Santiago irreductible - Cuba

Santiago irreductible

A pesar de la amenaza de lluvia, más de 300 000 trabajadores santiagueros, junto al primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura, ratificaron la voluntad de preservar y perfeccionar el socialismo cubano este Primero de Mayo

Autor:

Odalis Riquenes Cutiño

SANTIAGO DE CUBA.- A pesar de la amenaza de lluvia al amanecer de este 1ro de Mayo, los más de 300 000 trabajadores santiagueros y sus familiares inundaron con paso firme la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, para convertirse en los primeros del país en ratificar su apoyo incondicional a Fidel, al presidente Raúl Castro, y a la Revolución Cubana.

Justo a las 7:00 de una mañana, el sol comenzó a erguirse en el horizonte y se desató la marcha compacta, multicolor, entusiasta, combatiente, en la que los indómitos estuvieron además acompañados por el Segundo Secretario del Comité Central del Partido y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura y las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia.

«Santiagueros sigan adelante», fue el mensaje reiterado por los altavoces durante casi dos horas, y ratificado a ritmo de la centenaria Conga de Los Hoyos al cierre de la marcha en la que, orgullosos por estar a punto de cumplir su plan de producción de azúcar en la presente zafra, los azucareros se fundieron con científicos, transportistas, educadores y economistas multiplicados en los diferentes sectores de la vida social de la provincia.

Pletóricos de júbilo y dispuestos a homenajear también el aniversario 73 de la CTC anduvieron constructores, campesinos y trabajadores de oficinas, médicos y militares, en apretado haz que dejó clara la voluntad popular de preservar y perfeccionar nuestro Socialismo.

«Aportar desde nuestros puestos, en el surco, la fábrica, la escuela, el hospital, el terreno deportivo o el laboratorio es consolidar las conquistas de la Revolución. En las manos de obreros, intelectuales y campesinos está la posibilidad de crecer y progresar», confirmó María de los Ángeles Cordero Tamayo, secretaria general de la Central de Trabajadores de Cuba en el oriental territorio.

La dirigente sindical expresó la solidaridad de los trabajadores de este lado cubano con todos los obreros de otros países que marchan por sus demandas y exigió el regreso a la Patria de los Cinco luchadores antiterroristas cubanos injustamente detenidos en los Estados Unidos.

Su llamado marcó el paso en una mañana en la que el abuelo combatiente, con el pecho colmado de medallas, llevó de la mano al nieto pionero, radiante por despertar antes del alba.

En los nueve municipios santiagueros la convicción de sus más de 700 000 trabajadores y familiares transformó la amenaza de lluvia anunciada en un vigoroso sol.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.