Las fechas para no perder tu tarjeta Propia

Más de un millón de cubanos tienen tarjetas propias que han recargado y mantienen con servicio por más de nueves meses

Autor:

José Antonio Roche Sánchez

Más de un millón de cubanos tienen tarjetas propias que han recargado y mantienen con servicio por más de nueves meses, que es ahora el tiempo de vida útil tras realizar la primera llamada o la primera llamada después de la recarga.

Entre septiembre de 2009 y marzo de 2010 ETECSA vendió  en su red comercial más de 1 300 000 tarjetas, y aunque no siempre se encuentran en todos los puntos de la red comercial de la empresa, ha sido estable y significativa su presencia, incluso con una bella colección de homenaje al 50 aniversario del triunfo de la Revolución. De todas maneras es muy bueno conocer los secretos de propia y que no se bota… se recarga.

En una encuesta realizada en las oficinas comerciales capitalinas del Vedado, municipio de Plaza de la Revolución y de Juan Delgado y Luis Estévez, en Santo Suárez, en 10 de Octubre, se pudo comprobar entre los usuarios que  esperaban para recargar su tarjeta Propia que había desconocimiento sobre algunos secretos que hay que conocer para poder mantener la vida útil de la tarjeta y no  perderla. Aparecieron también personas que han cuidado y preservan sus tarjetas como un valioso patrimonio, al garantizarles sus comunicaciones.

Janiet Turró, estudiante de la Universidad de Camagüey confesó que la suya le dura ya más de tres años recargándola y cuidándola: el número de su cuenta se lo aprendió de memoria y se lo sabe tan bien como el de su carné de identidad. Explicó que ya se aprendió de memoria el número de la recarga: «No hay que raspar y está en la parte de abajo y por eso no quiero perderla, la llevo en la cartera, pero sé de mi tarjeta todo lo que tengo que saber de memoria», dijo.

René y Jessie Ventura, hermanos que compartían su mismo  número de cuenta en la capital, acaban de obtener otra  cada uno, para independizarse, porque según Jessie su hermano socializó tanto su código personal en el tecnológico, que el crédito de la recarga volaba y prefieren darla por perdida. La conservaron más de dos años. Ahora le puso veinte pesos a la suya y acabó de hacer la primera llamada. Espera que su tarjeta le dure hasta principios del año que viene.

Mercedes Coello confesó que dejó en una gaveta olvidada  tres tarjetas que compró, porque como a veces no hay pensó que hasta podía regalar alguna. Es sin dudas un magnífico regalo, más cuando se pierden, reiteró. Al descubrirlas un sábado en que ordenaba sus gavetas comprobó que se habían vencido sin usarse. Perdió 15 pesos, cada una era de un valor de cinco pero no leyó la fecha que dice usar antes de... Esa fecha: usar antes de..., se explica por si sola, y hay que efectuar la primera llamada antes de su vencimiento.

Al realizar la primera llamada es que activa el servicio y el tiempo de vida útil de la tarjeta. Para minimizar el impacto de la falta de tarjetas en la red comercial ETECSA  lo extendió a nueve meses.

Si se recarga la tarjeta independiente de la cantidad de dinero que se le ponga y, siempre que no exceda la cantidad tope que es de 100 pesos para cada ocasión, se extiende su vida útil por nueve meses más. Así que una primera llamada es necesaria, aunque sea para comprobar el crédito recargado y conocer la fecha de vencimiento. Para esta operación, debe marcarse el número de cuenta, símbolo de  número y tres.

El complejo sistema informático en que se sustenta el uso de las tarjetas de código personal Propia, tiene reservado en su memoria todas las tarjetas vendidas, activadas, la fecha en que vencen y miles de datos más para cada uno de los usuarios. La plataforma de servicio actual tiene capacidad para más de tres millones de tarjetas activadas.

Magalis Pérez, jubilada, expresó que su tarjeta tiene más de dos años y que le es imprescindible para el manejo de sus responsabilidades al frente del Círculo de Abuelos de la calle Mayía Rodríguez. Cuando vamos a alguna actividad y tenemos que localizar a los choferes, sin Propia es imposible. Ahora se acabó el problema; cada vez que quieras llamas al 166, marcas el número de tu cuenta y símbolo de número y tres y sabes cuánto te queda y cuando se te vence. Si tienes alguna duda puedes llamar las 24 horas al servicio de asistencia en línea 164, siempre te contestan y son muy amables. Ahora el que la pierde es porque no la quiere tanto. Marcar símbolo de número y tres te lo advierte todo, concluye.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.