El agua regresa a las casas - Cuba

El agua regresa a las casas

En Santiago de Cuba se labora intensamente para estabilizar la llegada del agua a los hogares de la provincia. Más del 90 por ciento de la población del municipio cabecera ya la recibe

Autores:

Dayron Chang
Eduardo Pinto Sánchez

SANTIAGO DE CUBA.— Más del 90 por ciento de la población del municipio cabecera de esta provincia recibe el servicio de agua. Los tres sistemas que abastecen a la ciudad —Quintero, San Juan y Parada— tuvieron vitalidad desde los primeros momentos después del huracán, precisó Norberto Marey Pérez, delegado de Recursos Hidráulicos en el territorio.

El directivo puntualizó que en la ciudad de Santiago de Cuba se ha logrado que prácticamente el ciento por ciento de los pobladores se abastezcan de agua a través de la redes de estos tres sistemas.

«El sistema Quintero, por ejemplo, tiene la particularidad de que se nutre de las presas, que fueron beneficiadas por las lluvias. Pero el agua mantiene aún un nivel de turbiedad que se está neutralizando en las plantas potabilizadoras», añadió.

Según Marey Pérez, el líquido que se recibe hoy en los hogares prácticamente ya cuenta con los indicadores de turbiedad y color aceptados por las normas higiénico-sanitarias. Pero orientó a los santiagueros que renueven el agua que han recibido intermitentemente, en aras de obtener el líquido con mayor calidad y así evitar daños a la salud.

En el caso de los municipios, refirió que este sábado se estabilizó el abasto de agua en San Luis, que era donde único presentaban hasta el momento problemas de tipo tecnológico y carencia de electricidad. «Este sábado, felizmente, llegó el agua a San Luis desde los sistemas Guarinicú y Río Grande».

El delegado de Recursos Hidráulicos a nivel provincial comentó que para paliar la necesidad de agua en la ciudad se distribuyó el recurso con pipas, mientras en las comunidades rurales se mantiene esta alternativa por el momento.

También se trabaja para que este domingo llegue el agua a los edificios de la zona conocida como Van Van, una de las últimas de la ciudad donde no se ha puesto el servicio, al tiempo que se labora para que llegue el líquido a la zona del litoral, una de las más apartadas de la urbe.

«Aunque hemos activado algunos sistemas con grupos electrógenos —sostuvo Norberto Marey Pérez—, en la medida en que se siga recuperando el sistema electroenergético, iremos normalizando el proceso».

Sobre las presas, expresó que tienen una situación favorable. Nueve de las 11 que tiene la provincia están vertiendo, y alcanzan un acumulado de 174 millones de metros cúbicos, lo que será muy favorable para enfrentar el período seco que recién comienza.

Hidroenergía, una alternativa

De las 32 hidroeléctricas y minihidroeléctricas con que cuenta Santiago de Cuba, 16 fueron afectadas parcialmente por el huracán Sandy en los municipios de Guamá, San Luis y en la zona de Mayarí, en Segundo Frente.

Silvina María Durruthí, directora de Hidroenergía en el territorio, dijo a este diario que «dos de estas instalaciones sufrieron derrumbe total, y ya tenemos dos brigadas trabajando simultáneamente en la reconstrucción de El Pedernal (San Luis) y de La Vigía (Mayarí, Segundo Frente). Para ello contamos con los recursos necesarios (bloques, acero, elementos de techo, cemento)».

Está previsto —según sus palabras— que antes del 20 de noviembre ambas instalaciones estén recuperadas y devuelvan la energía a más de 300 consumidores.

«En el municipio de Guamá también se reportaron afectaciones, pero ya se recuperó el servicio. Y en el caso de la zona de Uvero, al día siguiente del paso del ciclón ya contaban con electricidad por medio de esta alternativa, lo que demuestra su importancia», especificó Silvina María Durruthí.

En esta provincia más de 3 000 personas y 80 instalaciones estatales como escuelas, policlínicos, bodegas, carnicerías y salas de video, se benefician con la hidroenergía, sobre todo en las zonas montañosas de Guamá, San Luis, Segundo Frente, Tercer Frente y Contramaestre.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.