Homenaje del relevo

Más de 500 000 niños y adolescentes de las enseñanzas Primaria y Secundaria de todo el país participaron en el concurso infantil El MININT y yo. La OPJM entregó la Distinción Reparador de Sueños a combatientes y unidades de esa institución, que hoy celebra su aniversario 51

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

El homenaje de niños y jóvenes a la labor del MININT —que hoy celebra su aniversario 51—, desde las artes plásticas y la literatura, se hizo sentir este martes con la entrega de premios a los ganadores del Concurso Infantil El MININT y yo.

La pionera de noveno grado Laura Elena Gómez Chávez, ganadora del primer lugar en la categoría de literatura, recibió su diploma en la misma secundaria básica donde estudia, la Pepe Prieto, en el municipio de San Miguel del Padrón, de La Habana, sede del acto central.

Ante sus compañeros y profesores, así como de representantes de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) y del MININT, Laura Elena dio lectura a una carta-saludo de su autoría, y por la cual se hizo acreedora del galardón. En esta les agradece a todos aquellos que garantizan que los niños cubanos disfruten de seguridad y derechos en su vida cotidiana.

La pionera granmense Diannis Aimé Ramírez, de sexto grado, de la escuela primaria Ramón Gómez Silvera; Jorge Sáenz, de tercer grado, de la escuela República de Cuba, en Trinidad, Sancti Spíritus; y Dayron Valido, de quinto grado, de la escuela Rolando Valdivia, en el Cerro capitalino, obtuvieron también el primer lugar en el género literario y artes plásticas, respectivamente.

Más de 500 000 pioneros de las enseñanzas primaria y secundaria concursaron en esta edición del certamen, los cuales representan el 47 por ciento de la matrícula pioneril del país.

En el acto se entregó la Distinción Reparador de Sueños, de la OPJM, a combatientes del MININT y a unidades que se han destacado en el trabajo con los niños y su formación vocacional.

Asistieron Manuel Valera, vicepresidente de la Organización de Pioneros José Martí, y el teniente coronel Jorge Gómez Rabelo, miembro del Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, junto a combatientes del MININT, familiares y estudiantes.

Una institución del pueblo

Es el pueblo uniformado, dijo Camilo Cienfuegos en una ocasión, y Fidel lo ratificó después. Son los hombres y mujeres que, desde las filas de la Policía, el Cuerpo de Bomberos y de Guardabosques, la Aduana, la Dirección de Atención a Menores, del Sistema de Prisiones, de Inmigración y Extranjería, de Investigación y Operaciones y de las Tropas Guardafronteras, y de otros, salvaguardan la integridad de nuestro país.

Es el Ministerio del Interior, fundado el 6 de junio de 1961 —en sustitución del Ministerio de Gobernación existente— el órgano que aglutina a estas fuerzas, encargadas de preservar la entereza de un país  que, desde que asumió su independencia y soberanía, no ha dejado de ser amenazado y agredido.

En el seno de la lucha guerrillera, en la Sierra Maestra, fue donde se tejió la historia de esta institución, luchadora incansable contra el narcotráfico, las actividades terroristas y delictivas y en la preservación de la tranquilidad ciudadana y la protección de los bienes públicos y el medio ambiente, en el cumplimiento de las misiones internacionalistas y en las acciones contra desastres naturales.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.