Por una escuela que eleve la educación cívica

Participó Miguel Díaz-Canel en Pleno del Comité Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte

Autor:

Margarita Barrios

A todos nos tiene que doler mucho que se reconozca que a pesar de lo que hemos hecho por la instrucción, no hemos logrado toda la educación que pretendemos en nuestra sociedad, por lo cual se nos están dando manifestaciones de corrupción, ilegalidades e indisciplina social, que denotan falta de cultura cívica, consideró Miguel Díaz-Canel, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y Ministros, en el X Pleno del Comité Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte, que dedicó un minuto de silencio como tributo de los educadores cubanos al ex presidente sudafricano Nelson Mandela.

El debate de los participantes en el encuentro estuvo signado por las palabras, en julio último, del General de Ejército Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en las cuales exhorta especialmente a la escuela a la educación ética de las nuevas generaciones.

Díaz-Canel dijo que luego de los planteamientos de Raúl, acogidos con una reacción de apoyo, siente insatisfacción por la manera en que hemos acogido el combate, pues han transcurrido seis meses y falta mucho por hacer en el enfrentamiento. «Y a la escuela, a los educadores, les corresponde una parte importante, protagónica, junto a la familia y al resto de la sociedad, en esta lucha.

«Hay que eliminar una burocracia anquilosada que a veces tenemos y no nos deja avanzar, retarda la solución de los problemas, que no oye, que no atiende, que no sigue las cosas, que no expresa voluntad de cambio y que por lo tanto no funciona y no deja funcionar a los demás», consideró.

«Todo lo que trabajemos en la implementación de los Lineamientos y en el enfrentamiento a las ilegalidades, tenemos que dirigirlo hacia nuestro propósito en estos tiempos: más calidad en el proceso docente-educativo, y lo podemos lograr trabajando en dos direcciones fundamentales: la formación integral de nuestros profesores y de los estudiantes».

José Ramón Fernández, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, destacó que la escuela tiene una alta responsabilidad, junto a la familia, los medios de difusión, el arte y el deporte, en la realización de acciones para elevar la formación de los ciudadanos.

Significó que el sistema nacional de educación hace ajustes en todos los niveles de enseñanza para buscar lo principal, que es la calidad en la docencia.

«Sabemos que en los educadores tenemos una reserva moral muy alta; no podemos subestimar el esfuerzo y el sacrificio con que trabajan, pero pueden ejercer una influencia mayor en la solución de los problemas; estamos en la obligación de exigirles, y ellos en la obligación moral y ética de responder».

En el pleno se encontraban Salvador Valdés Mesa, miembro del Buró Político del Partido; Ena Elsa Velázquez  y Rodolfo Alarcón, ministros de Educación y Educación Superior, respectivamente; Ulises Guilarte de Nacimiento, presidente de la Comisión Organizadora del XX Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, así como representantes de la máxima dirección de la UJC, la FEU y la Organización de Pioneros José Martí.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.