La educación se sigue perfeccionando en Cuba

La disminución de los estudiantes internos y el incremento de la matrícula en la educación técnica y profesional requieren el reordenamiento de la red escolar, el acondicionamiento de nuevas instalaciones y el incremento de centros mixtos

Autor:

Margarita Barrios

Continuar desarrollando acciones para propiciar un mayor ahorro, así como velar por el cuidado y control de los medios materiales de los centros docentes fue el primer tema de análisis del Seminario Nacional de Preparación del Curso Escolar 2010-2011, que se inició la víspera.

En las palabras de apertura Ena Elsa Velásquez Cobiella, ministra de Educación, significó que se han dado pasos importantes en el ahorro, como son la disminución de los estudiantes internos, la reducción de escuelas de hasta cinco alumnos en el sector rural y el incremento del número de educandos por grupo.

La titular anunció que para el próximo curso, y en concordancia con el interés de reforzar la formación laboral de los jóvenes, se han diseñado acciones para todos los niveles de educación a partir del vínculo del estudio con el trabajo, y de manera especial la asignatura Educación Laboral regresa a la Secundaria Básica.

«Como parte de estas actividades se debe perfeccionar la estrategia de formación vocacional y orientación profesional, para dar respuesta a las necesidades de cada territorio, con énfasis en aquellas especialidades que se vinculen al desarrollo económico.

«Para ello se revisan y actualizan los convenios con los organismos de la Administración Central del Estado, de manera que se incremente su protagonismo en la orientación a los estudiantes».

Más adelante se refirió al trabajo político-ideológico, al cual calificó como la primera prioridad del trabajo educacional, e instó a perfeccionar las vías para lograr la participación activa y reflexiva de educandos y docentes.

Recordó que en este curso escolar comenzó a impartirse el programa Encuentros con la Historia de mi Patria, en séptimo y octavo grados, décimo de preuniversitario y primero de la Enseñanza Técnica y Profesional, y de las Escuelas de Instructores de Arte.

«Han tenido buena aceptación, aunque no siempre en su ejecución se logra potenciar suficientemente el protagonismo estudiantil. Si bien se reconoce que se ha avanzado en el trabajo con la Historia de Cuba, el tratamiento a la historia local es insuficiente», señaló.

Igualmente refirió que para el próximo curso disminuyen considerablemente la cantidad de estudiantes internos de preuniversitario y el número de los que ingresan, así como destacó la necesidad de elevar la calidad de los estudios en ese nivel de enseñanza.

Dijo que la disminución de los estudiantes internos y el incremento de la matrícula en la educación técnica y profesional requieren del reordenamiento de la red escolar, el acondicionamiento de nuevas instalaciones y el incremento de los centros mixtos, que posibilitan impartir varias enseñanzas en una misma institución, los cuales ascenderán el próximo curso a más de 300.

«Esto permitirá acercar a los estudiantes a sus zonas de residencia y la apertura en 156 municipios del país de varias especialidades técnicas, entre estas las agropecuarias, de contabilidad y la construcción».

Por último, la Ministra subrayó la importancia de la realización de este Seminario, que tendrá continuidad en las próximas semanas a nivel de provincia, municipio e instituciones educacionales.

«Estamos seguros de que de la aplicación creadora de sus enseñanzas en la práctica escolar, dependerá el logro de los objetivos propuestos».

Se encontraban Olga Lidia Tapia, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; José Ramón Fernández, vicepresidente del Consejo de Ministros, así como dirigentes provinciales y municipales de Educación y rectores de universidades de las Ciencias Pedagógicas.

Nuevos centros formadores de maestros

Una de las transformaciones que ocurrirá el próximo curso escolar es la apertura de escuelas formadoras de maestros en todas las provincias, para estudiantes egresados de noveno grado.

Regla Silva Hernández, directora de Educación Primaria, explicó que estos jóvenes cursan cuatro años de estudios, en los cuales alcanzan el título de bachiller y reciben preparación pedagógica.

«Al graduarse como maestros de nivel medio superior, pueden incorporarse a la docencia con una mayor madurez y sólida preparación, así como pueden continuar estudios superiores, solo en carreras de perfil pedagógico».

Regla precisó que en algunos de estos centros también se formarán educadoras para los círculos infantiles y maestros para la educación especial, y en todos los casos van a realizar una práctica docente, que se incrementa a través de los años de estudios, pero no van a ser responsables de grupos hasta que no obtengan su título de graduado.

«Formaremos maestros con un amplio espectro cultural, con posibilidades de comunicación y una sólida formación. Para ello estamos siendo rigurosos en la selección, y aunque no tengan totalmente formada la vocación, sí posean los fundamentos en el orden ético y cultural, que les permitan asumir este trabajo, que es la piedra angular del sistema educacional».

Por último señaló que las matrículas en estas escuelas estarán organizadas en correspondencia con las necesidades de cada territorio; por ejemplo en Ciudad de La Habana será de unos 800 estudiantes, mientras en la región oriental fluctuará entre los 300 y 400 jóvenes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.