Fraternal encuentro de generaciones

El instituto politécnico agrícola Villena-Revolución cumple sus primeros 50 años con el orgullo de formar a técnicos agropecuarios y veterinarios con alta calificación

 

Autor:

Margarita Barrios

Un fraternal encuentro sostuvo José Ramón Fernández, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro, con estudiantes, profesores, directivos y antiguos alumnos del instituto politécnico agrícola Villena-Revolución, ubicado en el municipio capitalino de Boyeros, con motivo del aniversario 50 de la creación de ese centro por Fidel.

Acompañado por Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación, Fernández conversó este jueves durante cerca de dos horas con los presentes, y significó cuánto se ha hecho en los últimos cuatro años por sacar adelante la enseñanza técnico-profesional en el país.

Y lo hemos hecho sin invertir un centavo, acotó, utilizando los centros laborales y los trabajadores de esos lugares, quienes con su overol y sus manos de obreros, transmiten a los más jóvenes sus experiencias.

Más adelante enfatizó en la importancia estratégica que tiene para el país la producción de alimentos, debido a su alto costo en el mercado mundial, y se refirió a la formación vocacional de los jóvenes y la necesidad de que la familia comprenda que toda obra que se realice con las manos es un acto de honor, sobre todo si va acompañada de la certeza de que se es útil a su pueblo y la Revolución.

No faltó por parte de Fernández, quien fuera Ministro de Educación en los momentos en que se fundó el IPA Villena-Revolución, el elogio a los maestros, a quienes, dijo, es siempre preciso enaltecer, por la noble y desinteresada labor que realizan.

«Él es quien enseña a tu hijo; ayúdalo, no lo critiques», destacó al referirse a quienes reprochan y no ven la parte positiva de la educación cubana, que llega a todos por igual.

En nombre de los estudiantes, Andrea Valdés, alumna de primer año de Zootecnia-Veterinaria, agradeció a Fernández por su visita a la escuela, e hizo patente el compromiso de los alumnos de continuar esforzándose para ser útiles a la sociedad.

El director del IPA, Juan Carlos Padilla, explicó las características del centro, donde estudian 1 617 jóvenes, de ellos 1 440 en el curso regular diurno, y donde la combinación del estudio con la práctica laboral es significativa, así como la investigación científica.

Entre los presentes se encontraba Andrés Camilo Cruz, quien formó parte del grupo de 125 alumnos que inauguraron el centro hace 50 años. Andrés recordó cómo fueron los inicios, y destacó que la escuela mantiene su tradición y espíritu de formar a los jóvenes en el amor al trabajo.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.