Con la impronta del más universal de los cubanos

A lo largo y ancho de la Isla, los pioneros desfilaron por calles y plazas para honrar a José Martí en el aniversario 162 de su natalicio

Autores:

Roberto Díaz Martorell
Odalis Riquenes Cutiño
Hugo García
Lisandra Gómez Guerra

SANTIAGO DE CUBA.- En otra demostración de veneración por la vida y obra del más universal de los cubanos,  los santiagueros, en especial sus nuevas generaciones, tomaron las calles antes que el Sol este 28 de enero, para rendir tributo a José Martí en el aniversario 162 de su natalicio.

Ante el Mausoleo que atesora los restos del Héroe, en el cementerio de Santa Ifigenia, fueron depositadas ofrendas florales a nombre del líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro; del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro; de los Consejos de Estado y Ministros y del pueblo de Cuba.

La  riqueza e inagotable fuente de enseñanzas  del legado martiano fueron destacados por la doctora Martha del Carmen Mesa Valenciano, rectora de la Universidad de Oriente,  al resumir la ceremonia. «Su obra es extraordinaria, y su vigencia asombra a los estudiosos; su capacidad de unir a los cubanos en un mismo propósito más allá de las diferencias, es el resultado de un liderazgo indiscutible y de una visión política excepcional», significó.

La también miembro del Consejo de Estado  dijo que  los educadores cubanos enfrentan hoy el reto de lograr que los pinos nuevos vean más allá de los merecidos homenajes y descubran al pensador, al intelectual, al visionario, al hombre. «… porque la educación en Cuba no sería lo mismo sin José Martí, debemos propiciar más el acercamiento de los jóvenes al Héroe Nacional », sentenció, y recordó el ejemplo de muchos de los hijos de este pueblo  que inspirados en Martí construyeron su propia obra: Mella, Villena, Guiteras, Fidel.

«Él está en cada calle de la ciudad que ya celebra sus cinco siglos, en cada obra que se acomete, en cada escuela, en cada fábrica, en cada acción está el Maestro», concluyó.

Como una confirmación de que el ejemplo martiano acompaña a los nuevos, cadetes del Instituto Técnico Militar José Martí, Orden Antonio Maceo y Orden Carlos J. Finlay,  y alumnos de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos de Sancti Spíritus,  en premio a una trayectoria destacada, reforzaron la guardia de honor que de la mañana a la noche se realiza al Apóstol.

Al filo del mediodía,  y de forma simultánea con la fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en La Habana, como es tradición, fueron disparadas desde la necrópolis santiaguera 21 salvas de artillería por alumnos de la Escuela Interarmas de las FAR, General José Maceo, Orden Antonio Maceo.

Un homenaje especial le tributaron al Maestro los defensores de la actividad física, con la arrancada, al amanecer, de la XV edición del Maratón Martiano Internacional (MARIMAR 2015), evento con el que la Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte »Comandante Manuel Fajardo« saluda  cada año el cumpleaños del Maestro.

La carrera oficial, de 10 kilómetros, que en esta ocasión saludó también el medio milenio de la fundación de la villa de Santiago de Cuba, contó con la participación de más de un centenar de corredores, entre ellos  atletas santiagueros de la preselección nacional como Henry Jaen Ortiz, la subcampeona centroamericana de Veracruz 2014, Daylín Belmonte Torres, y algunos competidores extranjeros.
En el contexto de este homenaje a José Martí desde el deporte  se corrió además, una carrera popular de 1.5 kilómetros, en la que tomaron parte santiagueros de todas las edades.

Como colofón del despertar de cuentos y fantasía de la mano del Maestro, que tuvieron hoy los pequeños santiagueros, a media mañana, las avenidas Garzón y de Los Libertadores se desbordaron con el andar alegre y dispuesto de los personajes de la obra del Apóstol, en el desfile pioneril martiano. Esta vez protagonizado por los niños y adolescentes de casi medio centenar de centros educacionales de la cabecera provincial: círculos infantiles, escuelas especiales, primarias y secundarias, encabezados por sus bandas rítmicas.

NUEVA GERONA, Isla de la Juventud. — Desde temprano en la mañana, las calles de Nueva Gerona se llenaron de cientos de pequeños enanos para revivir los personajes de la Edad de Oro y homenajear a José Martí en su aniversario 162 del natalicio y los 145 de su estancia en la otrora Isla de Pinos como preso político en la finca El Abra.
Una representación de los cerca de 10 000 pioneros pineros junto a sus familias y maestros tomaron las arterias de la ciudad y hablaban en versos sencillos; cientos de bailarinas españolas giraban y quebraban al viento con ademán andaluz su felicidad; muchas Nené sorprendían con sus travesuras y varios Bebé escapaban de la mirada severa de Don Pomposo.

Los Meñiques de diversos tamaños se mezclaban entre la multitud, mientras Pilar, multiplicada ahora en cientos de niñas compartían sus aros, baldes y paletas con el resto, todos bajo la mirada experta de los pioneros exploradores, quienes estrenaron uniforme nuevo y demostraron sus habilidades al tiempo que soltaban palomas como símbolo de amor, amistad y Paz.

El desfile, compactado en cinco bloques dedicados cada uno a Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando Hernández, René González y Antonio Guerrero, con el júbilo de tenerlos en casa, aderezado con la impronta de los instructores de arte, quienes convierten en música los textos martianos para educar y preparar a los pinos nuevos para el futuro.

Merialis Garrido Correa, presidenta municipal de la Organización de Pioneros José Martí, recordó que cada 28 de enero es un día para cantarle a la Paz por la que luchó el Apóstol, con el compromiso profundo de quienes residen en una Isla que acogió al adolescente José Martí y lo curó de las heridas del Presidio.

La marcha concluyó frente al Museo Municipal, lugar al que hace 145 años visitaba Martí todos los domingos durante su estancia en Isla de Pinos para decir presente a las autoridades del ayuntamiento.

SANCTI SPÍRITUS.- Diversos personajes que integran la obra de nuestro Apóstol, como Pilar, Piedad y Meñique, tomaron las calles espirituanas este 28 de enero, como máxima expresión de tributo, desde la más profunda inocencia, de los que saben querer», a José Martí en el aniversario 162 de su natalicio.

Bien temprano las arterias la ciudad espirituana se engalanaron con colores diversos y carteles en alusión a la obra del más universal de todos los cubanos. Frases y canciones alegóricas al Maestro amenizaron una acción que más que reiterativa ya es tradición en nuestro pueblo.

Para dar inicio al desfile, dos estudiantes, en representación de los más de 46 mil existentes en Sancti Spíritus, depositaron, en nombre de la Organización de Pioneros José Martí, sendas ofrendas florares en los bustos del Héroe Nacional y Serafín Sánchez, ubicados en el parque central de la ciudad del Yayabo, como símbolo de respeto y admiración a la estrecha amistad que caracterizó a  estos  hombres.

En la ceremonia de recordación, acompañaron a los pioneros espirituanos, niños de varios círculos infantiles de la ciudad de Sancti Spíritus, trabajadores de Educación y otros sectores, así como los principales líderes partidistas y gubernamentales de la provincia.

En el resto de los municipios espirituanos se realizaron desfiles martianos, como muestra del amor al Apóstol por las más jóvenes generaciones.

Matanzas.— Otra mañana feliz para la niñez y la familia cubana. Todos los legendarios personajes de las obras de Martí pululaban como nuevos juglares por las calles matanceras.

Miles de pequeños, junto a sus maestros y numerosos familiares, desfilaron por toda la calle Milanés hasta el parque de La Libertad, con todo el colorido de los enamorados de esa figura que ha trascendido el tiempo y las ideas.

De nuevo la enorme bandera cubana de 15,5 metros de largo por 1,5 de ancho, con las telas de las franjas enterizas, fue enarbolada en el balcón del Museo Farmacéutico, estandarte confeccionado en la antigua botica francesa por la doctora María Dolores Figueroa, primera mujer farmacéutica de Cuba y esposa de Ernesto Triolet, dueño de esa instalación.

Por primera vez ondeó en el balcón el 20 de mayo de 1902 y desde entonces cada año se enarbola el 28 de enero.

Se exaltó al gran paradigma de la unidad de los pueblos latinoamericanos. Como dijera la joven Yulianis Azahares Ramírez, presidenta de la OPJM en el municipio de Matanzas, ha de ser orgullo de nuestras tierras este hijo de América, que por sus virtudes y ejemplo es para todos los pueblos del mundo el más noble espejo y guía más puro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.