Tarjetas MasterCard operacionales en cajeros automáticos cubanos

Primera Conferencia sobre Transferencias Monetarias Internacionales en La Habana es vista como un importante paso en esta materia, pese a la persistencia del bloqueo de EE. UU. y las restricciones legales en el ámbito financiero que obstaculizan la normalización de las relaciones en el sector

 

Autor:

Ledys Camacho

Desde este lunes las tarjetas MasterCard, emitidas por bancos no estadounidenses, además de las de Stonegate Bank y el Banco Popular de Puerto Rico, podrán emplearse para realizar todo tipo de operaciones en la red de cajeros automáticos ubicados en la capital cubana, de acuerdo con las solicitudes oficiales para su procesamiento en el país.

Lo anterior lo dio a conocer Irma Margarita Martínez, vicepresidenta primera del Banco Central de Cuba (BCC), durante la Primera Conferencia sobre Transferencias Monetarias Internacionales (IMTC Cuba 2016) que, organizada por una compañía consultora estadounidense y en el contexto del proceso de normalización de las relaciones entre los dos países, sesiona del 27 al 29 de junio en el hotel Meliá Cohíba, en la capital antillana.

En declaraciones a la prensa durante la jornada inaugural de la Conferencia, la Vicepresidenta Primera del BCC afirmó que este anuncio es posible gracias a la solución de asuntos financieros y legales que estaban pendientes.

También la novedad responde —dijo— a la gestión de entidades cubanas encargadas del procesamiento de MasterCard y del proveedor externo que les facilita tramitar sus operaciones. Apuntó que esta nueva posibilidad se suma a la ya existente en los comercios y bancos mediante las Terminales de Puntos de Venta (POS), servicios que se irán ampliando gradualmente a todo el territorio nacional.

Indicó la funcionaria que el país está en condiciones de incorporar a su red las tarjetas emitidas por bancos de EE. UU. que lo soliciten, y aclaró que todavía no hay transferencias en dólares estadounidenses entre Cuba y la nación norteña, pero ya hoy se prueban sistemas y hay algunas aproximaciones en función de que sea un proceso seguro y eficaz.

La funcionaria puntualizó que desde marzo último se autorizó por parte de EE. UU. el uso del dólar estadounidense en las transacciones de Cuba, pero ninguna se ha concretado, porque ello requiere que las instituciones bancarias cubanas tengan cuentas en bancos de aquel país, y eso todavía no es posible por las restricciones del bloqueo.

Hasta la fecha, el Stonegate Bank es la única entidad financiera estadounidense autorizada a emitir tarjetas para ser usadas en Cuba y el primer y único banco estadounidense en establecer una relación comercial con nuestro país, en particular con el Banco Internacional de Comercio (Bicsa), desde julio de 2015.

Según Tania Fernández, quien atiende a la Mayor de las Antillas en esa entidad estadounidense, ya se han emitido unas 500 tarjetas nuevas para su uso en la Isla.

Al foro en La Habana asisten, puntualizó Irma Margarita Martínez, unos 80 representantes de compañías y firmas de 14 naciones vinculados al sector de las remesas monetarias y los servicios financieros.

Por Cuba participan especialistas y directivos del Banco Central y de la entidad financiera no bancaria Fincimex, como líder en la Isla en la actividad de remesas internacionales, así como otras instituciones del sistema bancario nacional.

La Vicepresidenta Primera del BCC subrayó que hoy se imponen tiempos de desarrollo tecnológico con crecimiento a ritmos acelerados y su aplicación en todos los sectores facilita la vida de las personas, en este caso de quienes acceden a los servicios financieros.

Aseguró que el evento constituye una oportunidad para dar a conocer las particularidades de la actividad financiera y mostrar las posibilidades del mercado cubano de garantizar un flujo seguro en las transferencias monetarias, además de propiciar el intercambio de experiencias y asuntos de interés sobre la industria de pagos y remesadoras internacionales.

«El BCC como máximo órgano regulador del sistema financiero y bancario intenta mantener un enfoque que preserve la viabilidad de los productos y servicios que ofrecen nuestras instituciones al promover, por una parte, la necesaria inclusión financiera y, por otra, el cumplimiento de los requisitos razonables de control, supervisión y seguridad, en correspondencia con los estándares internacionales», aseguró la funcionaria.

«En el foro participan compañías de EE. UU., en el nuevo contexto de los nexos entre ambos países, como parte de la construcción de una relación de nuevo tipo beneficiosa para los dos, así como para la región y el mundo», aseveró Martínez.

Puntualizó que aun cuando persiste el bloqueo y en el ámbito financiero y bancario están presentes restricciones legales que obstaculizan la normalización de las relaciones en el sector, la posibilidad de realizar el foro es un paso dentro del camino que en esta materia deberá fraguarse.

Hugo Cuevas-Mohr, director de la IMTC & Mohr World Consulting, declaró que estas conferencias se especializan en temas del sector y permiten examinar tendencias futuras de la transferencia de dinero de los migrantes, al calificar el envío de remesas como herramienta de desarrollo para el ahorro y la inversión.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.