Huracán Gustav: tenso compás de espera

Autor:

Juventud Rebelde

Gustav sigue poniendo a prueba la previsión y la racionalidad del sistema de Defensa Civil cubano con su imprevisible comportamiento

Errático, indeciso y todavía sin un rumbo preciso. Así avanza la ahora tormenta tropical Gustav, que aspira a cruzar por el estrecho de Colón, al sur de las provincias orientales, para salir nuevamente a mar abierto donde podría volver a hacerse fuerte y rescatar la categoría de huracán, incluso, de gran intensidad.

Su paso por la Península de Tiburón, el territorio más occidental de Haití, con sus altas montañas, debilitó a la séptima formación tropical de la actual temporada, que en la noche de ayer tenía una presión de 999 hectopascales y se trasladaba a unos 11 km por hora al oestenoroeste.

De seguir ese rumbo un tiempo más, Gustav debe estar en la noche de hoy —según el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología— en algún punto al sur de Cabo Cruz, Granma, y ya sus efectos, fundamentalmente las lluvias y las penetraciones del mar se estarán sintiendo en esta provincia, así como en las vecinas de Guantánamo y Santiago de Cuba.

¿Hacia dónde se dirigirá definitivamente? Todavía es pronto para decirlo, aunque en todos los territorios orientales se mantiene una estrecha vigilancia sobre la posible trayectoria del ciclón, ya que alguna variación en su rumbo podría cambiar las condiciones de su impacto en el territorio cubano.

Hasta el cierre de esta edición, los pronósticos indican que Gustav pudiera estar el fin de semana muy cerca de las provincias occidentales, y algunos de los modelos de posibles trayectorias que conforman el «cono» lo ubican impactando en la Isla de la Juventud y posteriormente en Pinar del Río.

Este «cono», según el doctor José Rubiera, jefe del Centro de Pronósticos, refleja el 60 o 70 por ciento de las trayectorias posibles, pero bien pudiera haber una variación sustancial en esta situación, por lo cual toda precaución es poca. Lo que sí está claro es que Gustav es una seria amenaza, que sería muy fatal subestimar.

La provincia de Granma, desvelada por la inminencia de la tormenta tropical, ayer ya tenía a más de 34 000 personas evacuadas, la mayoría de ellas en viviendas particulares; mientras que más del 80 por ciento de las áreas comerciales del territorio fueron proveídas con productos de la canasta básica, lo que facilitó la venta inmediata a los consumidores.

Asimismo, brigadas de ingenieros y otros especialistas apoyan las tareas de limpieza y drenaje de los lugares en los que tradicionalmente se estanca el agua, y se sigue de cerca la situación de los embalses, para evitar que se atraganten con las precipitaciones de Gustav.

Hasta ayer al cierre de esta edición, los diez embalses de Granma acumulaban el 72 por ciento (940 millones de metros cúbicos) de su capacidad, mientras que solo se reportaban por el momento pocas precipitaciones en varios municipios de la provincia, incluyendo la capital provincial.

A su vez, en Holguín, aunque las lluvias no han sido significativas, se mantienen vigentes medidas como la evacuación hacia casas de familiares y amigos de más de 5 000 personas cuyas viviendas, al encontrarse enclavadas en zonas bajas, corren peligro de anegarse si se produjeran intensas precipitaciones.

Además de acondicionar albergues y acelerar las cosechas, en Holguín, igual que en el resto de los territorios, se trazó un plan emergente para la transportación de unas 6 000 toneladas de arroz, harina y azúcar, desde el puerto de Vita hacia los almacenes.

También en Las Tunas, algo más lejos, los especialistas pronostican que se incrementarán las lluvias en el territorio a partir de hoy jueves, por lo cual se han evacuado ya unas 1 900 personas; se resguarda el ganado y otras instalaciones, y se cosechan productos del agro aptos para el consumo humano.

Camagüey tampoco se ha quedado atrás, y desde horas de esta madrugada se han alistado más de 60 medios de transporte en previsión de posibles evacuaciones en los territorios de Playa Florida, Sierra Maestra, en Vertientes, y Santa Cruz del Sur.

No solo se han orientado todas las medidas para salvaguardar vidas y bienes, sino que desde ayer, a todo ritmo, se cosechan en Vertientes, 23 de las 35 caballerías de arroz que en esta zona ya están listas para aprovechadas, por si acaso, el caprichoso Gustav, pasa por allí.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.