Aumenta reserva de agua en embalses cubanos

Las estadísticas revelan aproximadamente un 68 por ciento de llenado, lo que se traduce en más de 6 000 millones de metros cúbicos de agua disponible

Autor:

Iviani Padín Geroy

Huracanes de potencia máxima. Terremotos. Tsunamis. Inundaciones por lluvias intensas. Sequías prolongadas. Olas de calor o frío. Pérdida de vidas humanas… Así puede caracterizarse el panorama mundial de los últimos años, situaciones que apuntan hacia una preocupante dirección: el cambio climático.

En el caso de Cuba, una de las mayores afectaciones asociadas al proceso está dada por los cada vez más frecuentes, intensos y duraderos períodos de sequía, incidiendo esta en todas las esferas de la vida, fundamentalmente en el ámbito económico.

Las buenas nuevas sobre el incremento de la disponibilidad de agua, tras las intensas lluvias asociadas al paso del huracán Irma por la costa norte de la Isla, constituyen un motivo de alivio para todos. La crisis hidrológica que se ha prolongado desde 2014 a la fecha parece acercarse paulatinamente a su fin, o al menos recesa.

Argelio Fernández Richelme, especialista principal del departamento de Servicio Hidrológico y Disponibilidad de Agua del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), comentaba a JR que los embalses, antes del paso del meteoro, almacenaban solo un 40 por ciento de la capacidad total a nivel de país, que es de 9 128 millones de metros cúbicos.

«Las estadísticas actuales revelan aproximadamente un 68 por ciento de llenado, lo que se traduce en más de 6 000 millones de metros cúbicos de agua disponible», expresó. Del total de 242 presas administradas por el INRH, fueron favorecidas 189. Sancti Spíritus, Villa Clara y Ciego de Ávila resultan los territorios más beneficiados por las precipitaciones.

Aclaró a propósito que cuando se produce una situación de déficit como la sufrida en los tres últimos años, se necesita no solo de un estado de precipitaciones que supere las variables prestablecidas, sino también de una constancia en las lluvias que impida la rápida evaporación del líquido, que es una característica climatológica de Cuba.

La presa en mostrar una mayor recuperación fue la Zaza, de Sancti Spíritus, cuyo llenado se incrementó en 774 millones de metros cúbicos con respecto a los 168 millones que acumulaba.

«Este embalse —el mayor del país—, que almacenaba solo el 17 por ciento de su capacidad total, hoy alcanza el 92 por ciento del  tope máximo. Su capacidad técnica admite 1 020 millones de metros cúbicos, más del doble del retenido por Mayarí (400 millones de metros cúbicos), segundo mayor en Cuba», afirmó.

Desde el punto de vista socioeconómico y de acuerdo con las dimensiones de su cuenca hidrográfica, la Zaza constituye el soporte de la Empresa Agroindustrial de Granos (EAIG) Sur del Jíbaro, por lo que la siembra de arroz en el territorio —uno de los principales productores del cereal— y el desarrollo agropecuario, dependen del abasto de agua que la presa sea capaz de propiciar a la red de canales.

La hidroeléctrica espirituana Zaza también debe su funcionamiento al reservorio, indicó Fernández Richelme, pues para su puesta en marcha resulta imprescindible una altura de agua mayor al volumen almacenado hasta agosto.

El embalse villaclareño Alacranes, tercero en capacidad de llenado, también incrementó significativamente sus reservas y se encuentra entre los 54 del país que alivian.

A pesar del aumento significativo de las reservas acuíferas en el país, el directivo alertó sobre la importancia en cuanto a administración racional en el consumo del preciado líquido, tanto en casas y negocios particulares, como en instituciones y entidades estatales.

Una oportuna conciencia de ahorro, basada en la previsión y preparación ante futuros períodos de sequía, resulta la alternativa más pertinente para los tiempos actuales, cuando el agua vuelve a ser un recurso accesible en Cuba, pero con progresiva tendencia al agotamiento a escala global.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.