Disminuirán penetraciones del mar en el litoral capitalino

Afectaron desde las primeras horas de la madrugada del miércoles y sorprendieron a no pocos a pesar de los avisos

Autor:

Amaury E. del Valle

Para muchos fue un despertar rodeado de agua, pues abrigados tras una noche fría, los habitantes de Ciudad de La Habana que más cerca viven del mar, especialmente en las inmediaciones del Malecón, tuvieron un amanecer cercados por el mar que se desbordó.

La causa de las penetraciones, según los expertos, fue la confluencia de la entrada del frente frío número 21 de la actual temporada invernal, que hasta granizo dejó el martes, y una intensa baja extratropical que se movió por el norte del Golfo de México, seguida por la influencia de las altas presiones continentales, con fuertes vientos del noroeste sostenidos, de 30-45 km/h y rachas que llegaron hasta los 72 km/h en la Estación Meteorológica de Casa Blanca en la Ciudad de La Habana durante la madrugada del miércoles.

Lo que pocos previeron es que el aviso de que podían ocurrir penetraciones del mar «moderadas» en el litoral occidental, especialmente en las zonas bajas, se trocara en un mar que sobrepasó sus límites con creces, avanzando en varios lugares unas cuantas cuadras adentro.

Así sucedió, por ejemplo, en el municipio de Playa, desde La Puntilla hasta la Avenida 3ra., en varios tramos de Jaimanitas-Náutico, desde Marina Hemingway hasta el primer Farallón, detrás de La Cecilia, en La Puntilla y hasta en el Acuario Nacional.

También en Centro Habana y La Habana Vieja hubo acumulaciones importantes de agua en toda la extensión del Malecón, desde San Lázaro y Marina hasta La Punta; e incluso en La Habana del Este había entrado el mar hasta la franja de playa de Guanabo.

La situación más complicada, sin embargo, fue en el Vedado capitalino, donde la penetración del mar llegó desde la Calle N hasta casi el túnel de Línea, abarcando una amplia y extensa zona que rozaba esta avenida.

Cientos de personas tuvieron que evacuarse hacia puntos más altos, apelando a la solidaridad de los vecinos, mientras fuerzas combinadas de la Policía Nacional Revolucionaria, el Cuerpo de Bomberos de Cuba, así como la Defensa Civil en cada uno de los territorios trabajaban desde ayer en la tarde, con la retirada paulatina del agua, en comenzar a sanear cisternas afectadas, acueductos y alcantarillados.

Según el Doctor José Rubiera, jefe del Departamento de Pronósticos del Instituto de Meteorología, gracias al rápido movimiento de la baja extratropical las inundaciones costeras comenzaron a disminuir, dejando algo de marejada y un pronóstico de tiempo frío para este jueves.

No obstante, y descontando que las penetraciones del mar fueron muy rápidas, especialmente en las primeras horas de la mañana, una vez más la falta de previsión de algunos volvió a cobrar cuantiosos daños materiales, como lo demostraban los autos que sepultó el mar o los recursos que dañó, cuando pudieran haber sido evacuados, aunque por suerte no hubo que lamentar ninguna pérdida humana.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.