Listos para servir donde sea necesario

Licenciados este sábado 602 jóvenes que cumplían el servicio militar activo en la Gran Unidad de Tanques de la Gloria Combativa Rescate de Sanguily, Orden Antonio Maceo

Autor:

Marianela Martín González

Un total de 602 jóvenes que cumplían su servicio militar activo en la Gran Unidad de Tanques de la Gloria Combativa Rescate de Sanguily, Orden Antonio Maceo, se licenciaron este sábado, luego de haber cumplido satisfactoriamente con el sagrado deber de prepararse para defender la Patria.

En el acto político-cultural que tuvo por escenario la referida unidad, al hablar en nombre de los desmovilizados el soldado José Alberto Fonseca Tamayo destacó la entrega que caracterizó la etapa de servicio en las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

«Fueron meses valiosos que nos adiestraron para el mejoramiento de nuestras condiciones de vida y de trabajo, la conservación y mantenimiento del material de guerra, la preparación del teatro de operaciones militares y, de modo permanente en este tiempo, consolidamos la preparación combativa y política», señaló.

El coronel Roberto Reinoso Rodríguez dijo sentirse seguro de que el paso de estos jóvenes por las FAR será muy útil para sus desempeños inmediatos y futuros. Aseguró que la experiencia en el servicio militar los hará mejores ante la vida y mucho más aptos para enfrentar cada reto que surja en el camino de cada uno.

«Nos sentimos orgullosos y satisfechos, si en algo contribuimos a su educación, si logramos enseñarlos a ser mejores jóvenes y revolucionarios, si logramos que conocieran y amaran más su Patria y su Revolución», precisó.

Los 14 meses que el soldado camagüeyano Lian Carbajo Baster cumplió en el servicio militar activo son para él una especie de calistenia para reforzar la disciplina y la constancia, como refirió el joven. Luego de los días de asueto, que bien merecido los tiene, irá a la Universidad para estudiar la licenciatura en Cultura Física.

Los demás diferidos, que como Lian ahora comenzarán en la Universidad, y también los que permanecieron 24 meses en el servicio militar activo, comparten la satisfacción de haber vencido una etapa que los enseñó a ser mucho más organizados y apreciar el valor de la familia.

Un adiós lleno de cariño recibieron estos muchachos de parte de sus oficiales. El general de brigada Luis Coubreau Navea manifestó que todos eran como sus hijos. «Dejan a uno motivado. Los grados que tenemos se los debemos a ellos en gran medida, pues son los protagonistas de cada día de entrega y sacrificio en nuestras unidades».

Los jefes de batallones impusieron la distinción Producción y Defensa a 12 soldados que durante el servicio militar fueron ejemplos para sus compañeros en todas las tareas. También 25 jóvenes recibieron los carnés que los acreditan desde ahora como militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Presidió la ceremonia el general de brigada Rafael Ignacio Borjas Ortega, jefe de la Gran Unidad de Tanques de la Gloria Combativa Rescate de Sanguily, Orden Antonio Maceo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.