¿Qué cambiarías y mantendrías del Parlamento cubano? (+ Fotos)

Con esta interrogante a cuestas, Juventud Rebelde salió en busca de jóvenes diputados y los entrevistó en el marco del IX período ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en su VIII legislatura

Autor:

Loraine Bosch Taquechel

Por estos días los pasillos y salas del Palacio de las Convenciones de La Habana se convierten en el espacio por excelencia para el debate de diputadas y diputados cubanos.

Allí se analiza un país y sus problemáticas, a la vez que se proponen estrategias y se toman acuerdos para que esta sea una mejor sociedad.

En medio de ese contexto, los jóvenes emergen en el rol de protagonistas activos. Agotan los temas con sus análisis exhaustivos, analizan desde el prisma y el criterio fresco de sus veinte o treinta años, y, de paso, se toman unos minutos para responder a las inquietudes de JR que, esta vez, se acercó a ellos como parte de nuestra cobertura especial, con una pregunta: ¿Qué cambiarías y mantendrías del Parlamento cubano?

A sabiendas de que toda obra humana es perfectible, los jóvenes parlamentarios accedieron a compartir sus opiniones.

[Conozca aquí a todos los diputados cubanos]

Foto: Roberto Ruiz

Reydier Bernal Gómez, diputado de Bayamo, Granma, graduado de Licenciatura en Derecho y con 26 años de edad, nos dice: «El parlamento debería sesionar más. Nos pasamos un período muy largo sin sesionar y la sociedad necesita de muchos cambios; de una mayor labor en materia de lo que a la Asamblea le corresponde, que es legislar en el país».

[Lea esta entrevista de cuándo Bernal Gómez fue electo diputado]

El también vicefiscal jefe del municipio de Bayamo, comentó que él mantendría la forma en qué se eligen nuestros diputados: «Hoy existe una amplia representación juvenil y la IX Legislatura tendrá más, a partir de lo que ha expresado nuestro presidente y la generación histórica de la Revolución de que los jóvenes continúen esta obra, porque en ellos radica la garantía del futuro.

«En muy pocas partes del mundo sucede que personas tan jóvenes representen a su pueblo en un parlamento, es por ello que esta responsabilidad también fue un reto para mí. Nosotros tenemos que prepararnos mucho, porque estamos en contacto directo con la gente y, en cada espacio, la sociedad nos mira como aquel que puede explicarle y responder el problema que plantean», concluye Bernal.

Foto: Roberto Ruiz

La diputada de Guantánamo, Idaliena Díaz Casamayor, opinó que ella conservaría la diversidad y heterogeneidad que tienen cada una de las comisiones del Parlamento cubano, así como la integración entre ellas; aunque refirió la necesidad de avanzar en el trabajo que despliegan esas mismas comisiones pues el quehacer «debe ser más intenso, para cumplir realmente la función que tienen».

[Recomendamos: 25 preguntas y respuestas sobre nuestro sistema político]

Ella, que también atiende los Consejos Populares en la secretaría de la Asamblea Municipal del Poder Popular de su provincia, comentó que el papel de los diputados debe ser más activo en sus territorios.

«Debemos realizar talleres, más audiencias públicas a partir de los temas que abordan cada una de las comisiones y que no siempre le llegan a la población. De igual forma, los debates deben resultar en acuerdos mucho más propositivos y concretos, porque al final ese es el impacto de lo que hemos estado discutiendo, trabajando, controlando y fiscalizando», argumenta la joven de 28 años, quien también fue la delegada más joven al VII Congreso del Partido.

Foto: Roberto Ruiz

Por su parte Yuliesi Cruz Durán, diputado de la provincia de Camagüey, cree que la Asamblea Nacional debe tener un trabajo más sistemático, y que se reúnen muy poco.

«Debería existir un mayor número de diputados que se dediquen a tiempo completo a la legislación, al control de nuestras leyes y políticas del estado: cómo se cumplen e implementan. Es decir, que estén dedicados cien por ciento al trabajo en la Asamblea,» afirma este diputado de 31 años de edad.

En los proyectos profesionales de Cruz Durán nunca estuvo el ser diputado: «Jamás lo tuve entre mis metas, pero ha sido la más grande tarea y la más intensa que he debido cumplir. Ser diputado me ha aportado profesionalidad, y más compromiso con la Revolución», agrega.

Cuando le preguntamos qué es lo que más aprecia del Parlamento cubano, explicó que su forma popular y democrática de funcionar.

Foto: Roberto Ruiz

Minutos antes de continuar el debate en las Comisiones Permanentes que ahora mismo sesionan, dialogamos con la diputada guantanamera de 27 años Liaena Hernández Martínez, quien nos comentó que si tuviera que elegir, mantendría por siempre el hecho de que realmente estén representados los delegados de base y todos los sectores del país, lo que constituye una fortaleza de la Asamblea Nacional, pues la integran personas elegidas directamente por el pueblo.

Mantendría, además, la fuerza protagónica que se le ha dado a las mujeres y cómo se han empoderado.

En lo referido a los cambios, esta joven explicó que transformaría algunas cosas.

«El hecho de que legislamos muy poco, y el parlamento existe para legislar. Hay muchas cosas que discutir, pero el tiempo y el espacio en el que trabajamos es muy apretado. Asimismo, el que estemos representados por diputados que no son delegados de base, y que son elegidos por municipios y provincias en las que no viven, pues al final no acaban siendo un representante local.

También narró cómo, a veces, los debates en Asamblea se extienden en temas que no coinciden con la agenda pública: «Y la asamblea existe para ser la voz de la gente, del pueblo, para poner a rendir cuentas a los ministerios, para hacer que las políticas se cumplan», alega.

Foto: Roberto Ruiz

Casi al terminar el diálogo expuso que reduciría el número de diputados, por la cantidad de recursos que se necesitan para cada sesión de la ANPP; y que para el trabajo en las comisiones los diputados deberían ser liberados a tiempo completo, pues se trata de una actividad que requiere de mucha responsabilidad y es muy complicado de conjugar en el tiempo disponible con la vida laboral normal, y las responsabilidades de control, fiscalización, y atención a la población.

Jóvenes diputadas en las comisiones de trabajo. Foto: Roberto Ruiz

Intercambio en los pocos ratos de receso entre debates. Foto: Roberto Ruiz

En la Comisión de Educación, cultura, ciencia y tecnología y medioambiente. Foto: Roberto Ruiz

Debate hasta en los segundos de descanso. Foto: Roberto Ruiz

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.