Las vidas salvadas son el mayor premio de los servicios de nefrología en Cuba

Apuntó el doctor Guillermo J. Guerra al referirse, en la clausura del Congreso Internacional de Nefrología, al alto importante financiamiento dedicado por el país para enfrentar las enfermedades renales

Autor:

Julio Martínez Molina

CIENFUEGOS.— El país dispone de 400 médicos y 1 300 enfermeras dedicados a la atención de pacientes de Nefrología, los que reciben tratamiento en alrededor de medio centenar de unidades de diálisis, y una decena de centros de trasplante renal.

Lo anterior trascendió en el Congreso Internacional de la materia, el cual concluyó este viernes, y donde el doctor Jorge Pablo Alfonso, presidente de la Sociedad Cubana de la rama, señaló que tenemos un nefrólogo por cada 26 000 habitantes.

En Cuba se trabaja en este campo con medicamentos muy caros para los afectados renales crónicos, y es significativo el financiamiento que se le dedica en el presupuesto del Ministerio de Salud Pública, dijo el doctor Guillermo J. Guerra, presidente del evento, quien añadió que las vidas salvadas cada día resultan el premio al avance de los servicios de Nefrología en Cuba.

Una carta de agradecimiento a Fidel por el apoyo al desarrollo de esta especialidad fue cursada en el certamen, en el cual intervinieron 335 delegados nacionales y de diez naciones, convirtiéndolo en espacio de presentación y debate de cerca de 150 ponencias elaboradas especialmente para la cita.

La doctora Mercedes Herrera, integrante del comité organizador del evento, manifestó el compromiso de la Sociedad Nacional de Nefrología con la máxima dirección de la Revolución.

Unas 90 conferencias, 148 sesiones de presentación de pósteres, 11 talleres y 12 mesas redondas sobre transplante renal, nefrología pediátrica y hemodiálisis, se incluyeron en el Congreso, el cual sesionó de forma simultánea con las jornadas Nacional de Enfermería y de Nefrología Pediátrica.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.