiación, en la que Juventud Rebelde y el semanario Trabajadores dieron «Ala» a la décima con sus premios especiales.

Fueron 50 poemarios de 12 provincias en competencia, y en unos minutos se ha cerrado el ciclo para lanzar de nuevo la convocatoria.

¿Cómo quedará la foto de Modesto? Tal vez nos veamos todos cantando con el dúo Ad Libitum, o atentos a la voz de Irelia o apuntando la dirección en internet del sitio Ala Décima.

Para la «viajera peninsular», como llamó el Indio Naborí a la estrofa de diez versos, siempre hay sitio en Alamar.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.