Un solo grito por la justicia

Durante la jornada de celebración del Movimiento 5 por los 5, los grupos de solidaridad internacional se movilizaron para exigir la inmediata liberación de los antiterroristas cubanos y dar a conocer la verdad sobre el caso

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Un canto de amor a la verdad y la justicia fue este martes la celebración en Cuba del Movimiento 5 por los 5, día en que todos los grupos de solidaridad internacional con la causa se movilizan para dar a conocer la verdad sobre el caso y exigir libertad inmediata.

Esta vez la celebración nacional tuvo por sede el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (Cujae), que desde el año 2004 es nombrado por los antiterroristas cubanos y sus familiares como la Casa de los Cinco.

Desde bien temprano la Casa Estudiantil se convirtió en un laboratorio informático desde donde se enviaron cientos de mensajes al Presidente de los Estados Unidos, para exigir que haga uso de sus prerrogativas y otorgue el indulto a los héroes cubanos. Además, se proyectaron documentales y videos sobre los Cinco y sus familiares.

La Cujae, rectora de la Red de Universidades en Solidaridad con esos luchadores, que cuenta con cerca de 6 000 miembros en 79 países, promovió diversas iniciativas para acompañar ese apoyo mundial, entre ellas, la tradicional Peña Cultural, que esta vez devino tribuna de reclamo por la injusticia.

Jorge Jérez, estudiante de Periodismo en la Universidad de Camagüey y autor del blog Jorgito x Cuba, que busca romper el muro de silencio de los grandes medios sobre el caso, dijo que ningún cubano puede dormir tranquilo si ese día no ha hecho nada por la liberación de estos héroes.

El mexicano Ernesto Díaz, de la Facultad de Eléctrica de la Cujae, expresó que la batalla por la libertad de los Cinco es la lucha por despertar conciencias, por seguir demostrando a los pueblos hermanos quién es el imperialismo y de qué es capaz; es llevar el mensaje de Cuba al mundo.

En la jornada se abrió una exposición de tres series temáticas de las pinturas de Antonio Guerrero: Los pájaros endémicos de Cuba, Los guacamayos y Los pájaros de Nuestra América. En el acto, el héroe cubano recibió la condición de Miembro de Honor del movimiento de artistas de la plástica aficionados de la Facultad de Arquitectura.

Profesores de artes plásticas de la Cujae confeccionaron un mural en reclamo de la libertad de los antiterroristas.

En la jornada, a la que asistieron Magali Llort, Irma Sehwerert y Mirta Rodríguez, madres de Fernando, René y Antonio, respectivamente, y Alicia Alonso Becerra, rectora de la Cujae, participaron pioneros de la escuela primaria José de la Luz y Caballero, el repentista Alexis Díaz Pimienta y su grupo, y el dúo Ad Libitum.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.