Daños al patrimonio santiaguero - Cuba

Daños al patrimonio santiaguero

Los impactos principales se concentran en las edificaciones, aunque ninguna pieza museable sufrió afectaciones

Autor:

Eduardo Pinto Sánchez

SANTIAGO DE CUBA.— Esta provincia es toda historia. En cada esquina de las ciudades o en algún lugar intricado de sus campos ocurrió algún hecho significativo de la vida de la nación. Por eso a su paso por este territorio, Sandy también dejó su nefasta huella sobre el patrimonio, aunque ninguna de las piezas museables sufrió daños.

Omar López Rodríguez, conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba, comentó que «las afectaciones principales se concentran en edificaciones como la Catedral, donde se reportaron daños en buena parte de su cubierta.

«Nosotros —puntualizó— estábamos reparando la cúpula mayor antes de que pasara este fenómeno meteorológico, y por suerte el apuntalamiento que le habíamos hecho permitió que resistiera ese embate, pero las dos torres principales perdieron sus cupulinas, de donde se cayeron las cruces arzobispales que estaban ahí y que dañaron también parte del interior del templo».

El Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba subrayó que «también en el cementerio patrimonial de Santa Ifigenia, el edificio socio-administrativo específicamente, fue perjudicado considerablemente. Lápidas funerarias que ofrecían resistencia al viento fueron derribadas por este, y tenemos en estos momentos miles de losas en el piso que deben ser sometidas a un proceso de conservación, restauración y restitución, lo que depende del daño que haya tenido cada una de estas piezas de la escultura funeraria santiaguera».

López Rodríguez señaló que «una parte del sistema de museos de la ciudad presenta igualmente afectaciones. El Museo Emilio Bacardí, por ejemplo, perdió parte de su cubierta, al igual que le ocurrió al Museo de Historia Natural Tomás Romay, al Parque Museo Abel Santamaría y a la Granjita Siboney.

El Conservador hizo énfasis en que cuando aún se están visitando uno por uno estos centros para evaluar los problemas que ocasionó Sandy, se considera que es considerable la afectación al patrimonio histórico, sobre todo por el sacrificio, los recursos y el tiempo que se emplea en la restauración de estos sitios.

Omar López subrayó que el caserío del Centro Histórico resultó uno de los más vulnerables. «Muchas de estas construcciones perdieron su cubierta. Ahora se está evaluando por el Plan Maestro todos los efectos de Sandy, lo que nos va a permitir crear una estrategia para el trabajo de conservación necesario».

Destacó los gestos solidarios de todas las oficinas de los historiadores de las villas cubanas. «Me llamó Eusebio Leal y también José Rodríguez, conservador de Camagüey, quienes ofrecieron apoyo».

Al referirse a los conjuntos monumentales, López Rodríguez señaló que por las características que tienen los monumentos, que son piezas singulares, y generalmente con buena cimentación, estas no sufrieron las consecuencias de Sandy, aunque una de las Minerva que se encontraba en uno de los laterales del Museo Bacardí cayó al piso y perdió su unidad. Ya fueron recogidas sus piezas y se hace todo lo posible por restaurarla.

También están evaluando en Palma Soriano el monumento del parque central, que fue muy dañado y que es un Monumento Nacional perteneciente a la ruta funeraria de José Martí. «Creo que con la pericia y la experiencia que tenemos en materia de restauración y con un empeño especial vamos a resolver todos estos impactos», sostuvo.

En opinión del especialista es tan importante el patrimonio material como el espiritual. «Muchas familias han perdido sus pertenencias y viviendas y tenemos que trabajar para que todos los santiagueros no pierdan su optimismo».

La casa más antigua de Cuba

La casa de Diego Velázquez, concluida en el siglo XVI y considerada la construcción doméstica más antigua de Cuba, a la que se une en el mismo inmueble una casa del siglo XIX, a pesar de su antigüedad no tuvo ninguna afectación de envergadura ni en la arquitectura, ni en los elementos que la conforman.

«Los techos de la cubierta exterior y la parte interna se mantienen todavía en buen estado de conservación», informó Eduard Calás Fernández, especialista del Museo de Ambiente Histórico Cubano, institución que acoge el espacio de la antigua edificación.

«Solamente la casa del siglo XIX —precisó— sufrió algunos perjuicios en el sistema de persianas de la parte interna del inmueble, donde el desprendimiento de una pieza afectó la cristalería intermedia».

La casa de Velázquez es una de las instituciones culturales que podemos decir que salió ilesa del paso de Sandy, por lo que desde la mañana de este martes se encuentra abierta al público local y foráneo.

El tipo de montaje que tiene la institución, de museo viviente (exposición de las piezas museables sin restricción al público) y la temática que aborda, referida a la historia del mueble, los ambientes domésticos y la cultura colonial cubana, hacen de este un lugar de obligada visita.

Sala Dolores sin electricidad

En el caso de la Sala Dolores,  recibía, desde antes de la llegada de Sandy, un proceso de reparación como parte del ambicioso plan inversionista que desarrollaba la provincia con motivo del aniversario 60 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

«Detuvimos esta labor cuando se decretó la fase informativa, y al pasar a la recuperación nos percatamos de que la cubierta tuvo daños. Las dos cúpulas del frente se las llevó también Sandy; hasta ahora esas son las afectaciones más importantes», relató Fidel Poyato, administrador de la institución cultural.

«En el salón principal no hubo consecuencias por el paso del ciclón, y en el salón de ensayos solo se desprendió parte del falso techo. Después de que avance la fase recuperativa y se incorporen de nuevo las brigadas de la construcción que estaban aquí en el proceso de reparación, volveremos poco a poco a la normalidad», precisó el directivo.

Los trabajadores de la Sala, que hoy ocupa las áreas de la que fuera la Iglesia Nuestra Señora de los Dolores, solo esperan por el restablecimiento del fluido eléctrico para retomar la programación cultural.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.