Los nuevos horizontes de la Juventud - Cuba

Los nuevos horizontes de la Juventud

El éxito en la implementación de los acuerdos del X Congreso de la UJC estará en la madurez con que se asuma ese proceso, en la agudeza con que lo vean los dirigentes a todos los niveles, y en la seriedad con que se trabaje

Autor:

Yuniel Labacena Romero

La Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) se va acercando cada vez más al propósito de representar los intereses y aspiraciones de todos los jóvenes cubanos. Paso a paso ha ido construyendo las vías para que lo anterior deje de ser una consigna y existan los espacios que garanticen la participación real y efectiva de cuantos estén dispuestos a aportar al presente y futuro de su patria.

Lo dijo hace solo unos meses José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido, en la clausura del X Congreso de la organización, y en ese camino esta continúa moviéndose, pues el cónclave no ha terminado. Lo demuestra lo mucho que se avecina para cumplir los acuerdos emanados de esa cita trascendental, en un escenario que tendrá que ser igual de inclusivo, aportador y reflexivo.

La vanguardia política juvenil no esperó al 19 de julio, cuando terminó la sesión plenaria del Congreso, para sentarse a evaluar lo que debía cambiar de cara al futuro. Se sacudió mucho antes, y de todo el proceso previo hasta llegar al nivel nacional se originaron 59 acuerdos, en los cuales se centran las principales líneas de trabajo para los próximos cinco años, como se afirmó en el II Pleno del Comité Nacional, celebrado recientemente.

Según Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, de los acuerdos mencionados, el 71 por ciento tiene su solución en la base, mientras que el 23 por ciento se resolverá a nivel de municipio, cuatro en las provincias y solo un dos por ciento a nivel de nación, estos últimos relacionados esencialmente con políticas a estas instancias.

«La mayoría compete a la UJC cumplirlos, pero el resto depende en buena medida de organismos e instituciones, con los cuales se coordina y trabaja en estrecha unión, para llegar a acciones concretas. Algunos, incluso, rebasan las competencias de una entidad, organismo, y devienen prioridades que la sociedad en pleno y sus instituciones han de asumir en conjunto, con sistematicidad e integración», explico a Juventud Rebelde.

Al indagar con la dirigente juvenil, de forma detallada, sobre lo mucho que se debatió en el II Pleno, precisó que de los acuerdos, la mayoría corresponden a las esferas ideológica y educacional, y después le siguen las de jóvenes trabajadores y combatientes, y la de funcionamiento. De estos, 41 implican a las organizaciones estudiantiles y movimientos juveniles. Los temas de mayor demanda siguen siendo perfeccionar la vida interna, estructuras y quehacer de la UJC, y el consumo cultural y la recreación.

«Hemos diseñado más de 250 acciones, bien para cumplir los acuerdos, o para seguir de cerca aquellos cuya ejecución es a mediano y largo plazos, y los que habrá que cumplir de forma permanente. En cada acción pensada están representados no solo los cerca de 600 delegados e invitados al Congreso —celebrado en julio último en la capital—, sino cada uno de los jóvenes que hicieron parte del proceso orgánico, en los espacios creados a todos los niveles en centros laborales y estudiantiles.

«A cada organización de base llegará un tabloide con los acuerdos del X Congreso y las acciones que se deben acometer en cada estructura para su cumplimiento. Además hemos diseñado un material audiovisual que contiene los principales momentos e intervenciones realizadas por los delegados, invitados y la máxima dirección de la Revolución en la cita nacional. Será esa una manera de trasladar a cada joven lo que sucedió en La Habana.

«El camino por recorrer es largo, pero muy necesario si queremos lograr una organización que verdaderamente represente los intereses y aspiraciones de todos sus jóvenes. ¿Cómo lograrlo? En el caso de la militancia será disciplinándola y creciendo con nuevos jóvenes, y en el resto del universo juvenil, trabajando en políticas públicas donde ellos se vean representados por parte de la Juventud Comunista», manifestó.

—¿Cómo lograr que se implementen las acciones aprobadas en el II Pleno del Comité Nacional?

—Mucho antes de la realización del II Pleno, conformamos un cronograma de trabajo para implementar los acuerdos y sus acciones. Realizamos encuentros con los ministerios, organismos e instituciones, profundizando en la estrategia individual que se debe adoptar para su cumplimiento. Además conformamos una comisión nacional que tiene a su cargo la evaluación de las acciones presentadas por las esferas de trabajo, y varias comisiones permanentes dentro del Comité Nacional para seguir bien de cerca cada estrategia trazada.

«Ahora desarrollamos los encuentros del Buró Nacional de la UJC por provincias, para explicar los resultados del Congreso, los acuerdos adoptados, las prioridades para los próximos cinco años y el método para cada una de las tareas. En noviembre y diciembre se realizarán reuniones de secretarios generales en los municipios, para evaluar la marcha de los acuerdos a ese nivel.

«Luego, en enero y febrero de 2016, desarrollaremos un proceso postcongreso en todos los comités de base, donde cada uno de ellos pueda analizar qué se planteó en su radio de acción, cómo se está cumplimiento, a quiénes se involucró y cuánto falta para solucionar los problemas. Esos debates cerrarán con una gran Conexión necesaria y las celebraciones por los cumpleaños de la Organización de Pioneros José Martí y de la Juventud Comunista, en abril».

Muy sugerentes

Muchas son las noticias positivas que depara el cumplimiento de los acuerdos del Congreso. En materia de recreación, por citar un ejemplo, a partir del próximo año se realizarán campamentos de verano en cada provincia y con sedes nacionales: uno en el oriente y otro en la capital. Según la Primera Secretaria del Comité Nacional de la UJC, esta experiencia, que se había aplicado en territorios como La Habana y Camagüey, básicamente con fines académicos, se extenderá a todo el país e incluso se podrá ir de un territorio a otro.

Puntualizó la dirigente juvenil que «en cada municipio crearemos las brigadas artísticas juveniles, en coordinación con la Brigada de Instructores de Arte José Martí.

«Esto lo realizaremos con el fin de promover una recreación más variada, y en ello propiciaremos mayor protagonismo a proyectos culturales y deportivos nacidos en las comunidades», dijo, y destacó el impacto positivo que han tenido las cruzadas artístico-literarias organizadas por la Asociación Hermanos Saíz.

Igualmente añadió que se revitalizarán las acciones productivas de la juventud, lo que incluirá la conformación de contingentes, sobre todo de manera ordenada y siempre que las condiciones de los territorios lo permitan, atendiendo a sus mayores necesidades, especialmente para contribuir a la economía.

Iniciativas como acampadas, ascensos, rutas, caminatas, diálogos de generaciones y concursos, que hasta la fecha desarrollaba el Movimiento Juvenil Martiano, se extenderán a todas las provincias para desde el pensamiento del Apóstol conocer la historia patria.

«También se ha creado un grupo multidisciplinario que tiene la responsabilidad de implementar la estrategia de comunicación de la UJC, aprobada hace unos meses, y también de visibilizar lo que estamos haciendo, para borrar ese eslogan de que la UJC solo es actos, cotización, actas… Se va a abrir el portal digital del Comité Nacional para seguir interactuando con los jóvenes y ponderando el sitio web Soy Cuba.

«Además, se hacen evaluaciones para seguir contribuyendo al acceso a las nuevas tecnologías, no solo desde el acompañamiento a las políticas que tiene diseñadas el país para la informatización, sino también dirigidas a las diversas enseñanzas, como sucede en la Educación Superior», afirmó Yuniasky Crespo, quien agregó que se promoverá la producción de materiales audiovisuales de calidad sobre temas que interesen a los jóvenes», dijo.

La utilización de símbolos, el apego a las raíces y la defensa del culto a lo cubano, desde el realce de la imagen Cuba, fueron también de los temas más demandados, y en consonancia, Crespo Baquero significó que para el próximo año se estudian variantes para que los jóvenes puedan adquirir banderas cubanas y otros símbolos con la imagen Cuba, a precios más asequibles. En relación con esto destacó que durante el II Pleno, 300 centros con alta concentración de jóvenes recibieron una bandera cubana.

También informó que en el caso de los dirigentes juveniles se ofertarán carreras universitarias para que continúen su superación.

«Propiciaremos asimismo la participación de los dirigentes estudiantiles en los espacios donde se define la demanda de fuerza laboral; realizaremos talleres de intercambio de experiencias con adiestrados y recién graduados; habrá actividades de disfrute en las instalaciones pioneriles; se propondrá al Mined la evaluación del plan de estudios para elevar el nivel de formación del obrero calificado, así como, de conjunto con el Inder, se reevaluará la continuidad de estudios para los egresados de las escuelas de deportes, de modo que puedan acceder a carreras técnicas a partir del noveno grado».

Crespo Baquero significó que son muchas las acciones, pero lo más importante es que sean medibles y se cuente con un proceso de seguimiento, control y cumplimiento cabal. «Nadie puede pensar que se cumplirán en cada lugar del país de la misma forma. Cada territorio y estructura tendrá que implementarlas en función de sus necesidades y sobre todo involucrando a los jóvenes y los organismos que tienen una responsabilidad directa con estos.

«Para ello es importante que los dirigentes juveniles a todos los niveles de dirección hasta el secretario general del comité de base, participen activamente en los espacios de toma de decisiones con la intención de trasladar las preocupaciones y planteamientos de nuestros jóvenes.

«El éxito de este nuevo proceso estará en la madurez con que se asuma, en la agudeza con que lo veamos y en la seriedad con que trabajemos. Esas son claves fundamentales y reclaman a la vez de mucho amor, optimismo y deseos de hacer y de aportar. El X Congreso no ha concluido; el espíritu transformador que nos acompañó hasta julio ha de primar en lo mucho que resta por hacer».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.