Instructor de Arte cubano asistirá a Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes

Yoendri Almenares Claro, quien encamina en las serranías de Yateras un proyecto sociocultural comunitario denominado El amor toca a tu puerta, será uno de los jóvenes convocados para la venidera cita en Pretoria, Sudáfrica

Autor:

Lisván Lescaille Durand

MONTE VERDE, Yateras, Guantánamo.— Yoendri Almenares Claro sabrá conducirse sin contratiempos entre la masa heterogénea de jóvenes convocados para el venidero Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

Seguramente, no serán embarazosos sus pasos de muchacho acostumbrado a desandar el lomerío de este distante y hermosísimo paraje de la geografía guantanamera, porque a él, desde hace rato, lo mueve la sensibilidad por las causas nobles y justas de este mundo.

La noticia de que sería uno de nuestros representantes en el XVII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes lo tomó por sorpresa en medio de sus andanzas de juglar, con guitarra, emociones y conocimientos artísticos a cuestas, en las serranías de Yateras, territorio donde, junto a otros graduados del Programa de Instructores de Arte, encamina un proyecto sociocultural comunitario denominado El amor toca a tu puerta.

«Sin dudas es un reconocimiento que comparto con todos los integrantes de la Brigada de Instructores de Arte José Martí en este montañoso municipio, un mérito también del Comité Municipal de la UJC del que soy integrante, y sobre todo de las personas que de alguna manera hemos ayudado», dice el joven, quien se desempeña en la escuela primaria Reynaldo Góngora Lam.

En Pretoria, Sudáfrica, Yoendri sumará su voz a los esfuerzos por la paz mundial que lidera nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro, tan necesarios ahora que soplan vientos guerreristas; pero también podría explicar las experiencias de su trabajo, en cuyo centro están los seres humanos, sobre todo los más desvalidos.

«Sería una ocasión perfecta para mostrar cómo, sin muchos recursos materiales, se priorizan y atienden las necesidades espirituales de una comunidad, como es el caso de Monte Verde, en Yateras, donde se impulsan espacios de recreación, de afectos, de participación, entendimiento y de realce de su identidad cultural», argumentó este bisoño juglar, que cargará hasta Sudáfrica su mochila de sueños por un mundo mejor.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.