El humanismo enfrentó a la muerte

Regresa a Cuba primer grupo de integrantes del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias (Brigada Henry Reeve), que luchó contra la epidemia de cólera en Haití

Autor:

Odalis Riquenes Cutiño

SANTIAGO DE CUBA.— Los integrantes del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias (Brigada Henry Reeve), que desde hace cuatro meses reforzaba en Haití el trabajo de la brigada médica cubana para el enfrentamiento a la epidemia de cólera en la hermana nación, inició este lunes su regreso a la patria con la satisfacción del deber cumplido.

Así se conoció al arribar al aeropuerto internacional Antonio Maceo, en la mañana de este lunes, el primer grupo de 65 de estos profesionales del oriente del país, quienes fueron recibidos por las máximas autoridades del Partido, el Gobierno y el Ministerio de Salud en la provincia.

La avanzada del grupo de médicos, enfermeros, tecnólogos y otros profesionales del sector, que demostraron al mundo el gran sentido humanista y sensibilidad formados en ellos por la Revolución Cubana y fueron decisivos en el control del cólera en tierra haitiana, recibió un diploma firmado por el Ministro cubano de Salud Pública.

En nombre de los brigadistas, que sucesivamente irán retornando a nuestro país en los próximos días, la licenciada en enfermería Ana Miriam Riera destacó la satisfacción de los que regresan por haber cumplido con tan noble y difícil misión, en la que el mayor estímulo para seguir adelante fue arrebatarle vidas a la muerte.

La joven camagüeyana explicó que fueron cuatro meses en los que los brigadistas sanitarios cubanos se enfrentaron a situaciones difíciles provocadas por una peligrosa enfermedad, capaz de causar la muerte en apenas minutos si no se recibe atención de inmediato.

En ese contexto, significó, los integrantes de la Brigada Henry Reeve en brevísimo tiempo se integraron armónicamente con la brigada médica cubana en las 67 unidades y centros de tratamiento del cólera en Haití bajo su responsabilidad, logrando salvar la vida de 71 311 haitianos.

Añadió Ana Miriam Riera que nuestros compatriotas tuvieron que lamentar el fallecimiento de 272 enfermos que llegaron en muy mal estado a consulta, para una bajísima tasa de letalidad del 0,38 por ciento, el mejor indicador de los actores internacionales presentes en Haití para el combate de la epidemia.

El trabajo de la Henry Reeve y la brigada médica cubana en Haití validó además la idea de Fidel de crear un grupo de pesquisa activa, integrado por dos médicos y tres enfermeras, con el objetivo de buscar enfermos de cólera en las regiones y comunas más remotas y humildes, a las que se llevó igualmente la labor educativa.

Esos grupos, detalló la cooperante, realizaron más de 3 000 visitas a las subcomunas y encontraron 5 192 pacientes aquejados con la enfermedad, a los que se le dio atención temprana en los centros de tratamiento hasta su recuperación, hecho que fue vital para que disminuyera la incidencia del cólera en el país caribeño.

Al darles la bienvenida a los valerosos profesionales, el doctor Jorge Miranda, director de Salud en la provincia de Santiago de Cuba, ponderó la actitud de este ejército disciplinado y digno, capaz de cumplir cualquier misión sobreponiéndose a adversidades y sacrificios, y resaltó la buena experiencia como sanitaristas, como médicos, promotores de salud y hombres de bien, que pudo haberles aportado el trabajar con un enfoque integrador, demostrativo de que lo más valioso es el hombre con buenos métodos.

Cuba presta servicios médicos a Haití desde hace 11 años y actualmente son 125 los santiagueros, de todas las categorías ocupacionales, que se encuentran en esas tierras como parte de la Brigada Médica Cubana. A ellos se sumaron 47 integrantes de la Brigada Henry Reeve, entre los que se encontraban siete estudiantes de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) en Santiago de Cuba, según informó a la prensa el Dr. Héctor Mustelier Ferrer, jefe de la Unidad Provincial de Colaboración Médica.

La Brigada Henry Reeve, o Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias, fue creada por Fidel el 19 de septiembre de 2005, con más de 10 000 integrantes y tuvo su primera misión en la ayuda a los dañados por el terremoto de Paquistán.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.