Hay que ser siempre un revolucionario activo

Ese fue uno de los principales llamados que hiciera el Primer Vicepresidente  cubano Miguel Díaz-Canel en el Consejo Nacional de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

En todo momento hay que ser un revolucionario activo. Ese fue uno de los principales llamados que hiciera el miembro del Buró Político Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al retomar uno de los planteamientos manifestados este miércoles en la sala teatro del Museo Nacional de Bellas Artes.

Ocurrió en medio del Consejo Nacional de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), que sesionó en dicha institución y evidencia el seguimiento sistemático a los acuerdos emanados del 7mo. Congreso de la organización, relacionados con la creación artística y literaria, y su promoción, pero también con el funcionamiento de nuestra sociedad.

En este encuentro —el quinto de su tipo después del cónclave—, donde se hallaban además Roberto Montesinos Pérez, jefe del Departamento de Cultura y Propaganda del Comité Central, y Abel Prieto, titular de Cultura, la presidencia de la Uneac, encabezada por el escritor Miguel Barnet, puso al día a los integrantes del Consejo sobre el reciente proceso de balance efectuado en los comités provinciales.

En ese contexto, Díaz-Canel enfatizó en que para que sea superior el quehacer de la Uneac tiene que ser aún más adecuado el funcionamiento de las instituciones culturales, las cuales deben sostener un diálogo superior y sistemático con los creadores.

Es fundamental que continuemos debatiendo en estos espacios, dijo, pero sobre todo en las calles. Sabemos que todos no avanzaremos igual, ni tendremos la misma convicción ni el mismo dominio de los temas, pero no podemos dejar de ofrecer todos los argumentos para seguir más unidos, convenciendo, sumando.

Apuntó que el Consejo Nacional de la Uneac que acaba de finalizar expresa la conciencia que poseen nuestros escritores y artistas de que debemos prepararnos para enfrentar mejor la perversa batalla ideológica, cultural y económica a la que estamos sometidos constantemente.

A todos nos queda clara la intención de los enemigos de los movimientos progresistas de América Latina de querer implantar una plataforma de restauración del modelo neoliberal que pretende minimizar el papel del Estado y propugna la no existencia de las instituciones; que trata de homogenizar, de estandarizar la cultura. La manera que tenemos para evitarlo es preservando nuestra identidad, defendiéndola en todos los espacios, insitió el alto dirigente.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.