La escuela que buscamos - Cuba

La escuela que buscamos

Exigir por el orden y la disciplina como condición indispensable para que la sociedad reconozca a las instituciones docentes y los maestros como modelos, es una de las principales rutas por las que deberá transitar el próximo curso escolar

Autor:

Margarita Barrios

Solo desde posiciones de ejemplaridad se alcanzará la calidad a la que se aspira en la educación integral de los educandos, sus familias y toda la sociedad, expresó Ena Elsa Velásquez Cobiella, ministra de Educación, al dejar inaugurado el Seminario Nacional de Preparación del curso escolar 2011-2012.

«El Seminario debe posibilitar que a partir del análisis de los logros y deficiencias del actual curso escolar proyectemos nuestras acciones como principales activistas de la política del Partido Comunista de Cuba, para dirigir científicamente la formación integral de los ciudadanos de este siglo y los venideros sobre la base de las tradiciones pedagógicas cubanas, precisó la titular.

«El VI Congreso del Partido nos ha trazado retos que constituyen contenido priorizado para el próximo curso escolar, significó, entre ellos la elevación de la calidad y rigor del proceso docente-educativo, la formación con calidad y rigor de los docentes que se necesitan, la superación y atención permanente a los maestros, así como la preparación de la familia para que cumpla con su responsabilidad en la educación de sus hijos». Ena Elsa señaló también como retos para la educación en el próximo período lectivo el fortalecimiento del papel de los profesores frente a sus alumnos, así como el perfeccionamiento del proceso de formación y orientación vocacional como medio para garantizar los obreros calificados y técnicos de nivel medio que se necesitan en cada territorio.

«Los cuadros del Ministerio de Educación deben actuar con serenidad, transformar todo lo que objetivamente sea necesario y exigir especialmente por el orden y la disciplina que se requiere en cada nivel de dirección e institución educacional, como condición indispensable para que la sociedad reconozca a las escuelas y los maestros como modelos de actuación imitables.

«Debemos lograr que nuestros niños, adolescentes y jóvenes amen el trabajo, especialmente el agropecuario, única vía para obtener las riquezas que oferta la tierra para subsistir y desarrollarnos», destacó.

Por último subrayó que el curso escolar 2011-2012 lleva intrínseco mucha responsabilidad. «La consagración al trabajo, el orden, la disciplina y la exigencia serán las premisas esenciales de la labor de los cuadros profesionales y de todos los docentes».

Mirada crítica

Los directores municipales y provinciales de Educación, rectores de las universidades de Ciencias Pedagógicas y directores de las escuelas formadoras de maestros, así como el Consejo de Dirección del MINED tuvieron como primer punto en su agenda en el Seminario pasar revista a los objetivos priorizados para el curso escolar 2010-2011.

Al presentar el documento Cira Piñeiro Alonso, viceministra primera del MINED, indicó que el análisis del trabajo realizado, si bien demuestra que se han obtenido avances, también manifiesta que aún subsisten dificultades a partir de las cuales debe proyectarse el trabajo para el próximo curso escolar.

Entre los aspectos tratados en el informe se expresa que, aunque se trabajó en la preparación económica esta aún resulta deficiente en los cuadros y sus reservas, docentes y estudiantes.

El documento expresa que se aplicó y validó una estrategia para el fortalecimiento de la conciencia económica, a partir de la sistematización del estudio-trabajo y la formación de la conciencia de ahorro y de productores en los educandos, camino en el cual se deberá seguir avanzando.

Igualmente, señala el resumen que durante el presente curso escolar se dio prioridad a la estrategia de formación del personal docente, tanto de nivel medio como superior, a partir de diferentes fuentes de ingreso.

Sin embargo, plantea que resulta aún insuficiente la motivación y orientación hacia carreras de perfil pedagógico por parte de aquellos que culminan la secundaria básica o el preuniversitario.

El documento también señala que aunque se ha logrado avanzar en la formación integral de los educandos, todavía se presentan insuficiencias en el trabajo educativo, pues no se ha conseguido una adecuada unidad entre los procesos de instrucción y educación, lo cual se aprecia en diversas manifestaciones negativas en el comportamiento social, la educación formal, el uso del uniforme y la utilización de la lengua materna.

Entre otros aspectos se reconocen los avances en el trabajo de los centros mixtos y se distingue como positiva la atención diferenciada al duodécimo grado en su preparación para el ingreso a la Educación Superior.

Igualmente mejoró la Enseñanza Técnica y Profesional a partir del reordenamiento de la red escolar, el vínculo con los organismos para atender las diversas especialidades y el funcionamiento de las aulas anexas.

En la primera jornada del Seminario también se presentaron los objetivos priorizados del Ministerio de Educación para el curso escolar 2011-2012, los cuales recogen cinco direcciones principales de trabajo: educación en valores, proceso de dirección educacional, formación y superación del personal docente, dirección del proceso docente-educativo y aseguramiento técnico, material y financiero.

Se destacan, entre otros aspectos, la necesidad de fortalecer la educación en valores, con énfasis en la formación patriótica y ciudadana, así como la integridad, ejemplaridad y profesionalidad de los docentes.

Otro aspecto en el que se deberá trabajar de manera especial es la coherencia en el sistema de influencias educativas de los trabajadores docentes y no docentes, la familia, los organismos de la Administración Central del Estado vinculados a la educación y las organizaciones políticas, estudiantiles, sociales y de masas, para lograr ese joven que necesita el país.

Para hoy el programa del Seminario prevé abordar, entre otros temas, la labor educativa en las instituciones educacionales, el programa director de la lengua materna, así como analizar el funcionamiento de los centros mixtos a partir de la experiencia de la provincia Camagüey.

En la primera jornada del Seminario se encontraban José Ramón Fernández, vicepresidente del Consejo de Ministros, Olga Lidia Tapia, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; Roberto Montesinos, jefe del Departamento de Educación y Deportes del Comité Central; Rodolfo Alarcón, viceministro primero de Educación Superior, y Liudmila Álamo Dueñas, primera secretaria de la UJC.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.