Forjar los nuevos sueños juveniles

Celebran los 50 años de la Dirección de Menores del Ministerio del Interior

Autor:

Juventud Rebelde

La premisa de generar conductas positivas y nuevos sueños en los adolescentes centró la celebración por los 50 años de la Dirección de Menores del Ministerio del Interior (MININT), en la Escuela de Formación Integral José Martí, de la capital.

María y Christopher, alumnos del centro ubicado en esta capital, expresaron a la AIN la gratitud que sienten hacia sus profesores, quienes les han inculcado una mejor actitud ante la vida y alimentado sus aspiraciones.

Para mi mamá es un orgullo todo lo que yo he cambiado, dijo la joven, y en un futuro quisiera ser doctora para ayudar a otras personas y así retribuir el apoyo que recibí.

Christopher asegura que descubrió su vocación artística cuando entró a la institución, y ya sabe que se dedicará a interpretar canciones románticas para el público cubano. Con la ayuda de mis maestros puedo seguir adelante y ser una persona de bien —dice—, y quiero que mi familia se sienta orgullosa.

A nombre de los padres y madres de los estudiantes, Lidia Mederos agradeció la dedicación de oficiales y trabajadores de ese centro educativo, cuyo amor contribuye al resultado que de estos jóvenes espera la sociedad.

Son muchos los valores, conocimientos y actividades que ustedes incorporan a la vida de nuestros hijos, y nosotros apoyaremos cada día este trabajo, para que un futuro mejor sea posible, afirmó Lidia.

En el acto, presidido por el general de brigada Jesús Becerra Morciego, la Organización de Pioneros José Martí otorgó un reconocimiento por las cinco décadas de este órgano, mérito recibido por la coronel Idais Borges Barrios, jefa de la Dirección de Menores del MININT.

La ocasión sirvió para reconocer a un grupo de oficiales por su labor con las nuevas generaciones durante más de 30 años.

Niños de la compañía de teatro infantil La Colmenita, repentistas y otros artistas profesionales y aficionados animaron el acto con versos y melodías.

Alumnos de la Escuela de Formación Integral José Martí interpretaron Canción de la nueva escuela, del trovador Silvio Rodríguez, felices de que —al igual que dice la letra— esta sea su nueva casa, hecha de adoquines de vergüenza, piedra y lucero.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.