Por una auténtica participación juvenil

Desarrollan el panel Juventud: participación cultural y sociopolítica, en el Instituto de Investigación Cultural Juan Marinello

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

Transformar o «desmontar» las concepciones tradicionales, esquemáticas y formales que se tienen en torno a la participación y, en particular, a aquella que puede hacerse en el ámbito sociopolítico es una urgencia de nuestro país, inmerso ahora en una etapa trascendental de actualización de su modelo socioeconómico.

La afirmación la realizó la máster en Sociología Lisbet San Morales, del Centro de Estudios sobre Juventud, en el panel Juventud: participación cultural y sociopolítica, que se desarrolló este miércoles en el Instituto de Investigación Cultural Juan Marinello, en ocasión de presentarse el número 11 de la revista digital Perfiles de la Cultura Cubana.

Una participación sociopolítica auténtica se garantiza en la medida en que seamos capaces de implicarnos en la toma de decisiones, añadió San Morales. Debemos contribuir desde todas las esferas de la sociedad a que la participación juvenil pueda hacerse con calidad, evitando así el distanciamiento o la apatía, acotó.

Sobre las dimensiones que deben tomarse en cuenta para caracterizar, comprender y estudiar a la juventud cubana abundó la Doctora Elaine Morales, quien además insistió en la necesidad de incluir en las agendas de investigación de las Ciencias Sociales aquellas temáticas sobre la juventud poco abordadas hasta la fecha, relacionadas con las tecnologías de la información y la comunicación, la ruralidad y la marginalidad, entre otras.

La socióloga Yeisa Sarduy presentó el dossier de este número de la revista digital Perfiles de la Cultura Cubana, cuyo título se corresponde con el del panel, e integra ocho trabajos de investigadores de las Ciencias Sociales de Cuba, México, Colombia y Argentina.

Sarduy abundó en la dimensión cultural de los comportamientos de riesgo de la juventud cubana y en las prácticas culturales como mecanismos de integración y diferenciación social.

«Fomentar estudios que aborden procesos como la participación sociopolítica y cultural, en los que sean protagonistas los jóvenes, y analizar las potencialidades y limitaciones de las perspectivas de género y generación en los estudios socioculturales sobre este segmento social, contribuirá en gran medida a comprender la complejidad de la realidad juvenil cubana», añadió.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.