Contraloría evalúa de mal a empresas avileñas

Las principales dificultades se encuentran en la mala organización, la ausencia de una contabilidad responsable y lenta gestión empresarial con la redundancia de pérdidas para la economía del país e insatisfacción en la ciudadanía

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

CIEGO DE ÁVILA.— Entidades pertenecientes a programas de la economía, los servicios y la producción de alimentos en Ciego de Ávila, incluida una del sector cooperativo no agropecuario, recibieron calificación de deficiente al concluir la IX Comprobación Nacional al Control Interno.

Durante la reunión resumen se conoció que las empresas evaluadas de mal son la cooperativa no agropecuaria Instituto de Belleza La Elegancia, la Empresa Municipal de Comercio Minorista Ciego de Ávila —en especial con el programa de venta de materiales de la construcción a la población— y los combinados lácteos de Ciego de Ávila y Morón.

Estas entidades y sus estructuras productivas, con alta incidencia en las opiniones de la población y que contribuyen al resultado de mal para la provincia, significan el 75 por ciento de las empresas auditadas por los 136 especialistas participantes en esta comprobación, entre ellos 13 estudiantes y un profesor de la Universidad Mayor General Máximo Gómez Báez.

El presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Raúl Pérez Carmenate, expresó que el resultado no invita a la satisfacción, a pesar de que un grupo importante de las 17 empresas auditadas en la comprobación recibieron una calificación favorable, además de no detectarse presuntos hechos delictivos o de corrupción en ninguna de las auditorías.

«No podemos sentirnos complacidos cuando los problemas detectados se reiteran y no se corresponden con los resultados de la provincia en 2014;y más cuando tienen que ver con dificultades en el orden subjetivo, de organización interna, de no llevar cabalmente una evaluación de los riesgos ni una contabilidad rigurosa», enfatizó Pérez Carmenate.

De forma general, las dificultades encontradas apuntan a una deficiente preparación del personal en el control interno de los recursos; mala previsión en los momentos de conformar los planes de producción y pobre gestión empresarial para darles salida a artículos de lenta rotación, lo cual deriva en pérdidas financieras o producciones con altos precios y baja calidad en su oferta a la población, sobre todo en lo referido a la venta de materiales de la construcción a la ciudadanía.

Jesús Martín Casanova, representante de la Contralora General de la República, expresó que, más allá del resultado general, se tiene la percepción de que Ciego de Ávila puede lograr resultados favorables y que, entre las acciones más importantes, se encuentran tocar los problemas con las manos y evaluar los aspectos subjetivos, fuente principal de un parte importante de los problemas detectados.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.