Reinician operaciones turísticas en cayería al sur de Ciego de Ávila

Irma no afectó la infraestructura hotelera de Jardines de la Reina, donde se han recibido más de 2 000 viajeros este año, atraídos por una de las áreas marinas mejor conservadas del Caribe

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

JÚCARO, Ciego de Ávila.— La empresa cubana Marina Azulmar, de conjunto con la firma italiana Sweet Spa, reinició las operaciones turísticas en el archipiélago de Jardines de la Reina —al sur de Ciego de Ávila— tras el paso del huracán Irma, con el envío de los primeros viajeros hacia las instalaciones náuticas ubicadas allí.

Emigdio González Gómez, director adjunto de la Marina Azulmar, informó del envío de los primeros 11 clientes hacia el hotel flotante ubicado a 42 millas del puerto de Júcaro, donde se realiza la práctica de buceo y la pesca al vuelo, modalidad deportiva que consiste en la captura, marcaje y posterior liberación del ejemplar.

Junto con Sweet Spa, que posee presencia en 54 países, la entidad cubana opera con yates de mediano y gran porte, que, junto con el hotel flotante, totalizan 80 habitaciones de alto estándar, medios que fueron resguardados ante la cercanía del ciclón y puestos de inmediato de alta al decretarse la fase recuperativa.

En estos momentos se prepara un segundo envío, compuesto por 34 turistas, bajo la modalidad de vida a bordo en las embarcaciones, como parte de un producto único en el país, dirigido a un segmento de mercado de altos ingresos, interesado en los valores medioambientales y que este año ha llegado a mover a unos 2 300 viajeros hacia los cayos del sur avileño.

González Gómez explicó que el gran atractivo de las operaciones se encuentra en el alto grado de conservación de la cayería de Jardines de la Reina, donde existe un Parque Nacional de más de 2 000 kilómetros cuadrados con 250 islotes vírgenes y fondos marinos considerados entre los más conservados del área del Caribe, bajo supervisión de la Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna y el Centro de Investigaciones de Ecosistemas Costeros de Cayo Coco, adscrito al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma).

Además de estos cayos avileños, Azulmar y Sweet Spa realizan operaciones de turismo náutico en la Ciénaga de Zapata, Cayo Largo del Sur, Isla de la Juventud y Cayo Cruz, al norte de la provincia de Camagüey, en tanto se exploran nuevos mercados en América Latina y Europa.

Recuperan viales en la cayería norte

Fuerzas del Contingente Roberto Rodríguez «El Vaquerito», perteneciente a la Empresa de Construcciones Militares, trabajan en la reparación del sistema de viales de la cayería norte de la provincia, cuyas afectaciones por el huracán Irma se estimaron en más de 27 millones de pesos en moneda total.

Ernesto Ríos Cruz, director del Centro Provincial de Viabilidad, informó que el principal objeto de obra es el pedraplén de más de 20 kilómetros que une tierra firme con los islotes, cuyos puentes no sufrieron daños estructurales, pero sí se registraron afectaciones en otros elementos del viaducto.

De acuerdo con el levantamiento realizado, los principales perjuicios se verificaron en los aproches, un tipo de estructura que une la carretera sobre el mar con las plataformas de enlace y cuyas losas de hormigón fueron socavadas por los vientos de Irma en diez de los 13 puentes erigidos en el pedraplén.

Otras afectaciones en esa vía, las cuales totalizan los 17 550 000 pesos en moneda total, también se registraron en los abanicos de protección de los puentes, en 17 kilómetros de vías, en el desvío del puente 12, el cual se encontraba en construcción a la llegada del huracán, y en 23 kilómetros de escolleras, una barrera de rocas tendida en la base del vial para protegerlo del impacto de las olas.

Ríos Cruz explicó que por el pedraplén hoy se circula con limitaciones; y de mantenerse el ritmo de los trabajos se estima que el viaducto se encuentre restablecido para finales de este mes y principios de octubre, dentro de las acciones del país por poner en funcionamiento la infraestructura hotelera dañada por el ciclón con vistas al inicio de la próxima temporada de alta turística.

Una vez concluidos esos trabajos se pasaría a la reparación de 15 kilómetros de vías en la carretera de Cayo Coco con Cayo Guillermo, donde las tuberías de electricidad y las conductoras de agua fueron desenterradas por los vientos de Irma y removieron las estructuras de dos puentes, al registrarse rachas de 300 kilómetros por hora cuando el ojo del huracán transitó cercano a la zona de la cayería.

Otras labores se acometerían en el vial de Cayo Coco con Jigüey, el cual une a los islotes avileños con Cayo Cruz, en la provincia de Camagüey, y donde se dañaron seis kilómetros de pavimento y los aproches de tres puentes, conocidos por La Pasa y las Canalejas I y II.

Con relación a Cayo Paredón, otro de los islotes previstos en las inversiones turísticas, una brigada de El Vaquerito trabaja para reparar los aproches de dos puentes y recuperar los ocho kilómetros de movimiento de tierra, ya ejecutados ante la llegada del meteoro y que Irma se encargó de destruir por completo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.