Juventud Rebelde - Diario de la Juventud Cubana

Ahí viene el tren

Cuando este lunes salieron desde La Habana rumbo a la tierra del Guaso los primeros pasajeros en el viaje inaugural de los vagones «made in China», Juventud Rebelde conversó con el Director adjunto de la Empresa Ferrocarriles Oriente en Guantánamo 

Autores:

Haydee León Moya
Lilibeth Alfonso Martínez

GUANTÁNAMO.— El sueño era el tren nuevo y ya llegó. Este lunes salieron desde La Habana rumbo a la tierra del Guaso los primeros pasajeros en el viaje inaugural de los vagones «made in China» que deben sustentar la transportación ferroviaria desde Santiago de Cuba, Bayamo-Manzanillo, Holguín y Guantánamo, en una primera etapa.

Cualquiera diría que es una buena noticia, y estaría en lo cierto, y tal vez por eso Pedro Durruthy Martínez, director adjunto de la Empresa Ferrocarriles Oriente en Guantánamo, prefiere comenzar el diálogo con Juventud Rebelde por todo cuanto se ha hecho para esperar la llegada de los nuevos coches.

Asegura que desde hace meses se trabaja en el mejoramiento de las condiciones de las estaciones ferroviarias donde hará paradas el tren. Se refiere el directivo a la estación central de Guantánamo, Costa Rica, en El Salvador, y Reinaldo Brooks, del municipio santiaguero de Songo-La Maya.

Durruthy Martínez aclara que el mayor peso lo tiene, por supuesto, la estación de la ciudad, donde fueron movidas varias oficinas del salón de espera y ampliada la capacidad de este, de unas 400 a más de 700 personas.

Entre las buenas nuevas habla del mejoramiento de los baños, del cercado perimetral, la iluminación y sobre las labores de impermeabilización de las cubiertas. También, en esta etapa, refiere la capacitación a las seis ferromozas que aportará Guantánamo a estos viajes, que llevarán otras seis de la capital.

Otro trabajo importante al que hace referencia el directivo es la recuperación del taller Vanguardia Proletaria, sobre todo con la puesta en marcha del foso de revisión, donde los trenes se examinan técnicamente, y son higienizados y preparados de manera general para emprender el regreso.

Igualmente menciona el progreso en cuanto a calidad de marcha de las vías, desde el combinado de San Luis, en Santiago de Cuba, hasta la estación Guantánamo, que contempla 77,8 kilómetros de líneas. Estas labores deben terminar este lunes, y según el Director de Ferrocarriles Guantánamo, debe lograrse, pues lo que quedan son detalles.

Pero más allá de la historia de los preparativos, subyacen otros detalles que comprometen un desarrollo ferroviario completo, integral y con miradas que van más allá de las urgencias enfrentadas para abrir vía al nuevo tren.

—¿Se puede decir entonces que no hay nada, por la parte de Guantánamo, que limite la llegada y su circulación segura por nuestras vías en la fecha y hora previstas?

—Hoy no hay nada que lo impida. Solo terminar lo que estamos haciendo, que fue lo que se nos dijo tras el viaje de prueba, que trajo a la provincia una comisión evaluadora en la cual tomaron parte los fabricantes asiáticos.

—No siempre hay que darles crédito a los rumores, pero hay personas que aseguran que las construcciones en zonas aledañas a la estación pueden entorpecer el presente y el futuro del ferrocarril en la provincia ¿Tienen algún crédito estas preocupaciones?

—Todo está dentro de los parámetros establecidos. No tenemos limitaciones por esas construcciones, pues no impiden la entrada y salida del tren.

—Sin embargo, solo hay que mirar para darse cuenta de la cercanía que tienen muchas viviendas con las vías y, por supuesto, con el área donde permanecerá estacionado el tren cerca de dos horas.

—Ciertamente, en un momento determinado se autorizaron construcciones en un área que era del ferrocarril, y las personas que tenían que hacerle frente a eso, defender lo que les tocaba institucionalmente, no lo hicieron enérgicamente.

«Y ahí están las construcciones, que además tienen microlocalización y todos sus documentos en regla. Nosotros paramos eso y cercamos, porque si hubiéramos seguido permitiendo eso, el poco espacio que le queda al patio del ferrocarril estuviera lleno de casas».

—¿Entonces las casas sí afectan?

—Al tren nuevo directamente no. Pero sí al desarrollo vial futuro de la provincia. Nosotros, a raíz no solo de las casas aledañas a la estación, sino también por las que están a ambos lados de la vía hasta llegar a Oriente, no podemos por ejemplo tener ampliaciones, mejorar la curvatura de las líneas… nada. Eso ha estado conspirando contra toda nueva proyección, y así uno tiene que amarrarse a lo que está hoy, a lo que se puede hacer.

«Incluso aspiramos a que se nos apruebe un paso a nivel en Serafín Sánchez para permitir el tránsito vehicular durante las casi dos horas que el tren mantiene bloqueada la calle Moncada. Si eso se concreta, en esa zona los equipos tendrán que hacer un movimiento extraño, precisamente por esa falta de espacio para mejorar la circulación».

—Pero existe una regulación clara al respecto. Normas de seguridad mínima, no solo para los trenes, sino teniendo en cuenta a las personas que viven y trabajan en los alrededores de las vías…

—Sí, el decreto-ley 348 reconoce el derecho de faja de vía, que establece que la distancia entre el eje de la vía y el punto de desarrollo debe estar a 15 metros a ambos lados, como mínimo.

«Eso no se cumple. Sobre todo dentro de la ciudad, hay edificaciones que están a menos de cinco metros. Por eso también propusimos cercar esa zona, y solicitamos apoyo policial para evitar que las personas intenten subirse al tren para pasar o quieran hacerlo por la parte de abajo, curiosear, e incluso abordarlo sin pasaje o con equipaje no permitido.

—¿Por qué el tren no puede entrar completo en la estación; no estaría así más protegido?

—El tren viejo permitía que lo «partiéramos» en dos, pero en este caso, por los sistemas de enganche de los coches chinos, no es aconsejable hacerlo, pero además de eso es más largo, tendrá 12 coches y van a quedar fuera del área de la estación, es decir, en la calle, dos coches y la locomotora.

Le invitamos a ver la Cobertura especial que realizó un equipo de JR sobre el viaje inaugural La Habana-Santiago de Cuba:

Cobertura especial: A Santiago en tren (+Fotos y Videos)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.