Se recupera el transporte público en Santiago de Cuba

Todas las rutas de la ciudad están funcionando, aunque con algunos reajustes debido a la situación excepcional que se vive después de Sandy en este territorio. Este miércoles el ciento por ciento del parque vehicular de la provincia debe estar en las calles prestando servicio

Autor:

Eduardo Pinto Sánchez

SANTIAGO DE CUBA.— El transporte público en Santiago de Cuba se ha recuperado paulatinamente, aunque con irregularidades en algunos municipios, aseguró a JR Reynaldo Liens Quintana, subdirector de Operaciones de la Empresa Provincial de Transporte en este territorio.

«Todas las rutas de la ciudad están funcionando, aunque no con la frecuencia que la población necesita, porque estamos brindando el servicio en condiciones excepcionales. Por ejemplo, dos de las rutas más importantes de la urbe: la 101, con destino al centro urbano Abel Santamaría, y la 24, que une el centro urbano José Martí con el Hospital Clínico Quirúrgico Juan Bruno Zayas, pasan con una frecuencia aproximada de 15 minutos o más y no de seis como está planificado», precisó el directivo.

Argumentó que como en varios puntos de la ciudad todavía hay vías obstruidas por escombros y árboles, muchas rutas de ómnibus se han desviado, pero que se ha respetado el origen y el destino de las guaguas.

El subdirector de Operaciones apuntó que desde el 31 de octubre se reabrieron las rutas de montaña y el domingo comenzó el transporte desde la ciudad hasta la Gran Piedra.

Por otra parte, todos los servicios que vinculan la cabecera provincial con el resto de los municipios se restablecieron desde el día 28 de octubre de forma paulatina; los semiómnibus (transportes serranos) están funcionando de acuerdo con la disponibilidad técnica y en las rutas establecidas, aunque existen limitaciones en este servicio en muchas de estas zonas por dificultades asociadas a Sandy, sobre todo por el estado de los viales.

«Con respecto a los demás municipios, en las cabeceras funciona el servicio con regularidad y con el parque de ómnibus disponible en cada uno de ellos, y, precisó, en muchos casos la utilización de la vía ferroviaria con carros de línea ha sido una alternativa oportuna para acceder a ciertos puntos distantes que están incomunicados por roturas en puentes o alcantarillas».

Solidaridad sin límites

Desde hace varios días labora en esta ciudad una brigada de mecánicos y chapisteros de la Dirección Provincial de Transporte de La Habana y de la empresa Motocentro, con el propósito de recuperar el parque de vehículos dañados por los efectos de Sandy. Gracias a este esfuerzo ya transitan por las calles de Santiago 50 ómnibus.

«Estos compañeros vinieron equipados con una logística considerable, hasta con plantas eléctricas, porque sabían a lo que se iban a enfrentar y están recuperando todos los parabrisas y otras piezas. Aunque ya han reparado todos los vehículos dañados, algunos no están circulando por detalles que ellos quieren perfilar y este miércoles el ciento por ciento del parque vehicular debe estar en las calles», dijo Liens Quintana.

Los brigadistas de la capital también restauran otras afectaciones que existían antes del paso de Sandy, para así aumentar la disponibilidad de los equipos en la provincia, lo que responde a una estrategia diseñada por el Ministerio de Transporte.

El directivo destacó además, el apoyo de la Empresa de Transportes Escolares, que desde los primeros días del meteoro ha reforzado con más del 50 por ciento de sus equipos la transportación en todas las cabeceras municipales y en el transporte intermunicipal, sin descuidar el traslado de profesores y personal de servicio que labora en la recuperación de los centros de educación.

La empresa Transmetro, encargada de la transportación de trabajadores, refuerza en distintos momentos del día rutas con gran afluencia de pasajeros y otras que conducen a poblados periféricos como el Caney y Boniato.

Reynaldo Liens hizo igualmente un llamado de solidaridad, en nombre de las autoridades del Ministerio del Transporte, a todo aquel que tenga un medio de transporte estatal, ya sea ómnibus, camión o auto, para que los pongan en función de contribuir a la transportación de personas que hoy circulan de forma atípica en la provincia, desde un punto a otro para visitar a familiares afectados por el meteoro o ayudar en otros centros de trabajo.

«Apelamos —expresó— a la conciencia de todos los conductores santiagueros, para que colaboren con los inspectores populares de transporte. Este debe ser otro acicate para que demostremos nuestra esencia hospitalaria».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.