Inauguran servicio de seguimiento a personas con VIH en Santiago de Cuba

Pregunte sin pena

Autor:

Juventud Rebelde

La reciente creación de un servicio de seguimiento inmunológico y virológico para personas con VIH procedentes de las provincias orientales y Camagüey tendrá un impacto inmediato en el mejoramiento de la calidad de vida de esos pacientes

SANTIAGO DE CUBA.— Un importante paso a favor de la salud en Cuba acaba de darse en esta ciudad con la inauguración de un Servicio Regional de Seguimiento Inmunológico y Virológico a personas con VIH.

Avalada por el nivel científico y de especialización médica alcanzados en la provincia, y con una inversión tecnológica en marcha, la nueva institución —con sede en el Hospital general doctor Juan Bruno Zayas— eleva a planos superiores el proceso de descentralización del seguimiento a estas personas que lleva adelante la Isla desde hace varios años.

El nuevo proyecto nace a partir de la experiencia del equipo multidisciplinario a cargo de la atención integral a pacientes santiagueros y tiene la pretensión de convertirse en una extensión, para este tema, del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), ubicado en Ciudad de La Habana, al cual viajan sistemáticamente personas seropositivas al VIH de todo el país, para su chequeo y tratamiento integral.

Al decir del doctor Rafael Ángel Caballero, especialista de primer grado en Medicina Interna y uno de los galenos vinculados al equipo desde el principio, este nuevo espacio tendrá impacto inmediato «en el mejoramiento de la calidad de vida de las más de 2 000 personas diagnosticadas hasta el momento en las cinco provincias orientales y Camagüey».

Ciencia y Tecnología vs. SIDA

En breve la nueva institución constará con todas la condiciones para la atención especializada a pacientes remitidos desde las áreas de salud de la región oriental, a quienes se dará un seguimiento exhaustivo que va desde los estudios iniciales posteriores al diagnóstico, la labor de capacitación para enseñarlos a vivir con su enfermedad, la aplicación de terapias antirretrovirales en los casos que lo necesiten y el tratamiento a las complicaciones asociadas con enfermedades oportunistas.

La mejoría tecnológica, precisó el doctor Caballero, también profesor de Medicina Interna del Instituto Superior de Ciencias Médicas santiaguero, refuerza el efectivo quehacer del colectivo de alrededor de 70 médicos de todas las especialidades, enfermeras, tecnólogos, laboratoristas, imagenólogos, psicólogos, fisioterapeutas y todo el personal encargado aquí de que la ciencia derrote al VIH.

Ya han empezado a realizarse en Santiago de Cuba pruebas periódicas imprescindibles para el seguimiento inmunológico de la evolución de los casos, como la determinación celular de los linfocitos CD4 y de la carga viral, y otros exámenes microbiológicos que antes obligaban a los portadores del virus al continuo traslado hacia la capital del país.

El moderno servicio cuenta con una sala —que alcanzará las 37 camas— para el ingreso de nuevos casos captados, a quienes se somete a un estudio integral que dé cuenta de sus condiciones de salud en ese momento.

El centro tiene garantizado el arsenal terapéutico antirretroviral y dispone de equipamiento moderno para tratar las enfermedades oportunistas que, en amplia gama, pueden atacar a las personas infectadas con VIH, y en aras de una mayor efectividad se alistan los detalles finales del cubículo de atención integral al paciente grave donde se apliquen procederes de la medicina intensivista.

Entre las novedades tecnológicas resaltan equipos de resonancia magnética, tomografía axial computarizada y ultrasonidos de todo tipo, que ayudan en el diagnóstico precoz de patologías como la criptococosis cerebral o la neurotoxoplasmosis, de gran incidencia en esta parte del país; medios endoscópicos para el estudio del aparato gastrointestinal y evaluaciones urológicas y pulmonares, equipos de colposcopía, para estudios ginecológicos, entre otros, y el arsenal preciso para intervenciones quirúrgicas y estudios bioquímicos y hematológicos que demanden estos pacientes.

En estos momentos, detallaron los expertos, se crean las condiciones para el traslado de las muestras desde Holguín, Camagüey, Las Tunas, Granma y Guantánamo hacia el moderno laboratorio santiaguero, lo que facilita a los médicos la discusión cotidiana de los casos y la toma de decisiones sobre cambios en el tratamiento u otras conductas.

Tales ventajas pudieran ampliarse de contar el Centro con una tecnología compatible con la producción de reactivos necesarios para estas indagaciones en el Laboratorio de Anticuerpos y Biomodelos Experimentales LABEX, dependencia del Centro de Inmunología Molecular aledaña también al Juan Bruno Zayas.

Efectivos frente al VIH

Consecuentes con la filosofía de integralidad que defiende el sistema de salud en esta provincia, el nuevo centro brinda un servicio territorial de embarazo y VIH, en el que un experimentado equipo de ginecobstetras da seguimiento a las pacientes gestantes portadoras del virus desde la captación del embarazo hasta el momento del parto. Descendientes de madres seropositivas y adolescentes infectados reciben atención especializada en el hospital Infantil Sur, popularmente conocido como La Colonia.

También se brinda atención psicológica, en estrecha colaboración con el Centro de Educación y Promoción para la Salud en el territorio y la llamada LíneAyuda, e incluye labores de consejería y pautas de entrenamiento para convivir con la enfermedad en las que reflejan cuestiones de gran importancia: cómo alimentarse, cómo tomar los medicamentos, qué hacer ante la aparición de los síntomas.

De esta forma planean la creación de una consejería inter-hospitalaria que complemente la labor asistencial con un fuerte trabajo profiláctico y preventivo en la población de las provincias orientales, especialmente los grupos más expuestos a riesgo por sus prácticas sexuales.

El doctor Ventura Fuentes Saní, especialista de Segundo grado en Medicina Interna y Máster en enfermedades infecciosas, destaca asimismo el trabajo de especialistas santiagueros en la capacitación del personal médico y paramédico de las áreas de salud, hospitales y policlínicos de todos los municipios, garantes de la atención ambulatoria a portadores del VIH en cada comunidad.

Esta preparación se extiende hasta estudiantes de Medicina de la facultad santiaguera, quienes transitarán por el Centro como parte de su programa curricular.

En fin, que con tintes de vida y en desafío total contra el sida, el nuevo Servicio Territorial de Seguimiento Inmunológico y Virológico a pacientes con VIH en el Oriente cubano es ya una edificante realidad; evidencia palpable del rigor y empeño que pone el Estado para mantener la salud de estas personas dentro de parámetros positivos.

Pero todo ese empeño solo tendrá sentido si la comunidad de pacientes con VIH es consecuente con la voluntad estatal, recalca el doctor Caballero Artiles: «Nuestra recomendación es que sean responsables desde el punto de vista social y personal. Si cumplen lo indicado por los especialistas, si se logra lo que los médicos definimos como adherencia al tratamiento aplicado, disminuirán las complicaciones asociadas con su enfermedad y podrán alargar su vida».

Pregunte sin pena

G.P.: Soy una muchacha de 28 años. Tengo una relación hace dos años. A mi compañero no le gusta el sexo anal que a mí me estimula más que el normal. Él dice que eso es de homosexuales y no comparte mi deseo. Yo me siento enamorada de él y no quiero terminar la relación. A lo mejor lo que siento no es normal, por eso quiero preguntarle.

Cualquier parte del cuerpo puede resultar erótica y no son pocos aquellos para los cuales la región anal lo es especialmente. El problema entre ustedes no es tu preferencia, sino la dificultad para llegar a un acuerdo. Obviamente tu pareja está muy prejuiciado con la práctica anal. Como ya hemos dicho en múltiples ocasiones, la homosexualidad trasciende este tipo de prácticas. De hecho, hay homosexuales que tampoco gustan del coito anal.

No compartir tu deseo no significa que no pueda complacerte. Son muchas las concesiones que se hacen en una relación solo por consentir a la pareja. Se trata entonces de saber negociar, de dar y recibir.

Imagino que esta no sea la única situación en la que han enfrentado algún conflicto. ¿Cómo lo resuelven? ¿Cómo llegan a acuerdos? Muchas veces las problemáticas que enfrentamos en el área sexual expresan la dinámica de la pareja en otras áreas de la vida. Tal vez deban reflexionar sobre este asunto.

Por otra parte, es importante que evalúes el modo en que le has planteado tu insatisfacción. Posiblemente no has sido suficientemente explícita en tu deseo. Sobre todo si piensas que no es normal, aunque no dañes a nadie con ello.

En verdad, desconocemos la razón por la cual después de dos años no has logrado persuadirlo. Este es otro tema para analizar. No debe ser él el único responsable. Tal vez debas cambiar tu estrategia. Es posible que aún estén a tiempo de encontrar una alternativa de solución a este conflicto.

Mariela Rodríguez Méndez, Máster en Psicología Clínica, consejera en ITS y VIH/sida, psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.