Los crímenes imperialistas permanecen impunes

En el aniversario 20, recuerdan el atentado terrorista que mató al joven italiano Fabio Di Celmo

Autor:

Luis Hernández Serrano

«Con profundo dolor recordamos la muerte de Fabio Di Celmo, un crimen que engrosó la lista monstruosa del terrorismo alentado y financiado por los gobiernos de Estados Unidos desde los primeros años del triunfo de la Revolución».

Así declaró Fernando González Llort, Héroe de la República de Cuba y presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en el acto efectuado en la sede habanera de la institución, por el aniversario 20 del atentado que en el hotel Copacabana cegó la vida del joven empresario italiano de 32 años.

«En cifras no se puede contabilizar el sufrimiento de Giustino Di Celmo, su esposa Ora y los hermanos de Fabio, Tiziana y Livio, y de tantas familias cubanas afectadas por los terroristas. La pérdida de un ser querido es una cicatriz incurable, más cuando los crímenes permanecen impunes y protegidos los autores confesos de estos hechos».

González Llort argumentó la obligación de recordarle a Estados Unidos la deuda histórica que tiene con Cuba. «No olvidaremos el sabotaje al vapor francés La Coubre, con más de cien muertos y 400 heridos; los horrendos crímenes de las bandas contrarrevolucionarias en El Escambray y otros lugares; los 73 muertos de la voladura del avión de Cubana en pleno vuelo; los ataques a instalaciones y embarcaciones pesqueras; los ametrallamientos y bombardeos a ciudades, pueblos y centrales azucareros; la epidemia de dengue hemorrágico que introdujeron y que provocó 158 fallecidos, entre ellos 101 niños; la guerra biológica a personas, animales y cultivos, ni tampoco los intentos de atentados contra los principales dirigentes revolucionarios, como los más de 600 contra el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz».

En el acto, la historiadora, escritora y profesora universitaria Acela Caner Román, autora del libro El muchacho del Copacabana, leyó una carta escrita por Tiziana Di Celmo, hermana de Fabio, quien reside en Italia, en la que decía: «No estoy con ustedes físicamente, pero sí mi corazón, que se ha quedado para siempre en vuestro hermoso país y que Fabio y mi padre amaron tanto».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.