El consumo que nos consume

Más de 66 000 planteamientos del proceso previo al X Congreso de la UJC abordaron insatisfacciones con la recreación y el consumo cultural. Autoridades juveniles afirman que se definieron 25 acciones que contribuirán a la necesaria transformación que se requiere en estos temas

Autores:

Juan Morales Agüero
Yahily Hernández Porto
Osviel Castro Medel
Roberto Díaz Martorell
Odalis Riquenes Cutiño
Luis Raúl Vázquez Muñoz
Susana Gómes Bugallo
Adianez Fernández Izquierdo

Pensar en las iniciativas recreativas y culturales como si se tratara de una actividad familiar que preparamos es una de las ideas que la juventud ha debatido por estos días. Encontrar el equilibrio justo entre entretenimiento y formación es una de las exigencias que aún desvelan.

Más de 66 000 planteamientos del proceso previo al X Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) están relacionados con esas preocupaciones. Y ya se «cocinan» y se hacen realidad las primeras iniciativas.

La juventud pidió más espacios y reconoció que tampoco se aprovechan los que existen, compartió Yarelis Chirino Salgado, primera secretaria de la UJC en el artemiseño municipio de Mariel, y señaló que, además de ser pocas las opciones y de no satisfacer a todos los públicos, gran parte no está al alcance de los bolsillos jóvenes.

«Se demanda una programación televisiva más cubana, con programas de corte histórico y entretenimiento, novelas, aventuras, musicales y documentales que sean frescos y atractivos, pues mucho de lo que hoy se proyecta tiene valor en contenido, pero no con la forma idónea», comentó.

Preocupa también, señaló, determinado tipo de música que se promueve, con letras inadecuadas que denigran a la mujer y proyectan una sociedad banal, muy diferente a la que se intenta formar. ¿Y qué decir del paquete?, esa propuesta se ha colado en los hogares cubanos. Se trata de preparar a los jóvenes para que sepan discernir entre lo bueno y lo malo, argumentó.

Reinier Barrionuevo Lima, de la fábrica de cemento René Arcay, en Mariel, dijo que existen muy pocos espacios para divertirse en los municipios, y la situación es más crítica en las localidades que no son cabeceras.

Delegados agramontinos identificaron como denominador común que el consumo cultural no puede verse alejado de las contradicciones, las transformaciones y la realidad social del país, ni puede ser un elemento que se transforme a largo plazo. Coincidieron en que debe ser repensado con urgencia. Lo que se ve «llega al cerebro, al pensamiento, y después se proyecta en las actitudes, expresión e ideología de quienes consumen una cultura chatarra, muchas veces alejada de nuestra Cuba actual», enfatizó Yanixia Rivero Góngora, licenciada en Marxismo e Historia.

Insistieron los camagüeyanos en que buena parte de las ofertas culturales deben tener un protagonismo juvenil, con productos y ofertas culturales hechos por manos jóvenes.

Añadió Yanixia Rivero que en los territorios habrá que apostar por el talento local, que en muchas comunidades queda relegado. Habrá que virarse con presupuesto y deseo hacia los proyectos encargados de afianzar las tradiciones más genuinas de cada localidad, enfatizó. «No puede ser cosa de una jornada, sino una acción constante».

Concordaron en Camagüey en destacar la efectividad del paquete Mi mochila, aunque debe trabajarse en su contenido. Sobre su divulgación, instaron a utilizar las oportunidades de la tecnología celular para socializar las propuestas.

Uno de los enfoques polémicos lo expresó Yurisán Ramírez Cruz, floridana y trabajadora social, quien ponderó el valor de creadores de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) como puntal cultural del país, que está por redescubrirse.

En las llevadas y traídas opiniones sobre la programación televisiva, Pavel González González, ginecobstetra del materno-infantil agramontino Ana Betancourt, apostó por mantener, como ocurre en el verano, programas de participación como Decida Usted, que tiene como esencia reflexionar sobre la realidad de la familia cubana. El doctor, de 27 años, añadió que la televisión tiene buenas intenciones educativas, pero luego se desfasan en la manera en cómo se construyen los productos audiovisuales.

Los jóvenes delegados cuestionaron los programas científicos que se transmiten por los canales cubanos. ¿Dónde están nuestros avances científicos, cómo se descubrieron y cuánto le costó al país alcanzarlos? ¿Por qué no crear documentales que estremezcan a la población cubana, como los que difunden en Multivisión?, preguntaron.

Con propuestas propias

El consumo cultural y la recreación en la Isla de la Juventud requieren mayor atención institucional, dirigida a la diversificación de opciones que tributen a un esparcimiento instructivo y que solidifiquen la identidad. Así lo definieron Yaumí Ruiz Santana, auditora de la Contraloría, el médico Lázaro Adrián Fellové Sotero y la maestra Yaineris Rivero Bello, tres de los delegados al X Congreso.

Estos pineros opinan que falta liderazgo para ejecutar proyectos desde las posibilidades comunitarias, y se impone identificar y conocer a quienes pueden contribuir, y convencerlos de participar. Señalaron el consumo de bebidas alcohólicas en los espacios de recreación habilitados.

Yulexis Cruz Pico, primera secretaria de la UJC en el territorio, reconoció la responsabilidad de la organización en incentivar la participación en sitios no explotados, y anunció una estrategia basada en qué y cómo quieren recrearse los pineros, a partir de capacidades propias.

Desde Las Tunas, Yordan Caballero, profesor de la Escuela Provincial del Partido y presidente del Movimiento Juvenil Martiano en el territorio, sostiene que debemos cambiar el concepto de recreación, porque aplicamos códigos que no se corresponden con estos tiempos. Debemos concebir espacios donde nuestros jóvenes se diviertan sin alternar, necesariamente, con el alcohol; donde puedan bailar con la buena música cubana en general y con la de la localidad en particular, piensa.

Las Tunas es una de las provincias que más agrupaciones musicales posee. Sin embargo, los jóvenes apenas las conocen, dice el profesor y asevera que debe cambiarse el orden de cosas, pues es absurdo identificar a agrupaciones extranjeras y no ser capaces de hacerlo con las nuestras.

La divulgación creativa y oportuna hace más atractiva la recreación, sobre todo si tiene en cuenta el gusto de los consumidores culturales. Los decisores deben escuchar a la gente y saber qué tipo de recreación quiere, apunta Yordan y aboga por potenciar nuestro audiovisual y ponerlo a competir con los paquetes donde prima la violencia. Hay que reeditar buenos libros y reponer buenos filmes y seriales.

Excursionismo

Rodiel Comendador Díaz, primer secretario de la UJC en Manatí, dice que una petición recurrente es la potenciación de los campamentos de verano de organizaciones estudiantiles y movimientos juveniles. Debemos hacer lo posible para que cada municipio disponga de su ruta histórica. Y apostar por videoclubes juveniles, palacios de pioneros, casas del estudiante y centros recreativos juveniles. Los clubes de computación necesitan ayuda en el equipamiento tecnológico, comenta, y piensa también en las comunidades en las que no existe ni un parque infantil.

El artista de la plástica santiaguero Yasser Landazuri Romero, convencido de que el arte resulta la mejor manera de forjar ideología, es parte del proyecto Caminar con los héroes, que lidera la AHS en tierra songomayense, y que ha demostrado que desde el entorno juvenil pueden generarse propuestas que muevan la vida de un municipio montañoso.

Lázaro Magdiel Capote Pérez, profesor de Historia de la Universidad de Ciego de Ávila, y Yined González Rodríguez, estudiante de quinto año de la licenciatura de Historia-Marxismo, se suman al debate para opinar que en cuanto a las opciones televisivas se debe ganar en creatividad. Señalan como buena propuesta el policiaco U.N.O. porque acercó al trabajo de los órganos policiales y mostró a la sociedad cubana con sus matices.

Joan Cabo Mijares, miembro del Buró Nacional de la UJC, al frente de la esfera ideológica, explicó a JR que respecto a cultura y recreación existen alrededor de 1 900 propuestas desde la base de lo que se puede hacer para mejorar los espacios y el producto cultural que llega.

Cabo comentó que se han analizado los planteamientos para concentrarlos a través de un estudio de tendencias. Hoy existen 25 acciones definidas que tendrán un impacto en la vida cultural y en la recreación, y próximamente deben implementarse. Ahora se discute con los ministerios relacionados qué más puede hacerse para transformar la situación.

Dijo además que, en la etapa previa al Congreso trascendió el deterioro de un grupo de espacios que pudieran ponerse en función de la recreación, para lo cual no se requieren tantos recursos, sino una visión más integral. Son áreas deportivas, de baile, de baño, que están en mal estado pero con esfuerzo e inteligencia se pudieran recuperar.

Se está proponiendo, al Ministerio de Turismo, los Gobiernos territoriales y otras organizaciones, la creación de paquetes turísticos con iniciativas históricas que funcionen para recrearse, formar valores y con las condiciones indispensables para sentirse bien. Hemos pensado en un sistema de trabajo con el Ministerio de Cultura que discuta las políticas culturales relacionadas con los jóvenes y las oportunidades de los noveles artistas. Estas nuevas propuestas deben transformar el escenario, afirmó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.