Cronología de la victoria

Autor:

Juventud Rebelde

1

17 de abril de 1961, 2:00 a.m. Comienza el desembarco de 1 500 mercenarios por la Ciénaga de Zapata. Minutos antes los paracaidistas fueron lanzados sobre las carreteras de Yaguaramas a San Blas, Covadonga-San Blas, Australia-Playa Larga, los únicos tres puntos de la Ciénaga por donde se podía avanzar. El plan original de la CIA, codificado como Operación Pluto, concebía tres puntos de desembarco: Playa Larga, Playa Girón y Caleta Verde. Solo pueden efectuarse los dos primeros. El Batallón 339, de Cienfuegos, junto con milicianos y combatientes del Ejército Rebelde, inician la resistencia. Por la zona oeste, los mercenarios llegan hasta Playa Larga.

2

17 de abril, amanecer en Bahía de Cochinos. La Fuerza Aérea Revolucionaria aparece en la Ciénaga. Se hunden dos barcos y dos barcazas. Otras embarcaciones enemigas son puestas en fuga. Los mercenarios que han logrado desembarcar se ven incomunicados después de los ataques aéreos.

3

17 de abril, por la noche. Feroz combate en Playa Larga. La Escuela de Responsables de Milicias de Matanzas y tanques T-34 chocan contra las posiciones invasoras. El cañoneo dura toda la noche. Después de una embestida tan fuerte, el mando mercenario decide retirarse y no esperar el ataque al amanecer.

4

18 de abril. Las tropas revolucionarias avanzan simultáneamente por las carreteras de Playa Larga, Covadonga y Yaguaramas en dirección a Playa Girón. El objetivo es dividir la resistencia mercenaria e impedir su concentración de fuerzas en un solo punto. Las posiciones invasoras comienzan a desmoronarse. En la Casa Blanca los altos mandos de la CIA y el Pentágono presionan a Kennedy para que dé luz verde a la invasión con tropas norteamericanas. Un portaaviones, el ESSEX, con 40 aviones de combate y un batallón de Infantería de Marina a bordo, presencia los combates junto con un portahelicópteros, cinco destructores y un buque de desembarco, entre otras unidades. El almirante Arleight Burke, jefe de operaciones navales, exige que la aviación salga a combatir. Kennedy grita: «¡No quiero que Estados Unidos se vea envuelto en esto!». Burke aprieta los puños: «¡Diablos, señor presidente, ya estamos implicados!»

5

19 de abril, por el día. La Fuerza Aérea Revolucionaria destruye un B-26 sobre el mar. Iba conducido por Wade Carroll Gray y Ryley W. Shamburger, oficial de la Guardia Nacional de los Estados Unidos. En el central Australia, la defensa antiaérea derriba otro B-26 piloteado por Thomas Willard Ray y Frank Leo Baker, todos oficiales de la Guardia Nacional.

6

19 de abril, al atardecer. Cae Playa Girón, el último punto de resistencia de los mercenarios. José A. Pérez San Román, jefe de la Brigada mercenaria, es prisionero. En la cárcel aparece Fidel y juntos analizan los combates. A una pregunta del Comandante en Jefe de por qué no decidió una retirada en dirección a Cienfuegos, San Román responde que era imposible que no existieran tantas tropas protegiendo el camino a una ciudad tan importante. Fidel sonrió con picardía. «Estás claro —dijo. Te estaban esperando con todos los hierros». En Cuba la invasión ha costado la muerte de 176 personas; 300 resultaron heridas y de ellas, 50 quedaron incapacitadas de por vida. En Washington, Kennedy se muestra abatido. A los más íntimos les confiesa: «Otro golpe como este, y es mi fin».

 

Fuentes consultadas:

Quintín Pino Machado. La Batalla de Playa Girón; Juan Carlos Rodríguez. Girón: la batalla inevitable; www.worldlingo.com/ma/enwiki/es/M41_Walker_Bulldog; www.wikepdia.org; www.radioguantanamo.cu/Sitios/Giron/cronologia.html;

www.granma.cubaweb.cu/temas2/articulo3.html

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.