Tras la tormenta, la recuperación - Cuba

Tras la tormenta, la recuperación

En el Oriente del país, fundamentalmente en los territorios de Santiago de Cuba, Holguín y Guantánamo, se reportaron las mayores afectaciones producidas por el huracán Sandy. En todas estas provincias el espíritu es poner todas las fuerzas en función de levantarse

Autores:

Juan Morales Agüero
Yahily Hernández Porto
Osviel Castro Medel
Héctor Carballo Hechavarría
Arlin Alberty Loforte
Eduardo Pinto Sánchez

La Ciudad Heroína amaneció este jueves prácticamente devastada. De forma preliminar se precisó en reunión del máximo órgano de Defensa aquí, presidida por el general de cuerpo de ejército Ramón Espinosa Martín, viceministro de las FAR; por Lázaro Expósito, primer secretario del Partido en la provincia, y por el general de división Onelio Aguilera Bermúdez, jefe del Ejército Oriental, que los nueve municipios del territorio sufrieron las terribles secuelas de Sandy. Aunque las mayores pérdidas se reportaron en el municipio cabecera, Palma Soriano, San Luis y Guamá.

En Santiago se cuantifican miles de árboles caídos, la obstrucción de las vías, la ausencia de electricidad por la afectación en unos 123 circuitos y la caída de postes eléctricos y cables telefónicos.

Además fueron afectadas totalmente 109 bodegas y 90 panaderías, así como 16 mercados, 27 placitas, diez granjas avícolas y 13 instalaciones porcinas sufrieron el impacto de Sandy en su estructura, y 26,6 toneladas de alimentos también fueron perjudicadas.

En una evaluación preliminar en ocho de los nueve municipios —exceptuando Santiago de Cuba—, se calculan 4 249 derrumbes totales de viviendas, 17 000 daños parciales de techos y 27 000 totales. Las máximas autoridades hicieron énfasis en que las afectaciones reportadas por los organismos se corroboraran con imágenes.

Después de la etapa de recogida de información de los daños del huracán a la economía, se verificará los costos de las afectaciones.

En la agricultura, más de 2 600 hectáreas de plátano fueron dañadas, igualmente se cosecharon 38 toneladas de este producto en la zona de Laguna Blanca en Contramaestre, y se sacaron 400 quintales de yuca en otros territorios.

William Hernández, delegado provincial de la Agricultura, señaló que están muy deterioradas las plantaciones de café en las montañas. La indicación es priorizar la recogida del grano que se cayó y se revisan las plantaciones de la variedad robusta, que es más resistente a los embates de fenómenos meteorológicos.

Etecsa informó, por su parte, que hay ocho radiobases fuera de servicio y está afectado el sistema de televisión en el litoral sudeste de la provincia, por daños en el radioenlace de la Gran Piedra. En estos momentos Guamá no cuenta con los servicios de telefonía básica, móvil y de televisión.

Al cierre de este reporte, vertían siete embalses de la provincia, que almacenaban un 82,5 por ciento de la capacidad total de llenado; en este dato no se incluye la presa Gilbert, porque no se pudo llegar a la escala de medición por dificultades en el acceso a ese lugar.

En el resto de los municipios santiagueros se reportan varias zonas incomunicadas por la crecida de los ríos, sobre todo en las regiones de Guamá y Segundo y Tercer Frente, por lo que se exhortó a la población a mantener las medidas extremas para la protección de la vida humana.

Los viales destrozados de forma más significativa hasta el momento son los que conducen a Chivirico, cabecera del municipio de Guamá.

Este jueves se activaron varias brigadas para la limpieza y recogida de escombros en las principales avenidas de Santiago de Cuba, con el apoyo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, del Ministerio del Interior y de los ministerios de la Construcción y la Agricultura, así como de los servicios comunales.

También salieron para la provincia 12 brigadas de linieros provenientes de Camagüey para la rehabilitación de las redes eléctricas, a ellos se unirán otras siete brigadas de Matanzas y seis de Villa Clara, al tiempo que se espera por el refuerzo desde otros territorios del archipiélago.

Lázaro Expósito indicó la creación de grupos de control para evaluar en el terreno los daños causados por el huracán en sectores como las industrias, la vivienda, la producción de alimentos, la electricidad y las telecomunicaciones. Y otro para coordinar el apoyo que llegue desde otras provincias.

El también miembro del Comité Central del Partido exhortó a todos los santiagueros a trabajar mañana, tarde y noche, para rescatar la vitalidad de la provincia. «Debemos multiplicar el dolor en esfuerzo y trabajos concretos durante la recuperación; debemos demostrar nuestro espíritu de combate, de lucha y de victoria.

«En estos días no se ha descansado, ni tenemos derecho a descansar hasta revertir esta situación, que puede ser un punto de partida para empeños mayores», destacó.

Al cierre de esta información trascendió que en estos momentos ya se encuentran trabajando en la limpieza de las calles cinco brigadas de la región militar y hoy se incorporarán cinco del Ejército Oriental.

Este viernes también se sumarán a las labores recuperativas en Santiago de Cuba, brigadas del Micons de Granma, Camagüey y Las Tunas. En este sentido, el general de cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín indicó que la población también saneara sus viviendas y colocara los escombros en los lugares públicos de recogida.

Lázaro Expósito precisó que hay que limpiar, sanear e higienizar para eliminar las causas que generan enfermedades transmisibles.

El Viceministro de las FAR reconoció el orden y la disciplina de la provincia en esta etapa recuperativa, pero exhortó a agilizar el proceso para garantizar cuanto antes todos los servicios básicos a la población.

Daños en Guantánamo

En la provincia más oriental del país, informes preliminares dan cuenta de afectaciones en la vivienda y en instituciones estatales, fundamentalmente por la pérdida de los techos, en algunos casos en su totalidad y el derrumbe parcial de varios inmuebles.

Daños en la agricultura, en casas de cultivos tapados, semilleros, en los viales y otros aspectos, todavía se cuantifican porque en algunos lugares las condiciones del tiempo no han permitido el acceso, en una provincia con más del 70 por ciento de su superficie montañosa.

Las redes eléctricas y telefónicas también sufrieron los embates de rachas de hasta 140 kilómetros por hora y se adoptan medidas emergentes para restablecerlas y poder comenzar con la generación distribuida a partir de los grupos electrógenos con capacidad de alrededor de 72 megaWatts/hora.

«Las líneas de transmisión de energía que vienen desde Santiago de Cuba se afectaron en San Luis, pero ya brigadas de linieros trabajaban para restablecer el servicio eléctrico, porque de este depende que otros subsistemas se restablezcan», explicó el presidente del Consejo de Defensa Provincial, Luis Antonio Torres Iríbar.

En Imías, fracturas de la fibra óptica afectaron las comunicaciones, lo que sucedió también en Bayate, Limonar, La Escondida y Costa Rica.

Aun cuando al cierre de esta información no se tenía la cantidad total de evacuados, las condiciones para su atención están creadas con el aseguramiento de medicamentos, agua y alimentos.

«Lo que no debe faltar es la disciplina, el orden, la capacidad de los guantanameros para la solidaridad, la ayuda entre los vecinos y el apoyo en un momento difícil como este para muchos», añadió Torres Iríbar, quien aseguró además que la provincia y el país dispondrán los recursos para atender los daños.

Se llamó igualmente a una vigilancia estricta sobre la situación hidrometeorológica, pues ya vertía la presa La Yaya, con una capacidad de 160 millones de metros cúbicos.

También se reportan pérdidas en la zafra cafetalera en el municipio de Maisí y en un 90 por ciento de las plantaciones de viandas en Chutines, ubicada en la carretera rumbo a Caimanera.

Tejas de zinc, fibrocemento y fibroasfalto, cemento, arena, piedras y otros recursos necesarios en esta etapa, están a la disposición para emprender las labores recuperativas.

Otra de las orientaciones del Consejo de Defensa Provincial a la población fue la intensificación de las medidas higiénico-sanitarias ante la posible aparición de enfermedades diarreicas agudas y del aumento de los índices de infestación del mosquito Aedes aegypti.

Algunos guantanameros que vivieron la experiencia del ciclón Flora aseguran que ni en ese entonces sintieron vientos tan fuertes al paso de un evento climatológico de este tipo, que ocurre a solo dos meses de que el territorio también se viera afectado por la tormenta tropical Isacc.

Secuelas en Holguín

A saltar del estado de una forzada espera durante la noche madrugada de ayer, a una etapa plena de actividad por la recuperación de los daños del huracán Sandy, tras su paso por este territorio, exhortó Jorge Cuevas Ramos, presidente del Consejo de Defensa Provincial, a toda la población holguinera.

Durante la primera reunión de trabajo de ese órgano, tras el alejamiento del huracán, precisamente por las costas de esta provincia, y tras conocerse los primeros reportes desde los 14 municipios, Cuevas Ramos calificó la situación como extremadamente compleja, ante los retos que se avecinan en la recuperación, especialmente en territorios como Sagua, Mayarí, Antilla, Banes, Urbano Noris, Rafael Freyre y Cueto.

Hasta el momento se contabilizan cientos de viviendas con afectaciones en sus cubiertas, derrumbes parciales y totales; y considerables interrupciones del suministro de electricidad en buena parte del territorio holguinero.

Durante un recorrido realizado ayer por los municipios de Cueto y Mayarí, pudo constatarse que el estado moral de la población es alto frente a la recuperación, en tanto alternaba labores de limpieza, saneamiento y reparación de sus viviendas con actividades similares en instalaciones sociales, como escuelas, centros comerciales y en las calles.

En el Hogar de ancianos de Cueto, afectado por importantes daños estructurales, se constató el buen estado de salud de los 90 ancianos, 25 de ellos mujeres.

La doctora Coraime Catalá, dierectota del Hogar, y quien no puedo conocer la experiencia del huracán Ike, por encontrase cumpliendo misión de trabajo en Venezuela, expresó que fue una situación sobrecogedora pero reconfortante, al haber logrado cumplir con todas las medidas de protección previstas.

Abel Sandín Nasser, presidente del Consejo de Defensa Municipal, destacó que entre las prioridades de la etapa recuperativa se encuentra el restablecimiento de 25 escuelas primarias y secundarias enclavadas en el territorio.

Sin bajar el escudo

El huracán Sandy no provocó afectaciones de consideración en Granma a su paso por el territorio nacional.

Sin embargo, la guardia no se ha bajado en esta provincia, teniendo en cuenta experiencias anteriores. Años atrás, después del paso de los fenómenos meteorológicos, hubo que tomar medidas urgentes para preservar la vida de las personas porque hacia este lado de la geografía cubana se producen escurrimientos provenientes de provincias vecinas; es decir, Las Tunas, Holguín y Santiago de Cuba. Y en el pasado varias comunidades se vieron «copadas» por las aguas.

Por eso el Consejo de Defensa Provincial insistió la víspera en que no deben transportarse todavía a sus hogares aquellas personas que viven en zonas tradicionalmente afectadas por esas situaciones.

En esta provincia, durante el paso de Sandy, fueron protegidas en lugares seguros más de 170 000 ciudadanos; de ellos más de 4 000 en albergues.

Uno de los peligros que enfrenta Granma ahora es el de las crecidas de los ríos. Sobre ese particular la presidenta del Consejo de Defensa Provincial, Sonia Virgen Pérez Mojena, alertó que esos afluentes no deben cruzarse bajo ningún concepto y las gestiones han de hacerse cuando las corrientes no pongan en peligro a los seres humanos.

También hizo énfasis en la necesidad de extremar las medidas higiénico-sanitarias, por la turbiedad de las aguas, y para evitar enfermedades diarreicas y la proliferación de vectores.

Las mayores afectaciones originadas por el ciclón se reportaron en el servicio eléctrico de toda la provincia, pero las de más envergadura fueron en siete municipios: Guisa, Cauto Cristo, Jiguaní, Pilón, Bartolomé Masó, Media Luna y Bayamo; y en un momento se calculó que más de la mitad de la población careció de electricidad. Al cierre de esta edición se trabajaba intensamente para restablecer la energía en esos territorios.

Preliminarmente, se cuantificaban algunos daños parciales en viviendas, bodegas y escuelas del municipio de Guisa, y en menor escala en otros territorios montañosos.

Asimismo, algunos caseríos —como Dos Ríos (en Jiguaní)— habían quedado incomunicados por carretera, pero al instante de redactar esta información todos tenían las condiciones para mantener la vitalidad hasta que se restablecieran esos enlaces.

En la provincia —se apuntó en la reunión del Consejo de Defensa— se han habilitado 71 pipas para llevar agua potable a distintos puntos que hoy reciben ese líquido sin la calidad requerida.

Antes de las lluvias asociadas a Sandy, los embalses del territorio se encontraban al 64 por ciento, pero en estos momentos ese número debe haber crecido de forma significativa. Las presas Paso Malo (en Bartolomé Masó) y Corojo (en Guisa) estaban aliviando para evitar congestiones y posibles complicaciones, que pongan en riesgo vidas humanas.

Sin grandes afectaciones en Las Tunas

En Las Tunas las secuelas de Sandy no se hicieron sentir con gran intensidad. Según reflejan las escalas de los pluviómetros, en la capital provincial se cuantificaron 38,6 milímetros de precipitaciones durante las últimas 24 horas. Y los vientos recorrieron 66 kilómetros por hora al amanecer de ayer. Si estos registros se evalúan en el contexto de un evento de esta naturaleza, son rangos sin una gran connotación.

Hubo contrastes, como en el municipio de Puerto Padre, que reportó en la mañana de este jueves rachas sostenidas de vientos de hasta 85 kilómetros por hora, con precipitaciones de 55,6 milímetros.

Igual panorama apreciamos en el municipio de Jesús Menéndez durante un recorrido matinal. En el poblado marítimo de Cascarero, las olas se negaban a recuperar su placidez. «El mar penetró anoche hasta las casas, aunque no causó consecuencias graves», aseguró uno de los lugareños.

En el mismo periplo, esta vez por zonas agrícolas, comprobamos que los vientos no fueron nada débiles, pues algunos platanales y cañaverales exhibían un nivel de encamamiento solo posible cuando las rachas soplan fuerte y sostenidas. Pero se trata de un contratiempo reversible.

En Las Tunas fueron protegidas más de 26 000 personas, unas 25 000 de ellas en casas de familia y otras 800 en 21 centros de evacuación. La Facultad de Ciencias Médicas Zoilo Marinello acogió a pacientes con insuficiencia renal crónica —incluyendo niños y embarazadas— para evitar que perdieran sus sesiones periódicas de hemodiálisis.

Camagüey retornó a la normalidad

Esta provincia retornó a la normalidad, luego del paso del huracán Sandy por el oriente cubano, y como primer orden se atienden las medidas higiénico-sanitarias y el saneamiento ambiental.

«En un huracán de trabajo se encuentra ahora Camagüey, para mitigar los daños de Sandy y para evitar todas las posibles enfermedades que pueden aparecer ante el impacto de un evento de esta magnitud», dijo Jorge Luis Tapia Fonseca, presidente del Consejo de Defensa Provincial.

Unas 20 000 personas fueron autoevacuadas en este territorio, como medida preventiva para mitigar el impacto de Sandy, y más de 1 300 se albergaron en centros de evacuación habilitados aquí.

El Subgrupo de Transporte del Consejo de Defensa Provincial informó que el dispositivo de transporte se encuentra listo para el retorno de los miles de camagüeyanos a sus hogares.

También 613 turistas extranjeros y unos 137 nacionales se protegieron en lugares seguros, en Playa Santa Lucía.

Ante el peligro de marejadas y posibles penetraciones del mar en el litoral norte, durante la mañana de este jueves se trasladaron a tierra adentro vecinos de los barrios de Tarafa, San Jacinto y Pastelillo, en el municipio de Nuevitas, y de Puerto Piloto, en el de Sierra de Cubitas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.