Cuba tiene un lugar especial en el corazón del Caribe y América Latina

El Presidente uruguayo y los primeros ministros de Antigua y Barbuda, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Dominica acompañan al pueblo santiaguero en la celebración del aniversario 60 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes

Autores:

Yailé Balloqui Bonzón
Jorge L. Rodríguez González
Juana Carrasco Martín

Esta es una fiesta de pueblos y temprano en la tarde del jueves 25 estuvieron arribando a Santiago de Cuba los dignatarios de países de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y de otros países amigos para acompañar a los santiagueros y a todos los cubanos en las celebraciones del aniversario 60 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

El primero en arribar, procedente de La Habana, fue el presidente de la República Oriental de Uruguay, José Mujica Cordano, quien acompañado por su esposa, la senadora y también guerrillera del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros Lucía Topolansky, realiza desde el miércoles su primera visita oficial a la Isla.

Mujica había abierto su segunda jornada en Cuba en horas de la mañana rindiendo homenaje en La Habana al prócer de la independencia uruguaya, general José Gervasio Artigas, depositando una ofrenda floral en el busto a su memoria en el Parque de la Fraternidad.

En ese momento había referido a la prensa sus impresiones del encuentro sostenido con el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, de quien dijo que «sigue siendo brillante».

En sus declaraciones dijo el Presidente uruguayo que cualquier intento de construcción humana no está exento de dificultades, hay mucho que no sabemos, pero lo vamos descubriendo en la medida que avanzamos, y que como dijo el poeta «se hace camino al andar», refiriéndose a la significación para él, como revolucionario, de participar en las celebraciones por el 26 de Julio, fecha que marcó el comienzo definitivo de las luchas por la independencia en la Isla.

En las etapas juveniles vemos todo mucho más cerca y pensamos que (las cosas) son mucho más fáciles, pero con el curso de los años «nos vamos llenando de arrugas y de canas, de fracasos, de derrotas, pero sobre todo, de aprendizaje. Porque los hombres aprenden mucho más de la adversidad que de la bonanza», reflexionó Mujica, de 78 años.

Él y su esposa fueron recibidos por el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, el primer secretario del Partido en Santiago de Cuba, Lázaro Expósito Campo, así como por los vicecancilleres Rogelio Sierra y Ana Teresita González Fraga, al igual que los otros cuatro dignatarios caribeños que fueron arribando en la tarde a la Ciudad Heroína.

Arriban los primeros ministros de Antigua y Barbuda y Santa Lucía

Resulta un gran placer regresar a Cuba en este momento, específicamente para celebrar el aniversario del 26 de Julio, dijo el primer ministro de Antigua y Barbuda, Winston Baldwin Spencer, como cordial saludo a su arribo al aeropuerto internacional Antonio Maceo, de Santiago de Cuba.

De la misma nave descendió en esa terminal aérea el primer ministro de Santa Lucía, Kenny Anthony, quien afirmó: «Cada vez que visito  este país tengo la sensación de que estoy regresando a mi propia casa. Mi delegación y yo nos sentimos muy honrados por estar presentes en esta celebración tan especial con el Gobierno y el pueblo de Cuba».

Resaltó que ningún país del mundo comprende el significado de la amistad y la lealtad como Cuba. Lo que nunca se olvida aunque para la Isla pudiera parecer insignificante el sentido de sus actos de amistad, pero una vez que esa amistad se establece es para siempre, agregó Kenny Anthony en sus cálidas palabras.

La Revolución Cubana siempre tendrá un lugar especial en el corazón de todos nosotros los del Caribe, porque ha ayudado a cambiar vidas en otras partes del mundo.

Nosotros siempre tendremos una deuda de gratitud con el pueblo cubano, y es por ello que no hemos vacilado en venir a celebrar a los héroes de la Revolución Cubana en esta ocasión. Les doy las gracias por la amistad, concluyó el Primer Ministro de Santa Lucía.

Roosevelt Skerrit y Ralph Gonsalves muestran su amistad

Los primeros ministros de San Vicente y las Granadinas y de La Mancomunidad de Dominica aribaron poco después en una nave de Aerocaribe, y también expresaron su alegría por participar en la conmemoración en la ciudad de Santiago de Cuba.

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, apuntó que estaba feliz de estar en la ciudad de Santiago de Cuba, y al pisar suelo cubano rememoró que en 1929, en tiempos del régimen machadista, su abuelo vino a esta provincia para trabajar en las plantaciones de caña de azúcar.

Esa razón personal, afirmó, se suma a las emociones por participar en las celebraciones por la efeméride del Moncada. Recordamos acá a los patriotas cubanos: Antonio Maceo, José Martí, a Fidel, Raúl y a los miles de cubanos que lucharon contra el colonialismo y la dictadura de Batista.

En ese sentido, resaltó que los lazos de amistad entre Cuba y San Vicente y las Granadinas no se pueden romper y la solidaridad entre ambas naciones es hoy más sólida que nunca.

En su pequeña nación caribeña, dijo Gonsalves, trabajan hoy muchísimos cubanos en las esferas de la medicina, la construcción, obras públicas, entre otras áreas, al tiempo que recordó los muchos jóvenes formados en Cuba como profesionales.

Por su parte, Roosevelt Skerrit, primer ministro y ministro de Relaciones Exteriores de la Mancomunidad de Dominica resaltó el placer de estar en la cuna donde se gestó el inicio definitivo de las luchas libertarias en Cuba.

Estar en esta Isla, dijo, es importante para desmontar todo el escenario propagandístico que se gesta en el mundo en contra de Cuba.

«Nosotros los jóvenes tenemos que mantener una posición firme de defensa de la Revolución Cubana, por lo que me complace mucho encontrarme en este país para expresar así solidaridad, amor y amistad al pueblo cubano», sentenció Skerrit.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.