Como la vida misma

Los Lineamientos que regirán nuestro quehacer económico y social hasta 2021 son ahora más exactos. Y tal vez lo sean más en los próximos meses, cuando se sometan a debate por las organizaciones de base del Partido y la Juventud

Autor:

René Tamayo León

Cuba toda, en su decir y hacer, en sus anhelos y  preocupaciones, en sus avances y errores, está presente por estos días en los salones del Palacio de Convenciones.

Se le ve corporizada, como la vida misma, en los rostros curtidos o lozanos, negros o blancos, achinados o mestizos, femeninos o varoniles de los más de mil delegados y delegadas, invitados e invitadas que participan en el 7° Congreso del Partido.

Cuba se multiplica aquí. Está en el tono de voz de cada región; en las risas e ingeniosidades de cada cual, en la energía y la locuacidad de todos, en la contundencia y la prolijidad de argumentos que desgranan al plantear sus criterios en las comisiones de trabajo o durante los intercambios espontáneos en los momentos de receso.

Obreros, campesinos, combatientes, científicos, artistas y otros trabajadores del sector intelectual, dirigentes políticos y de las organizaciones de masas, empresarios y empresarias, emprendedores y cooperativistas de las nuevas formas de gestión, son reflejo de lo que acontece en cada rincón del país, portavoces de los criterios de los millones de compatriotas que representan. Son ejemplos de ciudadanos, de patriotas, de revolucionarios, de militantes comunistas.

El 6° Congreso fijó el derrotero de lo que se ha estado haciendo con tesón, no sin pocos tropiezos, durante los últimos cinco años. Constituye un camino que ahora se continúa con la actualización de los lineamientos y la elaboración de otros documentos cruciales que allanan aún más el propósito mayoritario de la nación de construir un modelo económico y social socialista próspero y sostenible.

Un ejemplo de los debates fructíferos y certeros que se han verificado durante lo que va de Congreso, que concluye mañana, fue la Comisión 3, que se encargó de configurar el proyecto de Informe sobre los resultados de la Implementación de los Lineamientos de la política económica y social del Partido y la Revolución aprobados en el 6° Congreso, y su actualización para el período 2016-2021, cuya relatoría será presentada hoy al plenario.

Durante el estudio y discusión del documento (que también incluyó la Evolución de la economía en el quinquenio 2011-2015), los 312 delegados y 112 invitados que integraron este grupo de trabajo realizaron 52 propuestas, 37 de las cuales fueron aprobadas y 15 rechazadas por el voto unánime o mayoritario de ellos mismos.

Ninguna obra humana es perfecta, siempre podrá ser mejor, pero la discusión abierta y democrática en este grupo de trabajo permitió afinar mejor el documento, especialmente lo relativo a la Actualización de los lineamientos para el quinquenio que ahora comienza.

Esta será la guía del trabajo de la nación en lo económico y social en esta etapa. Tras ser analizada previamente por los delegados e invitados en reuniones efectuadas en las provincias, ahora no solo se perfilaron mejor las propuestas, sino que también surgieron otras nuevas en los más diversos ámbitos.

Se propuso y aprobó, por ejemplo, un lineamiento dirigido al perfeccionamiento de la contabilidad en el país; y se enfatizó y puso con todos los puntos y las íes —para jerarquizar su solución—, los problemas con el pago puntual a los productores agropecuarios, porque la morosidad en honrar los débitos no solo tiene un impacto negativo en la comercialización, sino que desestimula a los campesinos.

Fieles a la tradición humanista y solidaria de la Revolución, se llegó también al detalle de resaltar, en lo relativo a las industrias locales, la atención a los establecimientos de ese tipo donde laboran personas que requieren de atenciones especiales debido a sus minusvalías.

Los Lineamientos que regirán nuestro quehacer económico y social hasta 2021 son ahora más exactos.

Y tal vez lo sean más en los próximos meses, cuando se sometan a debate por las organizaciones de base del Partido y la Juventud, las organizaciones de masas y otros sectores sociales, la Conceptuación del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista y las bases para el Plan nacional de desarrollo económico y social hasta 2030.

Tras el debate en el 7° Congreso, la discusión popular de estos documentos podría variar los lineamientos que ahora se aprueban. Pero será, sin dudas, para mejor.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.